G.Tejerina: la adaptación al cambio climático demanda ya un Pacto Nacional del Agua

La ministra subraya que “los retos que plantea” su gestión en el actual contexto de adaptación al cambio climático demandan un Pacto Nacional por el Agua, que defina “una política de Estado, integradora, consensuada, solidaria y con vocación de continuidad a largo plazo”

El Ministerio trabaja en este proceso y, tras más de 120 encuentros con representantes de todos los ámbitos relacionados con el agua, ha consolidado una propuesta inicial con cuatro grandes ejes de actuación

“Trabajaremos intensamente para alcanzar este acuerdo ambicioso que asegure una política del agua estable, que dé respuesta a todos los retos”, aseguró García Tejerina tras destacar “la mejora continua en la gestión del agua” llevada a cabo por el Gobierno en los últimos seis años

La ministra destacó que “este es un momento propicio para impulsar un gran acuerdo político por el futuro del agua”, un Pacto Nacional por el Agua, que se quiere alcanzar con el máximo consenso y participación.

“Los retos que plantea la gestión del agua en nuestro país, en el actual contexto de adaptación al cambio climático, demandan un Pacto que defina una política de Estado, integradora, consensuada, solidaria y con vocación de continuidad a largo plazo.

Un Pacto que asegure el equilibrio entre la protección medioambiental del medio hídrico y la atención de las demandas en todo el territorio nacional y que, al mismo tiempo, refuerce la capacidad de nuestra sociedad para prevenir y mitigar los impactos negativos del cambio climático”, aseguró  la ministra.

Isabel García Tejerina participó en Murcia en la inauguración de la II Edición del encuentro Futuro en Español, organizada por el Grupo Vocento, el diario La Verdad, el Ayuntamiento de Murcia y CAF-Banco de Desarrollo de América Latina, y en la que, acompañada por el delegado del Gobierno, Francisco Martín Bernabé, también intervinieron el presidente de la Región, Fernando López Miras; el alcalde de Murcia, José Francisco Ballesta; y el director corporativo para Europa de CAF, Guillermo Fernández de Soto, entre otras personalidades.

La ministra detalló la propuesta inicial de gran acuerdo del agua elaborada por su departamento, tras un largo proceso participativo con unos 600 representantes de todos los ámbitos relacionados con el agua, desde administraciones hasta usuarios, pasando por organizaciones ecologistas y empresariales, colegios profesionales y Universidades.

“Teniendo en cuanta la información obtenida como resultado de esta primera fase, y sin perder de vista los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que nos marcan la línea de actuación, este Gobierno ha consolidado una propuesta inicial con cuatro grandes ejes de actuación”, apuntó García Tejerina.

Ejes de actuación

El primero se refiere al cumplimiento de los objetivos ambientales fijados en los planes hidrológicos de cuenca, para garantizar el cuidado del dominio público hidráulico y la conservación de nuestros ecosistemas hídricos, y asegurar así la disponibilidad de agua con calidad suficiente. Acometer actuaciones de saneamiento y depuración, mejorar la gestión de las aguas pluviales en el entorno urbano, impulsar los planes de gestión de las reservas naturales fluviales que garanticen su conservación, así como proteger las masas de agua asociadas a espacios naturales emblemáticos, como el Mar Menor, Doñana o el Delta del Ebro, son algunas de las líneas de acción contempladas en la propuesta.

El segundo eje de actuación es la atención de los déficits hídricos, garantizando la disponibilidad de agua para los distintos usos también en cantidad, desde una perspectiva integradora, de solidaridad y equilibrio territorial, y en el que las infraestructuras resultan imprescindibles para conseguir este objetivo, además de impulsar el uso de recursos no convencionales y seguir promoviendo el uso eficiente del agua.

El tercero de los ejes se centra en la puesta en marcha de los Planes de Gestión del Riesgo de Inundación, con la finalidad última de proteger a las personas, los bienes y el propio medio ambiente ante el riesgo de inundaciones de la manera más eficaz y eficiente posible.

El cuarto y último lo constituye la mejora de la gobernanza del agua, como eje fundamental para seguir optimizando la gestión de este recurso en España, incentivando el ahorro, la eficiencia y la transparencia.

La ministra remarcó que el Gobierno afronta dar solución a estos retos en materia hídrica “con diálogo, voluntad de acuerdo y planificación rigurosa, con experiencia y vocación de servicio”, y garantizó que “trabajaremos intensamente para alcanzar este acuerdo ambicioso que asegure una política del agua estable, que dé respuesta a todos ellos y que se materialice en un gran Pacto por el Agua que sea fiel reflejo del interés general de nuestro país”.

Base sólida

García Tejerina subrayó también “la sólida base” que ha supuesto el trabajo en materia de agua llevada a cabo por el Gobierno en los últimos seis años, donde se han “sentado las bases de una política de agua sólida e integradora, dirigida a proteger nuestras aguas y nuestros ríos, a atender las demandas presentes y futuras, y a favorecer el desarrollo socioeconómico del territorio”. Así, detalló los avances de esta “política de mejora continua de la gestión del agua”.

En primer lugar, fijó como “la herramienta fundamental para definir esa política” en “el rigor y la planificación”, recordando la elaboración y aprobación de los planes hidrológicos de competencia estatal correspondientes a dos ciclos de planificación (2009-2015 y 2016-2021) en una sola legislatura, poniendo al día el cumplimiento de los compromisos de nuestro país con la Comisión Europea e incorporando la variable del cambio climático por primera vez en los planes.

