Estados Unidos se hace ya con tres cuartas partes de la importación UE de haba de soja

En las primeras 27 semanas de la actual campaña 2018/19, hasta el pasado 7 de enero, las importaciones comunitarias de haba de soja se elevaron a 6,95 millones de toneladas. Casi un 75% y 5,18 millones procedieron de Estados Unidos. De enero a diciembre de 2018, estas importaciones representaron el 50% del total importado de esta proteaginosa, frente al 36% de Brasil.

Según el informe de seguimiento de las importaciones de haba de soja (ver abajo pdf adjunto), realizado por la Comisión Europea, estas importaciones forman parte del acuerdo entre el presidente norteamericano, Donald Trump, y el de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, en julio pasado, según el cual ambas partes acordaron incrementar el comercio en diferentes áreas y productos, especialmente en el agro y con la soja, con el fin de suavizar las discrepancias comerciales entre los dos  bloques económicos y evitar nuevas imposiciones arancelarias a la industria automovilística europea por parte de Estados Unidos.

A pesar de que las importaciones comunitarias de haba de soja crecen un 11,8% en volumen, con 6.952.645 t, y un 10,7% en valor, con 2.323,7 M€, en el citado periodo en relación con un año antes, las compras de esta proteaginosa a Estados Unidos se está llevando a cabo a costa del resto de los principales proveedores, sobre todo Brasil, aunque también se constata que el precio medio de importación de la materia prima norteamericana es más bajo que el de los otros principales proveedores.

Así, mientras que las importaciones europeas de haba de soja de Estados Unidos hasta el 7 de enero aumentaron un 112,4%, hasta 5,18 Mt   (74,5% del total), compensando en parte el cierre del mercado chino por el conflicto comercial que mantienen ambas potencias, las del resto de proveedores de la UE descendieron, destacando Brasil, con un 23,5% menos y 1,32 Mt (19%) seguido de Canadá (-79% y 142.305 t, un 2%)); Ucrania (-70,2% y 109.614 t, un 1,6%)), Paraguay (-91,1% y 74.368 t, un 1,1% del total); y otros (-27,9% y 121.209 t, un 1,7%).

Por valor, las importaciones de esta proteaginosa con origen USA aumentaron un 105,3%, hasta los 1.669,3 M€, representando un 71,8% del total, mientras que descendieron las del resto de principales proveedores, con Brasil a la cabeza (-18% y 475,72 M€, un 20,5% del total); Canadá (-77% y 52,6 M€, un 2,3%); Ucrania (-67,3% y 41,76 M€, un 1,8%); Paraguay (-90,7% y casi 26 M€, un 1,1% del total), y otros proveedores (-17,6%, hasta 58,34 M€, un 2,5%).

El precio medio del haba de soja norteamericana ha sido, por ahora, el más competitivo de todos los principales proveedores al mercado UE, cotizando a una media de 322 €/t, con un descenso del 3,3% sobre el mismo periodo de 2017/18. El resto de principales orígenes cotizó a medias superiores, con Brasil (359 €/t, un 7,3% más); Canadá (370 €/t, un 9,5% más); Ucrania (381 €/t, un 9,7% más), Paraguay (349 €/t, un 4,7% más) y otros países terceros (481 €/t, un 14,2% más).

La Comisión Europea apunta que es previsible que las importaciones USA de soja se incrementen aún más,  tras su decisión de autorizar el uso de esta materia prima procedente de Este país para la fabricación de biocombustibles en Europa.

La UE importa cada año alrededor de 14 Mt de soja, siendo ésta la fuente más importante y la más asequible y competitiva en precio de proteína vegetal para la ganadería intensiva europea (avícola, porcino, bovino de carne y de leche), sin que, por ahora, la búsqueda de alternativas viables para reducir la dependencia exterior de esta proteaginosa haya supuesto un recorte de esas importaciones.

Ficha  pdf adjunta:  soya-import-dashboard_en

 

 


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para acceder o registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018