Ensayos con Kiplant AllGrip muestran incrementos de producción de más del 12% en tomate

La Universidad de Lisboa ha demostrado la efectividad del biofertilizante Kiplant AllGrip de Asfertglobal, compuesto por un consorcio bacteriano, con acción directa sobre el crecimiento y la producción en el cultivo de tomate.

Ensayos con Kiplant AllGrip muestran incrementos de producción de más del 12% en tomate

La tradición de la producción de tomate en España se remonta a hace mucho tiempo, siendo nuestro país el segundo mayor productor de tomate en Europa y el octavo del mundo. Sin embargo, las regiones de Andalucía y Ex­tre­ma­dura han registrado condiciones climáticas adversas durante el período crucial de instalación de este cultivo.

Para ayudar a combatir los efectos de estos factores y promover el crecimiento y la productividad de los cultivos, As­fertglobal presenta un biofertilizante compuesto por un consorcio bacteriano con una acción particularmente relevante en la producción de fitohormonas, en la solubilización de fosfato a partir de fuentes inorgánicas, así como en la mi­neralización de fósforo y otros nutrientes por la acción de la producción de enzimas extracelulares.

Kiplant AllGrip ya ha sido ampliamente probado y con resultados muy positivos y consistentes en una gran variedad de suelos, demostrando tener una acción directa sobre el crecimiento y la productividad de los cultivos, permitiendo una reducción efectiva del uso de fertilizantes químicos.

Figura 1

En un ensayo de tomate de industria realizado en condiciones de campo por Soilvitae (empresa independiente y certificada para ensayos, que es un spin-off de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Lisboa, en Portugal), fue posible verificar que Kiplant AllGrip permitió:

  • Un aumento del 12% en la producción de tomate, en comparación con la parcela no tratada, tanto en to­mates rojos como en la producción total (tomates rojos + tomates verdes) (fi­gura 1).
  • Un aumento del 6% en el análisis de grados Brix en fruta (figura 2).

Figura 2

Este ensayo se realizó en cinco bloques (correspondientes a cinco líneas), cada bloque con los cinco tratamientos (cinco parcelas); cada parcela con 15 plantas; en total 375 plantas, en un área de prueba total de ± 150 m2, y se aplicó Kiplant AllGrip 1 ml de bacteria (± 108 ufc) diluido en 10 ml de agua por planta, directamente al lado de la planta, con el sistema de riego por goteo.

También durante cuatro años, Soilvitae realizó otros ocho ensayos en tomates de in­­ver­nadero, en diferentes áreas de cultivo y diversas mo­da­lidades, en los que se aplicó Kiplant AllGrip, y verificó que fue posible lograr, de me­dia, un aumento del 15% en la producción de tomate, lo que de­mues­tra que, de hecho, los re­sultados de la aplicación de este biofertilizante de Asfertglobal son bastante consistentes y similares.