Además, resaltó la aprobación de los primeros Planes de Gestión del Riego de Inundación (2016), el proceso en marcha para actualizar los Planes Especiales de Sequía para tenerlos listos antes de que finalice este año, y el impulso a las actuaciones en materia de saneamiento y depuración de aguas (con el Plan CRECE que garantiza inversiones de cerca de 1.200 M€ hasta 2020 para apoyar a las administraciones autonómicas y locales en la mejora de sus sistemas de depuración y saneamiento), entre otras medidas y actuaciones del Ministerio en los últimos años.

Retos mundiales

La ministra, en su intervención, también hizo referencia a los retos del agua a nivel mundial, a su escasez y a la incidencia, además, del cambio climático. Estos retos, a su juicio, se resumen en uno: la urgencia de encontrar un equilibrio sostenible entre la garantía de acceso al agua y su conservación, con visión de futuro.

Esta idea comenzó a afianzarse en 2010, con el reconocimiento explícito del Derecho Humano al Agua y al Saneamiento por la Asamblea General de las Naciones Unidas, y se materializó de manera definitiva con los objetivos de la Agenda de Desarrollo Sostenible para 2030, para cuya consecución el agua tiene un papel fundamental.

En este contexto, el Gobierno español planteó la necesidad y conveniencia de fomentar la colaboración internacional, como medida para provocar sinergias positivas y desarrollar acciones coordinadas para afrontar la situación. Así, el Ejecutivo ha incluido el agua en la acción exterior de nuestro país, con la finalidad de poner a disposición de los demás nuestra experiencia en la gestión del agua y nuestro modelo de gobernanza.

Dar certidumbre

Por su parte, el presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, aseguró que “necesitamos dar certidumbre a un sector como el agroalimentario, que contribuye al avance de toda España y que aporta el 25% el PIB a la economía de la Región y el 30% de los empleos”.

Para ello, dijo, “es necesario resolver de una vez por todas, para siempre, y desde el acuerdo, el problema del agua en toda España”.

Tanto la ministra, como López Miras mantuvieron una reunión de trabajo con agricultores y regantes en la sede de la Delegación del Gobierno para analizar cómo están funcionando las medidas puestas en marcha para paliar los efectos de la sequía.

“El sector agroalimentario no puede depender de que llueva o no; necesita esa seguridad que sólo es posible contando con unos recursos que son de todos, también nuestros”, dijo el presidente durante su intervención.

Aseguró que “no se trata de solucionar el problema del agua en la Región de Murcia o en el Levante español, sino de garantizar el agua a todos los españoles en cada región, provincia y cuenca hidrográfica”.

El presidente se mostró convencido de que “llegaremos a ese acuerdo imprescindible en materia de agua” que, según dijo, “hay que basar en la solidaridad como marca la Constitución”.

En este sentido, indicó que ese Pacto Nacional debe garantizar la continuidad de infraestructuras esenciales, como el trasvase Tajo-Segura, abrir la puerta a nuevas interconexiones de cuencas, apostar por maximizar el agua desalada, siempre como un recurso complementario, y hacer coherente el uso y aprovechamiento del agua”,

Al respecto, resaltó que la apuesta de la Región por la reutilización del agua “ha sido del todo imprescindible durante el período de emergencia”, y destacó que “gracias a nuestros sistemas de depuración hemos sido capaces de reutilizar hasta el 98% del agua, proporcionando 105 hectómetros adicionales a nuestros regantes”.

“Hemos vivido una de las peores sequías de nuestra historia y, a pesar de ella, la agricultura ha seguido siendo el motor de nuestra supervivencia”, aseguró el presidente, quien agradeció a la ministra y al Gobierno de España “su compromiso con la Región, por las medidas puestas en marcha y, sobre todo, por las que va a seguir impulsando para hacer mejor nuestra realidad y nuestro futuro”, dijo.

Encuentro con regantes y produtores

Posteriormente, la ministra de Agricultura y el presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras, junto  con otros  cargos,  se reunieron con representantes de los regantes y del sector agrario murciano en la Delegación del Gobierno. El vicepresidente de la patronal empresarial de productores y exportadores de frutas y hortalizas de Murcia (Proexport), Javier Soto Martínez, lamentó no haya permitido plantear todas sus dudas y cuestiones sobre el futuro de los recursos hídricos y otros temas que afectan a la región.

“Es una lástima que, para una vez que viene la ministra a Murcia, no hayamos podido tener tiempo para trasladar las cuestiones que habíamos acordado presentarle”.

El agua y la diligencia de la Administración para resolver asuntos relativos a la desalación, que causan inseguridad jurídica a los regantes, así como las inversiones del Plan de Defensa de Avenidas, que permitirían obtener mayores de recursos hídricos, son algunos de los temas que se quedaron sin abordar con Isabel García Tejerina y que han quedado pendientes de una comunicación a través de Delegación del Gobierno.

Durante el encuentro tampoco se habló de trasvases, puesto que todo se ha limitado al futuro desarrollo del Pacto Nacional del Agua. Sí que se han emplazado, se añadió desde Proexport,  a una reunión con la Dirección General del Agua para la búsqueda de soluciones a los costes desorbitados del agua, que el Levante paga en relación al resto del país.

Finalmente, los asistentes a la reunión con García Tejerina reclamaron que se trabaje para mantener los fondos de europeos destinados a la PAC. En este sentido, la partida relativa a Organizaciones de Productores (OPFH) se prevé que no varíe, aunque sí esté supeditada una mayor concentración y organización de estas organizaciones.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018