Evofeed, nuevo sistema de control de alimentación multifase de Rotecna

Rotecna ha diseñado el sistema de control de alimentación multifase Evofeed, que facilita la transición gradual de un pienso a otro mezclándolos, con lo cual se mejora la adaptación y se reducen los problemas digestivos.

La limitación del uso de óxido de zinc en la alimentación de los cerdos, impuesta por la Comisión Europea a partir de 2022, genera incertidumbre en el sector en torno a cómo hacer frente a los problemas de adaptación de los animales y a la aparición de diarreas, con el consiguiente aumento de la mortalidad, todo ello derivado de los cambios de pienso en lechones en pleno proceso de adaptación a la alimentación sólida, cuya incidencia hasta el momento se minimizaba con dicho aditivo.

El sistema de control de alimentación multifase Evofeed regula la velocidad de los motores del sistema de distribución de alimento desde el silo de cada uno de los piensos hasta el sistema que los distribuye en la sala, lo que permite controlar la proporción que se dispensa de cada uno de ellos a los animales por sala y, en el paso de un tipo de pienso a otro, generar unas mezclas que reduzcan gradualmente la proporción del alimento a retirar e incrementen la del pienso a introducir.

Además, permite controlar la cantidad de cada unos de los piensos dispensados por cada sistema de sala, con lo que se obtiene un mayor control sobre el consumo y evolución de los animales.

Para realizar la configuración, control y seguimiento de la alimentación, el ganadero dispone de una pantalla táctil (touch screen) con un sistema operativo sencillo e intuitivo, a través del cual el ganadero activa la sala en la que entran los lechones, introduciendo el número de animales y sus días de vida.

También puede configurar qué días deben producirse los cambios en el tipo de alimento. El sistema almacena todos estos datos para agilizar las futuras entradas de animales.

Por otra parte, la pantalla táctil también permite consultar la velocidad de los motores, las curvas de alimentación programadas en cada sala y controlar las bajas de lechones, además de modificar algunos parámetros básicos, como el incremento o la reducción de la cantidad de pienso a dispensar por salas según la progresión de los animales.

Según la compañía, la automatización de la alimentación en destete supone un importante ahorro en tiempo y mano de obra, ya que evita que el ganadero tenga que pasar diariamente por los corrales para realizar manualmente las mezclas de pienso. Realizar una correcta transición entre cada una de ellas mejora la adaptación de los animales, garantiza un óptimo crecimiento y reduce la posibilidad de aparición de diarreas, pérdidas por bajo rendimiento y un aumento de la mortalidad.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018