Hogan ve indicios de mejora en el mercado citrícola y ASAJA protestará ante la CE este martes 19-F

El comisario de Agricultura y Desarrollo Rural de la UE, Phil Hogan, ve indicios de que la situación del mercado del sector citrícola mejorará en la segunda parte de la campaña.

Por otro lado, la organización agraria ASAJA se movilizará este martes 19 de febrero ante la sede de la Comisión Europea para demandar la cláusula de salvaguardia ante las importaciones de cítricos de terceros países, sobre todo Sudáfrica, Egipto, Marruecos y Turquía, y en petición de medidas de choque de las diferentes Administraciones ante los precios de ruina en origen.

La Comisión tiene conocimiento de que el arranque de la campaña citrícola en el sur de Europa ha sido débil por una serie de motivos: retrasos en la cosecha de las primeras piezas, abundancia de piezas de menor tamaño por la duración de las tórridas temperaturas estivales, escasa demanda en gran parte de Europa por las elevadas temperaturas a comienzos del otoño, lluvias copiosas e inundaciones y problemas fitosanitarios en determinadas regiones productoras.

Hay indicios de que la situación del mercado podría mejorar en la segunda parte de la campaña, gracias a la buena calidad de los cítricos de Europa meridional, al aumento del consumo a medida que bajen las temperaturas y a la absorción de las piezas de menor tamaño por parte de la industria transformadora una vez que llegue a su pleno rendimiento.

Por otra parte, en su respuesta, señala que “en el marco del Acuerdo de Asociación Económica (AAE) entre la UE y seis países ( Botsuana, Esuatini (antigua Suazilandia), Lesoto, Mozambique, Namibia y Sudáfrica)  de la Comunidad para el Desarrollo del África Meridional, las importaciones en la UE de naranjas frescas procedentes de Sudáfrica no han sido, ni serán liberalizadas durante el período comprendido entre el 1 de diciembre y el 31 de mayo, si bien siguen estando liberalizadas desde el 1 de junio hasta el 15 de octubre (se trata de una concesión ya otorgada en el marco del anterior acuerdo entre la UE y Sudáfrica) y se están liberalizando gradualmente durante un período de diez años, desde el 16 de octubre hasta el 30 de noviembre, en el contexto de una nueva concesión otorgada en el marco del AAE.

La CE indica que las importaciones de todos los demás cítricos, excepto limones, ya se habían liberalizado en el marco del anterior acuerdo entre la UE y Sudáfrica, que empezó a aplicarse en 2000. Sin embargo, se ha mantenido y se mantendrá la aplicación del sistema de precios de entrada, según el cual se aplica un derecho específico si el valor en aduana de la partida es inferior al precio de entrada institucional.

Hogan reconoce “puede adoptarse una medida de salvaguarda, como dispone el artículo 34 del AAE en los casos en que las importaciones experimenten un aumento, como consecuencia de las obligaciones de una Parte en virtud del AAE,  de tal modo que puedan causar un perjuicio grave a la industria nacional o perturbaciones en los mercados de productos agrícolas.”

La Comisión sigue de cerca las importaciones de cítricos, incluidas las naranjas frescas procedentes de Sudáfrica, y seguirá haciéndolo para comprobar si se cumplen las condiciones para activar la salvaguardia.

Al respecto, concreta que “los volúmenes de importación de naranjas frescas aumentaron un 5 % en 2018 con respecto a 2017. Sin embargo, este aumento de las importaciones se produjo fuera de temporada (del 1 de junio al 15 de octubre), período que no se ve afectado por la concesión otorgada a Sudáfrica en el marco del AAE.”

Por otra parte, las importaciones de naranjas frescas procedentes de Sudáfrica durante el período ahora cubierto por la concesión del AAE (del 16 de octubre al 30 de noviembre) fueron significativamente más bajas que en el mismo período de 2017 (un 39 %) y representan solo el 2 % de las importaciones anuales.

Las importaciones citrícolas (naranjas, limones, toronjas o pomelos, mandarinas y otros cítricos) procedentes de Sudáfrica aumentaron un 9 % en 2018 con respecto a 2017.

Grave situación

Esta es la respuesta del comisario Hogan al eurodiputado alemán, Florent Marcellesi (Los Verdes) que le había preguntado al respecto sobre si la Comisión era consciente de la gravísima situación que sufren los productores citrícolas europeos; sobre si se daban las circunstancias para aplicar las medidas de salvaguarda, previstas en el artículo 34, apartado 2, del Acuerdo y si, en caso contrario, no se daban esas circunstancias, explicase los motivos.

