Investigan cómo controlar las infecciones en granjas avícolas sin antibiótico

Investigadores del grupo de Microbiología Molecular de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), liderados por Montserrat Llagostera, participan en el proyecto europeo PhagoVet para estudiar nuevos métodos para el control bacteriano en granjas avícolas que evite usar antibióticos.

Dotado con 3,3 millones de euros, el proyecto Phagovet desarrollará tres productos a partir de bacteriófagos para luchar contra la ‘Salmonella’ y la ‘Escherichia coli’, que pueden afectar a las explotaciones de aves. Según ha informado la UAB, el proyecto busca desarrollar soluciones «eficaces y seguras» que supongan una alternativa al uso de antibióticos en producción animal.

Con más de 40.000 explotaciones avícolas, la Unión Europea es el máximo productor mundial de carne de aves de corral (unos 13,1 millones de toneladas cada año) y el segundo mayor productor de huevos (más de 11 millones de toneladas anuales). Además, la industria avícola europea genera 302.000 puestos de trabajo y tiene una facturación anual de 30 billones de euros.

La colibacilosis, provocada por la E. coli, es una enfermedad grave que afecta a las aves, que también son reservorios naturales de la Salmonella, bacteria responsable de la salmonelosis humana, con un impacto económico de tres billones de euros al año, según estima la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA). Además, los datos indican que diferentes prácticas, como el uso indiscriminado de antibióticos, han provocado un incremento de la resistencia antibacteriana.

El proyecto PhagoVet pretende desarrollar tres tipos de productos, un biocida y dos productos tecnológicos aditivos alimentarios producidos a partir de bacteriófagos, capaces de eliminar Salmonella y Escherichia coli de las explotaciones avícolas. Según la UAB, será la primera solución basada en fagos que puede permitir controlar, de forma natural y efectiva, las dos bacterias patógenas más comunes de la producción de aves, evitando los efectos secundarios y los residuos asociados al uso de antibióticos.

El grupo de investigación de la doctora Llagostera es un referente en la investigación en bacteriófagos y ya ha patentado y licenciado un producto para uso alimentario basado también en fagos, cuya entrada en el mercado se está ultimando. Además de la participación de la UAB, forman parte del proyecto el Centro de Calidad Avícola de la Comunidad Valenciana (Cecav), la consultora belga Vetworks Bvba, que proporciona soporte a proyectos de la industria animal y farmacéutica veterinaria, y la empresa polaca Phage Consultants, especializada en la producción de bacteriófagos a escala industrial.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018