El MAPA apuesta en Bruselas por mantener el cultivo de remolacha azucarera en España

El secretario general de Agricultura y Alimentación, Fernando Miranda, participó este martes 29 de enero en Bruselas en la primera reunión del Grupo de Alto Nivel (GAN) de la Unión Europea que examina la situación del sector del azúcar.

En dicha reunión,  Miranda transmitió la apuesta decidida del Gobierno de España por el mantenimiento del cultivo de la remolacha azucarera en nuestro país, ya que genera una importante actividad económica y empleo en las zonas donde se produce.

A lo largo de la reunión, según el MAPA, se evaluó el resultado de la reestructuración producida en este sector desde la desaparición del sistema de cuotas a finales de septiembre de 2017 (campaña 2016/17).

Sobre la base de un cuestionario elaborado por la Comisión, las distintas delegaciones nacionales expusieron cuál había sido el impacto de dicho proceso en sus respectivos países desde entonces, así como las principales preocupaciones expresadas por el sector y las políticas aplicadas en los diferentes Estados miembros.

Más, en concreto, se debatió sobre las relaciones contractuales e interprofesionales entre las industrias molturadoras de remolacha y fabricantes de azúcar y los cultivadores de remolacha, así como sobre las herramientas existentes o posibles de gestión de riesgos y de gestión de mercados, junto con los apoyos específicos de los que dispone el sector en algunos Estados miembros de la Unión a través de pagos acoplados, como es el caso de nuestro país.

También se examinaron las cuestiones relacionadas con los mercados internacionales, así como de la necesidad de una mayor y mejor transparencia en la información del sector, y el análisis del reparto del valor a lo largo de la cadena de  valor hasta llegar al consumidor final.

Reestructuración

En su intervención, el secretario general presentó el resultado del importante proceso de restructuración llevado a cabo por el sector remolachero-azucarero español, así como las particularidades de este cultivo agro-industrial en España, muy tecnificado y vinculado al regadío, lo que hace que los costes sean más elevados, si bien, por ello, los rendimientos en nuestro país son también los más altos del continente.

Asimismo, Miranda subrayó la importancia de apoyar el mantenimiento de la industria transformadora para contribuir de esta manera a evitar el despoblamiento de determinadas zonas del medio rural español.

Para ello, España cuenta con una serie de instrumentos, como son los pagos vinculados o asociados a la producción de la PAC que, según Miranda, no deben cuestionarse, ya que son esenciales para el mantenimiento del tejido productivo en nuestro país.

También incidió en la necesidad de apostar por el fortalecimiento del poder de negociación de los agricultores, a través de acuerdos interprofesionales equilibrados y estables, de forma que se asegure una renta suficiente a los cultivadores que potencie el tejido productivo.

Por otra parte, el secretario general del MAPA resaltó la necesidad de apoyar la innovación y a la modernización en este sector para afrontar los retos del mismo, como son los derivados de las restricciones que tienen los cultivadores europeos en el uso de materias activas para el tratamiento de las plagas y enfermedades de la remolacha, que no se dan en otros países, y de los costes energéticos.

También apunto la necesidad de examinar la situación en los mercados internacionales y, si es necesario, en este caso, revisar los actuales acuerdos comerciales de la Unión Europea en relación con el azúcar.

De igual forma, considera fundamental profundizar en la transparencia y en la información para paliar la volatilidad de precios y del mercado de este producto.

Finalmente, Miranda expresó la conveniencia de que el análisis de la situación y del futuro del sector se realice no solo en términos de rentabilidad y eficiencia, sino también bajo una perspectiva social que tenga en consideración la creación de empleo y la fijación de población en el medio rural.

La producción de remolacha en España debe ser mantenida por su importante contribución en los territorios en los que se localiza, todo ello en una perspectiva a medio y largo plazo.

Análisis de la situación

El objetivo de esta primera reunión del Grupo de Alto Nivel (GAN) sobre el azúcar, celebrada en Bruselas, era discutir la situación del mercado de azúcar en la UE y, más en concreto, sobre el desarrollo del mercado comunitario de azúcar desde el final del sistema de cuotas el pasado 30 de septiembre de 2017 .

Según la Comisión de Agricultura de la UE, la producción de azúcar de la UE aumentó significativamente en la primera campaña comercial (2017/18) después del final del sistema de cuotas, en comparación con la campaña anterior (2016/17).

Esto produjo una disminución en el precio del azúcar de la UE, más en un contexto de superávit de azúcar global y de precios internacionales bajos. Los Estados miembros expresaron su  preocupación  por la viabilidad económica del sector.

El comisario de Agricultura y Desarrollo Rural, Phil Hogan, decidió como respuesta ante esta situación crear un Grupo de Alto Nivel sobre el azúcar para realizar una evaluación exhaustiva y con garantías del sector del azúcar a nivel europeo y nacional.

Los objetivos de la primera reunión del GAN del Azúcar han sido:

  • discutir la situación actual del mercado del azúcar, identificando los desafíos y oportunidades clave en la transición hacia un mercado menos regulado;
  • explorar y evaluar posibles soluciones y medidas políticas que aborden las preocupaciones de los estados miembros de la UE.

En la reunión de este martes 29 de enero, cada Estado miembro presentó la situación del mercado del azúcar en su país, centrándose en la evolución del sector entre 2006 y 2018, con la descripción de los desafíos a los que se enfrentan actualmente, y evaluando las medidas actualmente  en vigor.

Además, la Comisión Europea hizo una presentación sobre la evolución del mercado del azúcar desde el fin del sistema de cuotas y sobre las medidas de la PAC existentes, que podrían apoyar al sector azucarero de la UE en su transición hacia una mayor orientación hacia el mercado.

El sistema de cuotas de azúcar de la UE finalizó el 30 de septiembre de 2017, una decisión adoptada inicialmente por los Estados miembros en 2006 y confirmada por el Parlamento Europeo y el Consejo en 2013.

Como resultado de la misma, los productores europeos tienen ahora la posibilidad de ajustar su producción a la realidad de las oportunidades comerciales, especialmente en la exploración de nuevos mercados de exportación.

La supresión del régimen de cuotas ha servido también, según la CE, para simplificar la gestión de políticas y la carga administrativa para los operadores, productores y comerciantes.

Entre 2006 y 2010, el sector azucarero se reestructuró a fondo con el apoyo de 5.400 millones de euros. Esto permitió, según la CE, que el sector se preparara para el final del sistema de cuotas, y que la  productividad mejorara a lo largo de este período.

Archivo adjunto. Infografía CE : factsheet-end-sugar-quota_en


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para acceder o registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018