Marcellesi argumentaba que, tras la entrada en vigor, el 10 de octubre de 2016, del Acuerdo de Asociación Económica entre la UE y cinco países del África meridional, entre otros, Sudáfrica, las naranjas producidas allí pueden entrar en el mercado comunitario sin pagar aranceles durante periodos ampliables hasta que, en diez años, abarcarán todos los meses del año.

Esta situación, según señala el eurodiputado alemán, perjudica a los productores europeos, que se rigen por unos estándares que no cumplen los sudafricanos y que encarecen el producto.

En la presente campaña citrícola, añade, los productores del Sur de Europa ya están afectados por la bajada de precios, que les ha obligado a malvender o a no recoger las variedades extra-tempranas, generando incertidumbre. Y que las consecuencias han sido un abandono de tierras, pérdida de mano de obra agrícola y graves problemas para gestionar el territorio.

Medidas de choque

Ante la situación de crisis que se vive en nuestro pais, citricultores procedentes de todas las zonas productoras de España (Comunidad Valenciana, Murcia, Cataluña y Andalucía)  se concentrarán el próximo martes 19 de febrero en Madrid, ante la sede de la Comisión Europea,  para reclamar a Bruselas la aplicación de la cláusula de salvaguardia  a los cítricos procedentes de países terceros, Sudáfrica, Egipto y Turquía principalmente, por el grave perjuicios que estas importaciones están causando a las producciones de españolas.

 A los graves perjuicios causados por las importaciones de cítricos de  países de fuera de la UE debemos añadir los bajos precios en origen que están percibiendo los productores, el incumplimiento de los contratos en origen por parte de la distribución, la excesiva atomización del sector y una cosecha de 7 millones de toneladas que complica aún más la situación. Todo ello ha desembocado en una grave crisis del sector citrícola para la que se reclaman medidas de choque.

Por todo esto, los productores de cítricos de ASAJA están llevando a cabo una serie de movilizaciones en las zonas productoras,que se inició  el pasado 8 de febrero en Córdoba y jueves 14 en Valencia para denunciar los precios de ruina que perciben los agricultores y reclamar a las distintas administraciones soluciones que palíen esta dura situación.

La concentración ante la oficina de la Comisión Europea en  Madrid, con la que se quiere dar carácter nacional a esta oleada de protestas, tendrá lugar a partir de las 12 horas del martes día 19 y en ella participaran el presidente nacional de ASAJA; Pedro Barato, y los presidentes provinciales de las zonas productoras de cítricos.

Plan global andaluz

La consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, anunció que la Junta de Andalucía diseñará, de la mano del sector, un plan global relativo a los cítricos, dirigido a aumentar su estabilidad en los mercados.

Crespo informó que este documento contemplará tanto medidas relacionadas con la producción y  comercialización de las frutas, como aspectos de relevancia relacionados con el control de las fronteras y de los contingentes de importación. “Y con el fin de que se pongan en marcha todas las actuaciones oportunas, trasladaré al Ministerio que corresponda aquellos asuntos en los que el Gobierno andaluz no cuenta con competencia directa”, apuntó.

Carmen Crespo presidió este 15 de febrero en Sevilla la reunión de la Mesa de los Cítricos de la Comunidad Autónoma, formada por representantes de las organizaciones profesionales agrarias (ASAJA, COAG y UPA), Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía, Palmanaranja, Asociafruit y la Asociación de Citricultores de la Provincia de Huelva.

El principal asunto abordado durante el encuentro fue la situación de los precios en origen de los cítricos andaluces.

La actual campaña comenzó con precios a la baja con respecto a años anteriores, si bien, como apuntó la consejera, parece que empiezan a remontar en las últimas semanas.

Aún así, Crespo animó a los productores a apostar por “mejorar la calidad y reforzar la inversión en investigación e innovación para así redundar en una mejora de la producción andaluza” y lograr una mayor estabilidad.

Durante el encuentro, los asistentes pusieron de manifiesto los principales retos a los que se enfrenta el sector, entre los que se encuentran la superación de situaciones de sobreoferta de producto en el mercado.

La consejera explicó que en el inicio de la campaña 2018/19 se han unido varios factores que han afectado a los cítricos, ya que, entre otras circunstancias, se han solapado las producciones de España y otros países como Sudáfrica.

 

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018