Frutas David

Frutas David, seña de calidad en base a una producción propia

Frutas David nace hace 40 años como una empresa familiar comercializadora de fruta de hueso fundada por David Mora. Con base en Fraga (Huesca), antaño se dedicaba a comercializar fruta de hueso que producían los agricultores de la zona. Hace 14 años, tomó una importante decisión, la de comercializar su propia fruta. De esta manera se convirtió en productor de fruta de hueso y a día de hoy cultiva 500 hectáreas que reparte entre diversas fincas en las que predomina la cereza, el melocotón, el albaricoque y la uva de mesa, gestionadas por sus dos hijos, David y Jordi Mora Badía.

La mayoría de estas fincas se encuentran en Aragón y una pequeña parte en Cataluña, en la parte leridana más cercana a Fraga. Las fincas están caracterizadas por unas condiciones climatológicas óptimas para el cultivo de la fruta de hueso, aportando color, dureza y azúcar, de forma que las diferentes localizaciones permiten ampliar su producción y a la vez ofrecer una fruta de máxima calidad durante un largo periodo.

Además, la innovación en sus campos se hace presente en la zona cubierta con redes antigranizo, apoyada por las torres antihelada, que evitan la pérdida de producción en caso de existencia de bajas temperaturas y garantizan el suministro a sus clientes.

Frutas DavidDe esta manera, actualmente producen un total de 15.000 toneladas, bajo la dirección de David, mientras que su hermano Jordi se encarga de la comercialización de dicha producción en su mayoría en mercados exteriores, con un 90% del total con destino sobre todo a Europa, ampliando las ventas a otros puntos del mundo como China, Brasil, Emiratos Árabes, etc., mientras que el restante 10% abastece al mercado nacional.

Su objetivo siempre ha sido ofrecer una excelente y homogénea calidad de los productos que comercializa, muy reconocidos en los supermercados europeos y del resto del mundo, mediante la innovación en productos, procesos y gestión.

El triunfo conseguido por esta empresa familiar en los últimos años ha sido sin duda la creación de una seña de identidad y calidad en base a una producción propia, garantizando en todas las etapas del producto la seguridad alimentaria y la trazabilidad de todos sus productos, desde el campo hasta el consumidor, y todo gracias a las variedades más punteras del mercado y a unos procesos de trabajo certificados.

Cuando se pregunta a David realmente cómo han llegado hasta aquí, la respuesta es clara: “todo esto no sería posible sin la implicación y profesionalidad de nuestra plantilla, así como sin la confianza que depositan nuestros clientes en la empresa año tras año”.

Planes de fertilización

La gestión de la fertilización en la fruta de hueso es de vital importancia para conseguir unos resultados productivos y cualitativos óptimos. Para llegar a este objetivo, Frutas David confía en el asesoramiento y en los pro­ductos fertilizantes de alta ca­­lidad, aplicando entre otros, dos productos de Yara que han adquirido un gran prestigio entre los agricultores: YaraMilaTM Complex e YaraTeraTM HydroterraTM Zafiro.

De esta manera, David comienza la campaña aportando un 30% de las necesidades nutricionales del cultivo en la línea de plantación mediante la aplicación en superficie del fertilizante comple­jo granulado YaraMilaTM Complex, que aporta nitrógeno, fósforo, potasio, azufre, magnesio y microelementos. David subraya que aunque el producto es granulado no lo aplica en profundidad, ya que gracias a su rápida solubilidad en poco tiempo se incorpora al suelo, quedando disponible para la planta.

Posteriormente, ya iniciada la primavera, en las fincas de Frutas David se comienza a aplicar un fertilizante líquido de la gama YaraTeraTM HydroterraTM que cuenta con la calidad y garantía de Yara. Concretamente inyectan Zafiro, una solución de nitrato de calcio con potasio que es perfecta para potenciar el crecimiento de los árboles regados con goteo y cuya principal vía de aporte de fertilizantes es por fertirrigación.

