La industria alimentaria ratifica el compromiso para mejorar la composición de más de 3.500 productos

 La Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB) y asociaciones sectoriales representadas en la Federación han ratificado esta mañana el Plan de Colaboración para la Mejora de la Composición de los Alimentos y Bebidas y Otras Medidas (2017 – 2020) junto al Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

El Plan, que  contempla la reducción de azúcares añadidos, sal y grasas saturadas, alcanza a más de 3.500 productos que en el promedio de la cesta de la compra aportan el 44,5% de la energía total diaria. Esta mejora de la composición nutricional se suma a los trabajos y al esfuerzo ya realizado con anterioridad por el sector en esta materia.

Este Plan fue adoptado hace un año entre la industria de alimentación y bebidas, la Administración y otros sectores –distribución, restauración moderna,  distribución automática y restauración social– como un ejemplo más de la colaboración público-privada para impulsar una oferta alimentaria más saludable y que responda a las demandas de los consumidores.

Los sectores que se han sumado a este acuerdo son aperitivos salados, bebidas refrescantes, bollería y pastelería, cereales de desayuno infantil, cremas, derivados cárnicos, galletas, helados, néctares de frutas, panes especiales envasados, platos preparados, productos lácteos y salsas.

“Hay que destacar el esfuerzo de las empresas que asumen este Plan y ponen al consumidor en el centro de su actividad, apostando, desde la autorregulación, por una oferta variada, amplia, de calidad y adaptada a todas sus necesidades e intereses”, ha señalado Tomás Pascual Gómez-Cuétara, presidente de FIAB.

En este sentido, hay que recordar que no todos los productos pueden ser reformulados por cuestiones tecnológicas, legales, de seguridad alimentaria, así como por los condicionantes en cuanto a sus propias características y propiedades organolépticas.

“La industria de alimentación y bebidas están en plena sintonía con los ejes de acción de la estrategia NAOS en la promoción de estilos de vida saludables. Como actor destacado económica y socialmente, mantenemos un papel muy activo en la mejora del bienestar y la salud de la población”, ha asegurado Tomás Pascual Gómez-Cuétara.

El presidente de FIAB también ha recordado que la formulación y la innovación de productos alimenticios deben formar parte de una respuesta mucho más global que también integre otros enfoques dirigidos a mejorar la salud de los ciudadanos y luchar contra la obesidad. Entre otras medidas, se han señalado acciones dirigidas a la formación de los consumidores y a la promoción de una dieta variada y equilibrada, la práctica de actividad física regular y estilos de vida saludables desde la infancia.

 

 

 

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018