El sector citrícola español exige un giro radical a la CE en su lucha contra la «mancha negra»

El debate internacional y científico, que llegó a motivar recientemente incluso la amenaza formal de una denuncia de Sudáfrica contra la UE en la Organización Mundial del Comercio (OMC) acusándola de “proteccionismo”, se ha resuelto por la vía de los hechos, según el Comité de Gestión de Cítricos (CGC).

Al contrario de lo que sostenían países como el citado, donde esta peligrosa plaga es endémica, la ‘mancha negra’ sí se adapta al clima mediterráneo.

De hecho, la European and Mediterranean Plant Protection Organization (EPPO) ha emitido este jueves 25 de julio una alerta en la que confirma que las autoridades de Túnez han declarado oficialmente un área infectada por este hongo en una extensión de unas 2.000 hectáreas (ha) en la región de Nabeul, una zona citrícola del Noreste del país.

A juicio del CGC, la asociación que representa a los principales exportadores privados del país, el hallazgo debería forzar a la Comisión Europea a tomar medidas inmediatas y dar un “giro radical” para elevar el nivel de exigencia de la normativa vigente (Decisión UE 2016/715, recientemente prorrogada) y que afecta a los principales países proveedores de cítricos de la UE en contra-estación (durante el verano): la propia Sudáfrica, Argentina, Brasil y Uruguay.

De forma paralela y siguiendo este mismo criterio de prevención, el CGC reclama a Bruselas que rectifique su sorprendente decisión al excluir a última hora la también llamada «Citrus Black Spot» –CBS, en inglés- del listado de ‘plagas prioritarias’ para así garantizar una obligada vigilancia de este patógeno en todos los Estados miembros y la cofinanciación europea de los posibles planes de erradicación, en caso de producirse una contaminación en el territorio europeo.

Informes científicos

El pasado mes de junio, antes de confirmarse este foco, las principales organizaciones agrarias del sector citrícola de Italia, Francia y España –incluido el CGC- ya solicitaron al Ejecutivo comunitario varias modificaciones urgentes de la citada decisión.

Lo hacían, según este Comité, en función de las siete interceptaciones por ‘mancha negra’ detectadas por inspectores franceses en cítricos procedentes de Túnez –un país hasta el momento exento de esta plaga-  en los meses de marzo y abril.

Pero, sobre todo, reclamaban tales cambios en función de los sucesivos informes científicos de la EFSA (European Food Safety Authority) –de 2014, 2016, con una última revisión en 2018- que venían advirtiendo de la capacidad del patógeno para aclimatarse a las zonas citrícolas europeas y del riesgo de que éste pudiera transmitirse a través del fruto.

Estudios científicos que no impidieron al Gobierno de Sudáfrica anunciar la posible apertura de un panel contra la UE en la OMC, acusándola de que las medidas vigentes para evitar el contagio de este hongo encubrían “prácticas proteccionistas” y suponían un “gasto inasumible” para su sector de unos 112 millones de euros por campaña.

Informe pdf de le EPPO: https://gd.eppo.int/reporting/article-6571 

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018