El Gobierno autoriza un nuevo trasvase de 20 Hm3 del Alto Tajo al Segura

La Comisión Central de Explotación del Acueducto Tajo-Segura (ATS), reunida el jueves 6 de septiembre, en la sede del Ministerio para la Transición Ecológica, acordó un nuevo trasvase de 20 hectómetros cúbicos (Hm3) para atender las necesidades hídricas de las cuencas receptoras.

Esta resolución técnica constata el nivel 3 de los embalses de la cabecera del Tajo (Entrepeñas y Buendía), en consonancia con el análisis de la evolución hídrica que realizó la propia Comisión en su anterior reunión, celebrada el pasado 9 de agosto.

En el caso de la cuenca demandante, el “Informe sobre la evolución del sistema global de indicadores hidrológicos del Segura que recoge la situación a 4 de septiembre de 2018”, elaborado por la Confederación Hidrográfica del Segura,  pone de manifiesto una situación próxima al umbral de prealerta en el subsistema cuenca y de una situación de prealerta, prácticamente en el umbral de alerta, en el subsistema trasvase.

Por otro lado, el informe de situación (enlace), elaborado por el Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas (CEDEX) y tomado en consideración por la Comisión, indica que los embalses de Entrepeñas y Buendía registraron en julio y agosto aportaciones superiores a la mediana de la serie.

De acuerdo con lo establecido en el Real Decreto 773/2014, por el que se aprueban diversas normas reguladoras del trasvase por el acueducto Tajo-Segura, el Ministerio para la Transición Ecológica es, en situación de nivel 3, el encargado de autorizar la decisión del trasvase, que ha de estar motivada.

Siguiendo el criterio técnico, el Ministerio inicia los trámites para dicha autorización que se sustanciarán con la publicación de la resolución en el Boletín Oficial del Estado.

Por otro lado, el Miteco resalta que el Gobierno trabaja en el desarrollo de medidas de gestión sostenible, encaminadas a incrementar la  autosuficiencia de los territorios demandantes, haciendo uso de todas las fuentes disponibles: aguas superficiales y subterráneas, reutilización y desalación.

De igual modo, el Ministerio para la Transición Ecológica trabaja en la mejora de las condiciones ambientales de la cuenca cedente.

Por otro lado, el consejero de Agricultura de la Junta de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, se mostró a favor del trasvase, pero para atender las demandas de agua para consumo humano, pero no para otros usos, dado que las de regadío cuentan con otros recursos alternativos, como la desalación o el agua subterránea.

También Martínez Arroyo abundó también en la participación de los municipios ribereños de los embalses de Entrepeñas y Buendía en las reuniones de la Comisión Central de Explotación del Acueducto Tajo-Segura, siempre que se constituyan en mancomunidad y avanzó que habrá caudalímetros en el río Tajo a su paso por Aranjuez, Toledo y Talavera de la Reina para conocer el estado cualitativo del agua.

En este contexto, la Asociación de Municipios Riberos de los embalses de Entrepeñas y Buendía, en el Alto Tajo, pidieron a la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, que realice una auditoria de los regadíos del Levante y se cuantifiquen las balsas de riego particulares que han multiplicado ilegalmente hectáreas de riego desde 1986 y, en suma, que haya “luz y taquígrafos” para que toda España conozca la realidad.

Por otro lado, el presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras, pidió a la ministra Ribera que no se retrase el envío del agua del Tajo al Segura, como en el pasado para que los agricultores lo reciban en tiempo y forma, mostrándose muy crítico con las demoras en la recepción de los caudales del trasvase, considerándolas no justas, ni legales.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018