Francia y España ven clave que el presupuesto de la futura PAC se alinie con su ambición medioambiental

Los ministros de Agricultura de España y de Francia, Luis Planas y Didier Guillaume, celebraron  este miércoles  11 de diciembre una reunión de trabajo en la sede del Ministerio, coincidiendo con la celebración de la jornada sobre la Iniciativa 4 por 1000, en el marco de la COP25 que tiene lugar en Madrid.

Durante el encuentro, ambos ministros resaltaron la importancia de contar con una Política Agrícola Común (PAC) fuerte para el próximo periodo, que garantice la seguridad alimentaria en la Unión Europea, el mantenimiento de las explotaciones agrícolas competitivas, y la vitalidad y la diversidad de los territorios rurales.

Para ello, destacaron la necesidad de mantener el presupuesto actual de la PAC a UE27, tanto en el primer pilar (ayudas directas) como en el segundo (Desarrollo Rural).

También reafirmaron su apoyo a la arquitectura medioambiental propuesta por la Comisión Europea (CE), que va a permitir acompañar la transición de las explotaciones al servicio de la lucha contra el cambio climático y la preservación de los recursos.

Para ello, España y Francia consideran fundamental que la ambición presupuestaria esté en línea con la ambición medioambiental.

De igual forma, se ha pedido una simplificación de la aplicación de la PAC para el agricultor y el ciudadano.

Aranceles

Por otra parte, los ministros conversaron sobre la situación provocada por las sanciones arancelarias impuestas por Estados Unidos sobre diversos productos agroalimentarios de la Unión Europea, por el contencioso “Airbus”, que afecta tanto a Francia, como a España.

En este sentido, apelaron a la solidaridad europea para proteger a los sectores agrícolas que se han visto injustamente afectados por este conflicto comercial.

Con este objetivo, ambos países entienden que la Comisión Europea debe movilizar todas las medidas disponibles para evitar perturbaciones en los mercados y para compensar las pérdidas de los agentes económicos.

Al  respecto, los ministros acordaron solicitar la inclusión de este punto en el orden del día del próximo Consejo de Ministros de Agricultura de la UE del 16 y 17 de diciembre en Bruselas, ya que, aunque celebran los esfuerzos anunciados hasta ahora por la Comisión en materia de promoción, es preciso recordar la necesidad de movilizar las medidas compensatorias adicionales.

Por su parte, el  ministro galo, Didier Guillaume,  invitó a su homólogo español a participar en el 60º aniversario del encuentro sanitario franco-hispano-andorrano, que se celebrará en Toulouse del 24 al 26 de junio de 2020.

Iniciativa 4 x 1000

Por otro lado, el ministro de Agricultura en funciones, Luis Planas, participó este 11-D, junto con su homólogo francés, Didier Guillaume, en la inauguración de la jornada “Suelos para la seguridad alimentaria y el clima”, de la Iniciativa 4×1000, donde subrayó que «los suelos saludables tienen un papel clave en la producción de alimentos y en la aportación de servicios ecosistémicos esenciales.»

Según recalcó Planas, “los suelos sanos producen cultivos sanos que alimentan a las personas y a los animales”, por lo que dependemos de ellos para el futuro del Planeta.

En este sentido, el ministro aseguró que garantizar una alimentación segura, saludable y nutritiva para la población supone uno de los mayores desafíos tecnológicos y sociales a los que se enfrente la humanidad.

Por ello, los suelos constituyen un elemento central en la agenda agrícola y climática mundial. Según apuntó, la agricultura y el sector forestal pueden contribuir eficazmente a la mitigación del cambio climático por su capacidad de almacenar carbono y constituirse como sumideros.

En concreto, en España las tierras forestales en 2017 supusieron una absorción del 10% de las emisiones totales de CO2 equivalente.

La Iniciativa 4×1000 surgió en la COP21 en París, impulsada por Francia en 2015 y apoyada desde su inicio por España, para poner de manifiesto que la agricultura se constituye como una protagonista relevante en la lucha contra el cambio climático y en la adaptación de los sistemas de producción a los nuevos escenarios climáticos.

Su principal objetivo es avanzar, a través de la investigación y la innovación, en métodos que permitan mejorar la salud de los suelos, la restauración de las tierras agrícolas degradadas y el aumento anual de la tasa de carbono en el suelo, de manera que le permita actuar como sumidero efectivo de CO2.

Asimismo, Planas indicó que el suelo y su salud están directamente implicados en la Agenda 2030 y en la consecución de sus Objetivos de Desarrollo Sostenible, en especial el ODS 2, Hambre Cero, y el ODS 12, Producción y Consumo Responsables.

El ministro hizo referencia a la integración de los objetivos de la Iniciativa 4×1000 en las reglas de aplicación de la futura PAC.

En este ámbito, la futura arquitectura medioambiental de la PAC busca involucrar al mayor número de agricultores que quieran ir más allá en sus prácticas, produciendo mayores beneficios para el medio ambiente, la adaptación al cambio climático y su mitigación.

También considera que la PAC debe buscar sinergias con otras políticas y acciones europeas y nacionales, para enfrentar los desafíos de la próxima década y lograr cumplir con los ODS de la Agenda 2030.  En este contexto, mencionó el “European Green Deal” (Pacto Verde Europeo), presentado también  este miércoles 11-D por la Comisión Europea.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018