Frente común del sector primario de las RUP ante el futuro presupuestario del POSEI

El pasado 1 de junio la Comisión Europea publicó su propuesta de nuevos presupuestos considerando una reducción de la partida presupuestaria destinada al programa Comunitario de Apoyo a las Producciones Agrarias (POSEI) para el sector primario de las regiones ultraperiféricas (RUP). La disminución de 25 millones de euros anuales es una cifra apenas significativa para el presupuesto comunitario, pero de enorme transcendencia para el sector primario de las RUP, dado que su presupuesto actual ya se considera de por si insuficiente.

Las graves consecuencias de esta propuesta, motivaron la puesta en marcha de una acción coordinada del sector primario de todas las RUP que derivó en un programa de encuentros celebrado en Bruselas los días 25 y 26 de junio. Estas jornadas, organizadas por la red de colaboración del sector platanero comunitario, apoyadas por el Gobierno de Canarias y abiertas a la participación de todos los subsectores del sector primario, tenían como objetivo trasladar al Parlamento Europeo y a la Comisión la enorme preocupación de todo el sector ante esta propuesta inicial de presupuestos.

El sector primario de las RUP ha manifestado sentirse abandonado ante una Comisión Europea que en su propuesta no ha considerado las particularidades de la agricultura, ni el papel que juegan de vertebración económica y social cumpliendo criterios de calidad y medio ambiente europeos frente a terceros países, a los que, además, se favorece en los acuerdos internacionales. La presentación de un presupuesto menguante y altamente negativo si tenemos en cuenta el encarecimiento de las producciones en los próximos diez años, se ha considerado una señal de olvido inexcusable por parte de las autoridades comunitarias.

Ante esta indefensión, el sector primario en su conjunto ha argumentado que, ante las nuevas prioridades de la Unión Europea como seguridad, inmigración y cambio climático, la agricultura de las RUP es precisamente una herramienta que da respuesta a estas prioridades en estos territorios, ya que más allá de la actividad meramente económica, actúa como un sector vertebrador de cohesión social imprescindible para amplias zonas de las RUP que no tienen una alternativa para su supervivencia.

Los eurodiputados de las RUP, con la destacada presencia de Gabriel Mato y Juan Fernando López Aguilar, trasladaron por su parte el compromiso pleno de actuar concertadamente para asignar la ficha presupuestaria adecuada, indicando el despropósito general que supone reducir los recursos destinados a la alimentación cuando la provisión de alimentos jugará un papel estratégico fundamental en el futuro. Aseguraron que si la Comisión se resistiese a compensar adecuadamente a las RUP, el Parlamento Europeo se opondría nuevamente. A su juicio, las prioridades de terrorismo y seguridad se han dado a cambio de menos cohesión y solidaridad en Europa.

Con esta posición de partida los miembros de las delegaciones mantuvieron un encuentro con el comisario de Agricultura y Desarrollo Rural, Phil Hogan, quien trasladó su disposición a apoyar el sostenimiento de la ficha presupuestaria del POSEI. No obstante, el comisario destacó que el proceso actual de decisión requiere del apoyo de los Estados miembros y así demandó trasladarlo a los distintos gobiernos nacionales para su defensa en el Consejo Europeo.

Dado el enorme prejuicio social y económico que tendría el desmantelamiento del sector primario de las RUP para Francia, España y Portugal, llamó la atención sobre la necesidad de que fuesen estos gobiernos quienes propusiesen esa recuperación, asegurando que la Comisión Europea apoyaría dicha disposición.

Por su parte el comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Fiscalidad y Aduanas, Pierre Moscovici, también trasladó su convencimiento de que el sector agrícola de las RUP merecía un trato adecuado a sus necesidades. En este encuentro fue abordada la problemática que supone para las RUP la política arancelaria de la Unión Europea en favor de terceros países sin criterios de sostenibilidad social y medioambiental que lo justifiquen. Claro ejemplo de ello es el reiterado desmantelamiento de la protección exterior arancelaria del plátano comunitario frente a las importaciones de banana no europea.

Domingo Martín Ortega, presidente de ASPROCAN, señaló al final de las jornadas la unidad de todo el sector primario de las RUP, destacando como la labor permanente de trabajo del sector platanero en las instituciones comunitarias desde hace décadas ha permitido desarrollar este encuentro. Así, agradeció el esfuerzo de todos los asistentes para acudir al mismo y el trabajo desarrollado desde la APEB en Bruselas y desde ASPROCAN en Canarias para su consecución. Por último, señaló el importante papel jugado por el consejero de Agricultura, Narvay Quintero, durante todas las reuniones.

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018