El precio medio de la tierra cultivable más alto de la UE está en los Países Bajos, con 63.000 €/hectárea

Los precios de la tierra varían considerablemente entre los Estados miembros de la UE y dentro de cada uno de ellos, según la Oficina de Estadística de la Unión Europea (Eurostat).

En promedio, los Países Bajos registraron el precio de compra más caro de una hectárea de tierra cultivable en la Unión, con unos 63 000 /ha de media, e incluso ese precio en cada una de las regiones del país estuvo por encima de otras medias nacionales en UE.

Sin embargo, según Eurostat (ec.europa.eu/eurostat), entre las regiones de la Unión para las cuales existen datos disponibles, el precio de la tierra cultivable más caro se encontraba en la región italiana de Liguria (a una media de 108 000 euros por hectárea).

Por el contrario, la tierra cultivable era la más barata en Rumania, donde una hectárea venía a costar en 2016 una media de solo 1. 958 euros. A nivel regional, la hectárea de tierra cultivable más asequible se encontraba en la región de Yugozapaden, en Bulgaria, a una media de solo 1 165 euros/ha.

El nivel de los precios de la tierra depende de una serie de normativas nacionales (leyes), regionales (clima, proximidad a las redes) y de factores concretos (calidad del suelo, pendiente, drenaje, etc.), así como de la presión de la oferta y la demanda del mercado (incluida también la influencia que sobre el precio ejerce la regulación sobre la propiedad extranjera de las tierras).

Es interesante observar la evolución de los precios en las regiones durante un largo espacio de tiempo. Según los datos disponibles, el mayor crecimiento en los precios de la tierra cultivable entre 2011 y 2016 se produjo en los países del Este de la Unión Europea. En la República Checa (con un aumento multiplicado por tres veces), Lituania, Estonia, Letonia y Hungría, con un incremento de  dos veces).

Los precios medios de las tierras cultivables aumentaron también en otros Estados miembros, aunque a tasas mucho más reducidas. En casi todas las regiones, comprar tierra cultivable era más costoso que comprar pastizales permanentes (tanto como 20 veces más caro en las islas griegas de Voreio Aigaio).

Del mismo modo, la compra de tierras cultivables irrigables era más cara que la tierra cultivable no irrigable (hasta seis veces más costosa, por ejemplo, en la Región de Murcia, en España).

Arrendamientos

Por otro lado, el precio más elevado de los arrendamientos de tierras agrícolas cultivables se dio en la provincia neerlandesa de Flevoland. No toda la tierra es propiedad del agricultor que trabaja la tierra. Muchos agricultores deciden en su negocio alquilar sus tierras, ya sea a corto o largo plazo.

El coste del arrendamiento de las tierras de cultivo es otro factor que los agricultores deben absorber en sus negocios. Como reflejo de la variación en los precios de la tierra cultivable, los precios anuales de alquiler de una hectárea de tierra agrícola (arable o cultivo permanente o pastizales) también varían claramente entre Estados miembros y entre las regiones de cada Estado miembro.

Arrendar una hectárea de tierra agrícola era más caro, por ejemplo, en los Países Bajos (a una media de 791 euros/ha y año), estando la media regional más alta también en la provincia de Flevoland, que doblaba la media nacional (1. 536 €/ha al año).

En Letonia, en cambio, el alquiler de las tierras agrícolas era el más barato de la UE (a  solo 46 €/ha  por hectárea por año), aunque las regiones comunitarias con el arrendamiento más asequible eran las de Mellersta Norrland y Övre Norrland en Suecia (ambas a solo 28  €/ha y por año).

Al igual que sucede con los precios de la tierra, el alquiler de pastizales permanentes era más barato que el arriendo de tierras cultivables.

Contexto

Los datos sobre precios medios de compra y arrendamiento de tierras en la UE muestran el interés del Parlamento Europeo y de la Comisión de contar con información sobre este recurso agrícola básico, así como los  esfuerzos que los Estados Miembros realizan para obtener unos datos que se ajusten a una metodología común.

La mayoría de los Estados miembros de la UE han proporcionado estos datos del período 2011-2016, incluidos en algunos casos los datos regionales cuando ha sido  posible. Tales datos se basan en la denominada Nomenclatura de las Unidades Territoriales de Estadística (NUTS) 2013, tal y como figura en el Reglamento (UE) 1319/2013, de 9 de diciembre de 2013 de la Comisión. La NUTS 2013 proporciona un desglose uniforme y coherente de las unidades territoriales para la elaboración de estadísticas regionales para la UE.

Métodos y definiciones

Los datos se recopilan anualmente. La metodología común sobre precios y rentas de tierras agrícolas en la Unión Europea es la base para la realización de estadísticas comparables.

Los precios de los terrenos agrícolas hacen referencia al precio de una hectárea de tierra agrícola gratuita durante un período de referencia (un año calendario) determinado. Dependiendo del Estado Miembro, estos precios pueden ser percibidos por el propietario de la tierra agrícola que está vendiendo o por la persona física / persona jurídica / entidad legal que está comprando la tierra con fines agrícolas.

En cuanto a las rentas de tierras agrícolas hacen referencia al precio de arrendar una hectárea de tierra agrícola durante el período de referencia (un calendario año). El pago del precio del alquiler debe ser recaudado por las explotaciones agrícolas que alquilan la tierra con fines agrícolas (precio de alquiler).

Archivo adjunto: 

 


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para acceder o registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018