Yara Informa

El conocimiento y la experiencia de Yara, sus productos y soluciones, ayudan a la rentabilidad del negocio de agricultores de una manera responsable, cuidando y protegiendo a la vez los recursos naturales.

Continuando con el fertilizante complejo granulado Ya­ra­MilaTMComplex. Como ventajas más importantes de este complejo, destaca que aporta una proporción equilibrada de nitrógeno nítrico y nitrógeno amoniacal para acompañar al crecimiento de la planta en sus varias fases y que todo el fósforo está en forma disponible y asimilable por la planta.

Ade­más dispone de un 20% de este fósforo en forma de polifosfato, lo cual asegura una asimilación prolongada del mismo a lo largo del periodo de desarrollo radicular. Por otra parte, contiene potasio so­luble y asimilable procedente de sulfato, por lo que tiene un muy bajo contenido en clo­ro y aporta un contenido en magnesio, azufre y microelementos fundamentales para el desarrollo correcto tanto vegetativo como del fruto.

 

Fertilizantes líquidos

Con respecto a los fertilizantes líquidos de la gama YaraTe­raTM Hydro­te­rraTM, dos de ellos se adaptan perfectamente a los re­que­rimientos de los frutales de hue­so. El primero, ya co­mentado anteriormente, es Zafiro, compuesto por una solución de nitrato de calcio con potasio que no contiene apenas nitrógeno amoniacal, perfecta pa­ra fertirrigación dado que su formulación permite un aporte de los nutrientes de manera in­mediata y en el mo­mento preciso en los que la planta los necesita.

El segundo es YaraTeraTM Hydro­terraTM Ru­bí, un producto muy diseñado para potenciar el engorde de los frut­os. Los frutos de melocotón, nectarina y paraguayo, tienen una ma­yor aceptación del consumidor cuando se logra un alto contenido de sólidos solubles (CSS), siendo el po­tasio un elemento imprescindible. Por ello, Yara dispone en su catálogo de producto Rubí, una solución de nitrato potásico y sulfato potásico con mayor contenido en potasio que incrementa el de­sarrollo de los frutos.

 

Otros productos

Yara tiene otros productos de gran relevancia para la optimización de los frutales de hueso. Por ejemplo, para la ce­reza, al ser una fruta no climatérica, es decir, que no madura fuera del árbol, el principal objetivo del productor suele ser asegurarse de que se en­cuentre en su punto óptimo de madurez antes de la recolección.

Para ello, es muy importante la co­rrecta gestión del riego y evitar el exceso de ni­trógeno que puede conducir a un au­mento de cracking. Pero además, Yara recomienda realizar tratamientos foliares a base de calcio y boro, que ayudan a intensificar el color y la du­reza del fruto. Para el caso concreto del calcio, Yara dispone de un producto es­pecíficamente di­se­ñado con es­te fin, Ya­raVitaTM Stopit, un fertilizante líquido de aplicación foliar formulado a base de calcio.

Otro producto de referencia, para aumentar la calidad final de la fruta de hueso es YaraVitaTM Se­niphos, una so­lución concentrada activa en fósforo y calcio que incrementa la calidad y el ren­dimien­to de estos cultivos y apor­ta mayor durabilidad de sus frutos.

En relación al albaricoquero es una especie con dificultades de cuajado. A nivel de fertilización, Yara insiste en que existen dos elementos vitales para evitar la falta de cuajado, estos son: el fósforo y el boro.

Para evitar carencias de fósforo, y que además dicho fósforo no sea bloqueado en el perfil del suelo por el calcio en situaciones en las que un pH elevado y/o una temperatura del suelo desfavorable afectan negativamente a su disponibilidad, YaraVitaTM Star­phos es el producto ideal.

Se absorbe vía radicular y es un producto rico en fósforo lo cual incide positivamente en la calidad del fruto, otorgándole mayor resistencia y durabilidad. En el caso del boro, lo normal es realizar dos tratamientos foliares anualmente, lo cual es fundamental para aumentar el cuajado de los frutos.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018