Unicaja Banco obtiene un beneficio neto de 104 millones de euros en el primer semestre

El Grupo Unicaja Banco ha obtenido, al cierre del primer semestre de 2018, un beneficio neto de 104 millones de euros, lo que supone un aumento del 39,6% respecto al mismo semestre del ejercicio anterior, con un aumento del margen de intereses del 4,2% (12 millones de euros) y una disminución de los gastos de explotación del 3,0% (impacto interanual positivo en resultados de 9 millones de euros).

En este período, destacan, según la entidad financiera: la mejora de los niveles de solvencia, que ha situado la ratio CET1 en el 15,3%, siendo una de las más altas del sector; la disminución de los activos no productivos, con una caída de los riesgos dudosos, en los últimos 12 meses, de un 19,6%, reduciendo la tasa de morosidad hasta el 7,6%, en tanto que los adjudicados disminuyen un 27,7% en el mismo período; el mantenimiento de los altos niveles de cobertura de los activos dudosos (54,9%) y de los activos adjudicados (63,8%), que figuran entre los más elevados del sector; el incremento de las nuevas operaciones de financiación crediticia hasta un importe de 1.804 millones de euros en el semestre (lo que supone un crecimiento del 42% sobre las nuevas operaciones del último semestre de 2017), y todo ello, sin afectar al alto nivel de liquidez, con unos activos líquidos disponibles descontables en el Banco Central Europeo (BCE) que representan una cuarta parte del balance total.

Respecto al crecimiento registrado en las nuevas operaciones de préstamo, la producción crece 331 millones en el segmento de pymes y resto de empresas, lo que supone un incremento respecto al último semestre de 2017 del 45%. En el segmento de particulares, la producción de nuevas operaciones se incrementa en 172 millones de euros, lo que supone una subida del 36% sobre el último semestre de 2017; de dichas operaciones, las que cuentan con garantía hipotecaria aumentan un 37% y el resto, un 34%.

Por último, en los seis primeros meses de 2018 se han formalizado nuevas operaciones de préstamo al sector público por un importe de 89 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 55% sobre el último semestre de 2017.

Todo ello ha contribuido a que el saldo del crédito a la clientela (sin ajustes por valoración) se sitúe en 30.614 millones de euros al cierre de junio de 2018 y, de este, el crédito normal (sin ATAs) en 26.369 millones, incrementándose en el semestre en 461 millones de euros.

Por otro lado, en el marco del Plan de digitalización en curso, viene registrándose un incremento continuado del número de clientes digitales, que ya representan cerca de un 30% del total. Actualmente, del conjunto de las transacciones de la clientela, el 58% tiene lugar a través de los canales de banca electrónica, el 29% se realiza en oficinas y el 13% en cajeros automáticos.

 

 

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018