España se aliará con Francia y otros países para mantener el actual presupuesto de la PAC

La ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, reconoció implícitamente ayer en Bruselas que tampco le convence la propuesta de la Comisión Europea del Marco Financiaro Plurianual 2021-2027 para la PAC post-2020 y afirmó que se aliará con Francia y otros países para mantener el actual apoyo tanto a los pagos directos, como al Desarrollo Rural.

La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, mantuvo en la tarde del pasado 3 de mayo en Bruselas reuniones bilaterales con el Comisario Europeo de Agricultura y Desarrollo Rural, Phil Hogan; y el Comisario de Medio Ambiente, Asuntos Marítimos y Pesca, Karmenu Vella, tras conocer el miércoles 2, la propuesta de la Comisión Europea para el Marco Financiero Plurianual, el presupuesto de la Unión Europea para el periodo 2020-2027.

Al termino de ambas reuniones y en declaraciones a los medios de comunicación, García Tejerina destacó que el trabajo realizado por el Gobierno durante estos meses “ha dado sus frutos” y permite iniciar la ronda de negociaciones de la futura PAC en un punto de partida “mucho mejor”.

La ministra recordó que los debates se iniciaron con una propuesta “sombría” de recorte del 30% para los fondos destinados a los agricultores, ganaderos y para el medio rural, frente a la propuesta actual del 5%, y con la posibilidad de su cofinanciación por parte de los Estados Miembros, a la que España se opuso desde el principio.

En todo caso, la ministra ha querido aclarar que el Gobierno “no se conforma” con esta propuesta de la Comisión Europea, e iniciará la ronda de negociaciones del presupuesto europeo con la agricultura “como prioridad”, para así consolidar los apoyos que hoy reciben los agricultores y ganaderos.

En especial, destacó la importancia de las ayudas directas, para las que la Comisión Europea propone un descenso del 3,5%, y que actualmente dan “estabilidad y garantía de renta a los agricultores”.La ministra ha asegurado que” trabajaremos para eliminar esta bajada”.

Respecto al Desarrollo Rural, la ministra le trasladó a la Comisión Europea, que España “quiere tener más fondos europeos, y por tanto, mantener los niveles actuales de cofinanciación”.

Frente común

En breve, y según anunció, la ministra García Tejerina se reunirá con el ministro de Agricultura de Francia para “forjar alianzas” al igual que en 2013, cuando pesaba una gran incertidumbre sobre la PAC y España conformó un frente común junto a Francia e Irlanda.

“El Gobierno, enfrentó esta inquietud con trabajo, vocación y experiencia”, hasta que consiguió dotar de estabilidad a los agricultores y ganaderos españoles para el periodo 2014-2020. Ahora, según insistió, se merecen “esa misma experiencia y vocación agraria para conseguir lo que ya logramos en el año 2013: consolidar las ayudas de la PAC” y alargar la estabilidad del medio rural.

Durante el proceso de negociación “muy largo” que se realizará en los próximos meses, García Tejerina indicó que España será “constructiva” pero con el objetivo prioritario de conseguir una mayor financiación de la PAC, “porque si somos un Gobierno que defiende el reto demográfico y la lucha contra la despoblación, tenemos que apoyar la principal actividad económica en el medio rural, que es la agricultura”, añadió.

Deterioro presupuestario

Para el consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona, el recorte en el presupuesto de la PAC, propuesto por la Comisión Europea para la nueva etapa 2021-2027, supone “un nuevo varapalo a los agricultores y al mundo rural”.

Una “mala noticia” que se suma a la decepcionante propuesta de Reforma de la PAC también planteada por la Comisión en el borrador de Reglamento que pudo conocerse el pasado 26 de abril.

El presupuesto de la PAC en el seno del Marco Financiero Plurianual 2014-2020, dotado con 1,08 billones euros, se modificó en 2015, mediante el Reglamento de Ejecución (UE) n.º 2015/141; DO L 24, quedando establecido en 408.313 millones euros, de los que 308.726 millones euros correspondían a pagos directos y medidas de mercado (OCM) mientras que los 99.587 millones euros restantes se destinaron a desarrollo rural.

Las negociaciones del denominado «Reglamento ómnibus» concluyeron en octubre de 2017 si bien los importes relativos a la PAC no se vieron afectados.

El Marco Financiero Plurianual propuesto para la nueva etapa 2021-2027 aumenta hasta los 1,27 billones de euros (en precios corrientes). Sin embargo, la dotación para la PAC se reduce a 365.005 millones euros, destinándose 286.195 millones euros a pagos directos y medidas de mercado (Primer Pilar) y 78.811 millones euros a desarrollo rural (Segundo Pilar).

De acuerdo con estas referencias, Olona calcula que el presupuesto total de la PAC sufriría un recorte del 10,61% y no del 5% como se había barajado. En este sentido la reducción del Primer Pilar sería de un 7,30 % y la del Segundo un 20,86 %.

Mientras que en el periodo 2014-2020 la PAC representa el 37,96 % del presupuesto total de la UE, en el nuevo periodo 2021-2027 dicho peso se vería reducido en 9,22 puntos porcentuales pasando al 28,74 %.

Según el consejero, “esto da una idea más cabal del deterioro presupuestario que está sufriendo la que sigue siendo la única política verdaderamente común de la UE en favor de otras políticas cuya necesidad no se discute pero que no deberían ser a costa del apoyo que necesitan los agricultores y nuestro mundo rural”.

Pero para Olona, el deterioro no solo es consecuencia de la continua pérdida de recursos financieros en términos reales, sino sobre todo por “el persistente empeño en eludir las reformas de calado que se necesitan para lograr una PAC mucho más justa y eficaz, así como por poner en peligro su verdadero carácter comunitario aumentando la tasa de cofinanciación nacional”.

Considera que la propuesta presupuestaria de la Comisión Europea sobre la PAC “abre la puerta de par en par a dicho aumento de cofinanciación nacional en la medida que contempla la posibilidad de que los Estados miembros, además de cofinanciar con fondos propios los pagos directos destinados a los pequeños agricultores, también puedan destinar parte de los pagos directos al desarrollo rural y viceversa”.

Por ello, el consejero aragonés cree que frenar el deterioro de la PAC no solo exige frenar los recortes presupuestarios. “Es imprescindible, y quizás más importante, impulsar las reformas estratégicas de fondo, que no solo de forma y de arquitectura, en favor del modelo de agricultura familiar, es decir, de los agricultores profesionales que más dependen de la actividad agraria y más y mejor contribuyen a la mejora de la agricultura en el seno de un mundo rural vivo y sostenible”, concluyó Olona.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018