El sector de la carne de conejo, comprometido con el bienestar animal y la profesionalización

María Luz de Santos. Directora gerente de Intercun
Para hacer frente a la caída del consumo y de la producción, el sector de la carne de conejo prioriza satisfacer las demandas de los consumidores. En este sentido, lleva años trabajando por adaptar su sistema productivo en aras de mejorar el bienestar de los animales, la profesionalización de las granjas y el respeto al medio ambiente.

Por sus dimensiones y el valor económico que genera anualmente, el sector de la carne de conejo no es uno de los grandes sectores ganaderos. Sin embargo, nuestro sector sufre como el resto los cambios en los hábitos de la sociedad, que están provocando una disminución general del consumo de carne y más concretamente, de la carne fresca y congelada, como atestiguan los datos que maneja mensualmente el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) referentes al consumo en el hogar.

Asimismo, el sector de la carne de conejo también se ha adaptado a los cambios en los hábitos de consumo. El tradicional formato de canal entera sigue siendo el número uno en cuanto a presentación de la carne de conejo, pero poco a poco se van introduciendo en los lineales otras formas de consumir esta carne, como son las hamburguesas, las salchichas o los solomillos, más acordes con los gustos de los consumidores jóvenes.

En Intercun estamos convencidos de que hay mucha gente que no consume más carne de conejo porque no la encuentra fácilmente en los lineales y no sabe muy bien ni cómo cocinarla, ni tampoco los valores nutricionales que ésta tiene. Por esas razones, uno de los principales retos que tiene nuestra organización interprofesional es mejorar la información a los consumidores y a la sociedad en general, sobre las bondades de la carne de conejo y sus cualidades nutricionales.

En este sentido, no nos cansamos de explicar que la de conejo es una carne blanca, magra, con muy bajo contenido en grasa, pocas calorías (sólo 131 Kcal/100 gramos) y un perfil nutricional muy adecuado por su contenido en proteínas de alto valor biológico y de fácil digestión, minerales y vitaminas. Precisamente, esta carne destaca por su aporte de vitaminas del grupo B (B3, B6 y B12): una ración de carne de conejo aporta más del 100% de la cantidad diaria recomendada de vitamina B3, casi el 40% de vitamina B6 y el triple de las necesidades de vitamina B12.

En cuanto a los minerales, la carne de conejo tiene un alto contenido en fósforo, selenio y potasio, mientras que por el contrario contiene poco sodio, lo que hace que sea un alimento idóneo para aquellas personas que tengan problemas de hipertensión. También es una carne muy tierna y con una escasa proporción de fibras colágenas, lo que la convierte en un alimento ideal para todo tipo de población, desde niños a mayores, así como también para todos aquellos que quieren comer sano o son deportistas.

Junto con sus valores nutricionales, otra característica que define a la carne de conejo es su versatilidad a la hora de ser cocinada. Desde hace unos años, Intercun ha desarrollado una campaña de promoción con el apoyo de la Unión Europea (UE) , en la que entre otras cosas se muestra la gran diversidad de platos fáciles y sencillos que se pueden elaborar con carne de conejo. Todas estas recetas están disponibles en la web www.hoycarnedeconejo.eu, así como también recomendaciones sobre la mejor forma de elaborar los distintos platos.

Mayor profesionalización 

Otro reto importante que tiene la Interprofesional es avanzar en la profesionalización del sector cunícola. Aunque tanto el sector productor como transformador han hecho importantes esfuerzos en los últimos años de mejora de instalaciones, de procesos, etc. aún queda mucho camino por recorrer para hacer más competitivas y sostenibles las instalaciones.

Para alcanzar este objetivo, Intercun considera que es necesario avanzar a través del desarrollo de proyectos de I+D+i y dotar al sector de herramientas que proporcionen mayor información y transparencia. Igualmente, también hay que trabajar para incrementar la internacionalización de la carne de conejo porque creemos firmemente que en el mercado exterior puede estar el futuro de nuestro sector.

Actualmente exportamos un volumen significativamente bajo de carne de conejo, en comparación con nuestra producción y es necesario que consigamos aumentar progresivamente esas ventas al exterior para posicionar a España como lo que es: una de las primeras potencias productoras de carne de conejo del mundo.

Bienestar animal

Responder adecuadamente a las demandas de los consumidores en materia de bienestar animal y también en el respeto al medioambiente, es otro de los retos de Intercun para los próximos años. Nuestro sector lleva mucho tiempo trabajando en estas materias y va a seguir haciéndolo en el futuro, con varios proyectos que ya tiene en marcha. Así, por ejemplo, Intercun está tratando de desarrollar un proyecto innovador para lograr una cunicultura sostenible. Este proyecto, denominado Naturcun, busca la posibilidad de introducir el aturdimiento en el sacrificio de conejos de granja, mediante el uso de mezclas de gases inertes que contengan bajas concentraciones de dióxido de carbono. Es de destacar que el sistema de aturdimiento por mezcla de gases se utiliza ya en los sectores porcino y avícola, pero no en cunicultura por falta de estudios científicos que avalen su uso.

Igualmente, Intercun también promueve el Grupo Operativo IDCURA, que en este caso está centrado en desarrollar un programa innovador para reducir el uso de antibióticos en la cría de conejos, así como también divulgar los beneficios de esta reducción. Por otra parte, la Interprofesional junto con el resto de las organizaciones interprofesionales del sector ganadero español, se ha sumado a la puesta en marcha del sello “Compromiso Bienestar Animal”, que avala la realización de buenas prácticas relacionadas con la salud y el bienestar de los conejos, así como también la trazabilidad de la producción, desde la granja hasta que la carne llega al consumidor.

Este sello Intercun identificará la producción de carne de conejo que vaya más allá de los requisitos exigidos por la normativa nacional y comunitaria, relacionados con el bienestar animal, la sanidad, la profilaxis, la bioseguridad, el manejo de los animales y la trazabilidad del producto.

De esta forma, los consumidores podrán saber fácilmente si la carne de conejo que compran se ha obtenido cumpliendo con las más duras exigencias en estas materias a lo largo de toda la cadena productiva. En suma, son muchos retos los que Intercun tiene por delante en los próximos años, pero estamos seguros de que con trabajo y tesón podremos llevarlos a buen puerto.

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018