Precios aceite: Llamamiento de Interóleo a la coordinación de los grupos comercializadores

El precio del aceite, lejos de aumentar, continúa en caída libre. Una crítica situación, totalmente injustificada, y que, de seguir así, abocaría a la ruina de todo el sector. Conscientes de esa realidad, Grupo Interóleo trabaja para frenar la irracional bajada de precios.

«A nuestro juicio, los grupos de concentración tenemos la obligación de coordinarnos para conseguir revertir esta situación», según destaca el presidente del Consejo de Administración de Interóleo, Juan Gadeo. «Almazaras privadas y cooperativas tenemos que trabajar para dar estabilidad a los precios del aceite dentro de los umbrales de rentabilidad, porque, desde una parte de la producción, no se está gestionando bien esta campaña. Ae puede comprobar, con datos objetivos, que por vender más barato no van a aumentar más el consumo ni las exportaciones».

Grupo Interóleo se basa en los datos de la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA), dependiente del Ministerio de Agricultura, y los compara con la media de las dos últimas campañas para confirmar que nos encontramos ante una situación incomprensible de caída de precios del 27%.

«Curiosamente, no se corresponde este descenso con el aumento de las exportaciones en esta campaña de sólo un 7%, superiores a la media de los dos años anteriores. Además, si comparamos las estimaciones del Consejo Oleícola Internacional para esta campaña, con respecto a la media de las dos últimas, comprobamos que existe un aumento de un 6,5% de la producción a nivel mundial y una subida del 3% del consumo en el mundo, por lo que el enlace de final de campaña no debe ser un motivo para vender con prisas. Todo ello frente al descenso del precio medio en España de un 27%. Por último, si comparamos esta campaña con la 2015/2016, cuyo nivel de producción fue similar a la actual, al precio de hoy le faltaría medio euro por kilo para llegar a los niveles de entonces».

Además, Grupo Interóleo constata que el precio, en un año, ha bajado un euro, mientras que las salidas de aceite son similares, unas 120.000 toneladas al mes. Por eso, además de hacer un llamamiento a la coordinación, insiste en reclamar prudencia a la hora de vender.

 Aceite de orujo de oliva y las biomasas del olivar

Por otra parte, el pasado 17 de mayo se celebró en Expoliva, Jaén, la 4º reunión de la Federación Europea de Aceite de Oliva y Biomasa del Olivar.

La asamblea contó con la presencia de Pedro Bruno Covo, diputado por Jaén de Agricultura y Medio, el cual trasladó a los presentes la importancia que tiene para Jaén el sector orujero, al ser la solución de los subproductos del olivar, valorizándolos y obteniendo aceite de orujo y biomasa del olivar.

Indicó también la gran preocupación existente en todo el sector del olivar por los bajos precios de los aceites de oliva, llegando en todos ellos a valores de comercialización por debajo de los costes de producción. Además destacó el alto coste económico que tiene para las empresas, privadas y cooperativas, la excesiva burocratización de la administración.

Durante la Asamblea se pusieron sobre la mesa los nuevos retos reglamentarios a los que se enfrenta el sector oleícola europeo en su conjunto. Sobre como perfeccionar la economía circular del sector del olivar, mediante la reutilización de los efluentes de las orujeras. Esta medida además de permitir aumentar la velocidad de procesado de las orujeras, permitiría el fertirriego de los campos de olivar aledaños a las extractoras.

Se discutió sobre que se podía hacer con el bajo precio del aceite de orujo de oliva, que como en el caso del aceite de oliva, está muy por debajo de los costes de producción, pero en esta ocasión en toda Europa y no sólo en España, y también se trató sobre los bajos precios de la biomasa del olivar, el orujillo, en este caso el país más afectado es España, con unas altas producciones y con difícil salida.

En la jornada se expuso que la única salida viable para España es la reconversión de las plantas de carbón en plantas de biomasa y la creación de nuevas plantas de mediana potencia < 15 MW, repartidas por las zonas de producción del olivar, en ambos casos, utilizando como principal biomasa el orujillo y los restos de poda, además de las biomasas forestales.

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018