Francia y España exigen a la CE apoyos adicionales para los alimentos afectados por los aranceles de Trump

Los ministros de Agricultura de Francia y España reclamaron durante el Consejo de Ministros del ramo de la UE medidas de apoyo para los sectores agroalimentarios más afectados por los aranceles de Estados Unidos.

El Consejo de Ministros de Agricultura debatió, a petición de ambos países, al que apoyaron otros ocho Estados miembros  más, sobre el impacto de los aranceles de Estados Unidos en el sector agroalimentario, en el marco del litigio por el caso del consorcio Airbus.

Los aranceles afectan a productos como el aceite de oliva envasado y la aceituna de mesa verde, el vino y los licores, las frutas y hortalizas en conserva, los cítricos, la carne de porcino y los quesos.

El ministro Luis Planas consideró «urgente» disponer de apoyos adicionales para los sectores más afectados (agricultores e industria), considerando que «la situación puede agravarse ante el anuncio por parte del Departamento de Comercio (USTR) de revisar la lista de productos afectados por estas sanciones, así como el porcentaje de incremento del 25% de los aranceles impuestos en el marco de la disputa por el caso Airbus».

Ver lista en pdf Anexo II [EN]:  Review_of_Action_Enforcement_of_U S _WTO_Rights_in_Large_Civil_Aircraft_

En concreto, ambos países exigen un respaldo efectivo a sus productores e industrias de transformación en forma de apoyo  económico para compensar potenciales pérdidas o medidas específicas que puedan servir de colchón,  como el almacenamiento o las medidas de  promoción del sector del  vino, además de otros que también requieren un trato preferencial,  como los quesos, los cítricos o la carne  de porcino para defenderlos de  la amenaza de la Administración Trump.

Para Planas, la Política Agrícola Común (PAC) “dispone de instrumentos” que se pueden poner en marcha para estabilizar precios y mercados en un producto, según el ministro. «Lo que pretendemos es aplicar la legislación comunitaria». Al respecto, subrayó la necesidad de que se aplique el almacenamiento privado de aceite de oliva de manera eficaz.

Según el ministro, la Comisión Europea, como órgano ejecutivo de la UE, debería garantizar una cobertura sin fisuras a los sectores agroalimentarios afectados por un conflicto comercial del que son ajenos. Es decir, «hacer lo que sea necesario» («whatever it takes»,  como afirmó el anterior presidente del Banco Central Europeo (BCE) para defender el euro de la crisis financiera y económica en 2012).  Si las medidas existentes no son suficientes, se tiene que hacer todo lo que esté a nuestra disposición,  desde el punto de vista legal, para apoyar a nuestros productores y a nuestra industria», subrayó Planas, añadiendo  que, en definitiva, «la protección quede abierta y pueda expandirse más allá de las medidas adoptadas hasta la fecha.»

Para el ministro español de Agricultura, se prevén «semanas y meses complicados en la relación con Estados Unidos y tenemos que estar atentos para responder con rapidez.»

Por otro lado, el ministro señaló que la futura reforma de la PAC post 2021 debe contar con herramientas para “dar respuestas a problemas como éste y, en general, a la cada vez mayor volatilidad de los mercados”.  En ese sentido, demandó que, de cara a dicha reforma, se revisen y actualicen a la realidad los precios de referencia de desencadenamiento del almacenamiento privado de aceite de oliva.

Avances

El Consejo de Ministros examinó  también los avances que se han producido durante la presidencia finlandesa semestral de la UE, en las negociaciones sobre la futura PAC. Según el ministro, el documento de discusión recoge buena parte de las mejoras propuestas por España, en relación a la postura original de la Comisión Europea.

Entre esos progresos, añadió, figuran la posibilidad de conceder ayudas bajo eco-esquemas por cabeza de ganado, fijar pagos redistributivos con diferentes importes por regiones, aunque  todavía quedan aspectos que requieren mayor debate, según el ministro.

Por ejemplo, se deberá que avanzar más para que los “eco-esquemas” se conviertan realmente en una forma de incentivar la transición hacia formas de producir verdaderamente beneficiosas para el clima y el medio ambiente.

Por otro lado, para España, recalcó Planas, el mantenimiento del presupuesto de la PAC es una línea roja, por lo que defenderá que se conserve en los mismos niveles que en el actual periodo de programación.

Asimismo, el ministro manifestó que la PAC debe dar una señal clara de ambición medioambiental, acorde con las expectativas que la sociedad reclama ya con urgencia y acorde con los propios objetivos de la Comisión. En este sentido, mencionó la Conferencia sobre el Cambio Climático, la COP25, celebrada en Madrid, y el “New Green Deal” o nuevo Pacto Verde, presentado por la Comisión.

 


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para acceder o registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018