El sector oleícola espera la norma de almacenamiento privado antes de fin de año

La medida de ayuda al almacenamiento privado de aceite de oliva, con la que se  comprometió el todavía comisario de Agricultura de la UE, Phil Hogan, a poner en marcha en España, como la más rápida y efectiva en la actualidad para intentar «levantar»  los precios en origen se pondrá en marcha poco antes de finales de año.

Tras la declaración política de Hogan, y aunque se dijo que se pondría en marcha «de inmediato», los tiempos de Bruselas son otros. Queda todo el procedimiento administrativo que llevará a que esta medida de intervención pública se retrase todavía,  al  menos durante mes y medio.

De momento,  se desconocen las características que tendrá este almacenamiento: precios de desencadenamiento de la ayuda, condiciones de los licitadores, volúmenes que se podrán almacenar,  categorías de aceites, cuantía de la ayuda  (t/día) de almacenamiento,  anticipos de ayuda,  periodo máximo de almacenamiento, periodo de  presentación de las ofertas,  retiradas…etcétera.

Se desconoce también cómo se va a sustanciar tal ayuda, que no se aplica en nuestro país desde 2012, puesto que, aunque los actuales precios del aceite de oliva en origen a granel salida almazara son muy bajos (una media de apenas 2 €/kg),  aún no se ha llegado a los umbrales de  referencia establecidos reglamentariamente, que llevan sin actualizarse más de una década.

Estos son  para el  aceite de oliva virgen extra (AOVE) de 1.779 €/tonelada;  para el aceite de oliva virgen, de 1.710 €/t y para el aceite de oliva lampante, con una acidez libre de 2 grados, de 1.524 €/t (reduciéndose 36,70 €/t por cada grado de acidez suplementario). 

No obstante, en el Reglamento 1308/2013 de la OCM, en su artículo  18,  referido a las condiciones de concesión de la ayuda al almacenamiento privado, se dice en su apartado 1.b) que «a fin de lograr la transparencia del mercado, la Comisión  Europea estará facultada para adoptar, en caso necesario, actos delegados de conformidad con el artículo 227 que establezcan las condiciones en que podrá decidirse la concesión de ayuda para el almacenamiento privado de los productos enumerados en el  artículo 17 (entre  ellos, el aceite de  oliva), teniendo en cuenta (…) apartado b) «la necesidad de responder de manera oportuna a una situación del  mercado  especialmente difícil o a una  evolución económica que tenga un impacto negativo significativo  en los márgenes del  sector.»

El conjunto del sector productor (organizaciones agrarias y cooperativas) han acogido de manera esta positiva y esperan que sirva, al menos, para que los precios en origen remonten en estos primeros meses de la nueva campaña 2019/10.

Parche

No obstante,  la consideran también un «parche», que no será suficiente para resolver todos los problemas  con que se enfrenta este sector, agravados por la aplicación de las tasas arancelarias del  25% «ad valorem» del aceite de oliva español a  Estados Unidos , cuya entrada está prevista,  salvo sorpresas, este viernes 18 de octubre y que podría poner «patas arriba» el mercado español y mundial del aceite de oliva.

Es más, se teme que, además de las exportaciones de aceite de oliva español, se vean penalizadas las ventas al mercado USA de aceite de oliva envasado procedente de Italia, pero a partir de aceite de oliva a granel español (Italia nos compra una media de 300.000 t anuales, de las que más de dos terceras partes acaban en el mercado norteamericano).

Preocupa también que,  con el fin de no perder el mercado norteamericano y no ser sancionados,  las importaciones de aceite de oliva a granel para su envasado en España, procedente de Túnez (donde se prevé una producción récord de unas 390.000 t), Portugal, Turquía,  o incluso de la misma  Italia, se incrementen en estos primeros meses de campaña, entrando en directa competencia en precio con la producción oleícola español y afectando a las cotizaciones.

Con todo, la posibilidad de poder exportar aceite de oliva a granel para su envasado en Estados Unidos,  donde tienen plantas para ello tanto Dcoop (por medio de Pompeian), como Sovena,  entre otros,  limitaría también los efectos adversos de las sanciones de la Administración Trump, que no hay que olvidar, puede cambiarlas y endurecerlas  en unos meses, dentro de la legalidad si no supera el importe económico global de casi 7.500 M$, autorizado por la OMC .

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018