El Mapama da luz verde al Plan de Medidas para la Mejora del sector de la Fruta Dulce

El texto final del Plan de Medidas para la  Mejora del sector de la Fruta Dulce fue presentado por el director general de Producciones y Mercados Agrarios del Ministerio de Agricultura, Fernando Miranda, en la reunion que este lunes 12 de marzo tuvo con las organizaciones agrarias de ámbito nacional, ASAJA, COAG y UPA, con Cooperativas Agro-alimentarias y con la patronal empresarial sectorial, FEPEX.

La presentación de este plan es el último paso de los trabajos desarrollados desde el pasado otoño por el grupo creado al efecto. Para ello, se celebraron amplios debate, con participación de representantes de la producción, industria, distribución, Administración Central y autonómica, así como de expertos e investigadores. Los debates abordaron en una primera fase el diagnóstico de la situación del sector y en una segunda las posibles medidas en base a dicho diagnóstico.

El documento presentado recoge las principales conclusiones de ese diagnóstico y expone las medidas a adoptar. El plan consta de 14 medidas en total, cuya puesta en marcha corresponde tanto al Ministerio, como a las CC.AA. y al propio sector, y se estructura en cuatro grandes bloques en función del objetivo a perseguir:

Medidas a corto plazo en funcionamiento para inyectar liquidez al sector. Consisten, en primer lugar, en ayudas para cubrir los costes de los avales de la Sociedad Anónima de Caución Agraria (SAECA) para préstamos de hasta 80 M€, el doble que lo inicialmente previsto, con un importe unitario de 40.000 euros, para préstamos a 5 años, con 1 año de carencia a un tipo medio de Euribor +1,75%. El presupuesto de esta línea es de 3,7 M€ y las CC.AA. productoras podrán participar para mejorar las condiciones de esta línea en su ámbito territorial.

En segundo lugar, en la solicitud, mediante informe “ad hoc” del Mapama, complementado por las CC.AA. al Ministerio de Hacienda y Función Pública de una reducción de índice de rendimiento neto (módulos) para este sector en el ejercicio fiscal 2017 (declaración de IRPF de 2018) para tratar de ajustar la carga impositiva (base imponible) del sector frutícola a la realidad económica de la campaña, mejorando la liquidez de los agricultores.

El Mapama prevé que estas medidas de más corto plazo estén en marcha mediante Orden Ministerial, antes del inicio de la campaña en las zonas más tempranas, a finales del próximo mes de abril.

Medidas dirigidas a reequilibrar la oferta y la demanda del sector, con la mejora de la contribución de los programas operativos de las organizaciones de productores de frutas y hortalizas (OPFH) y de los programas de Desarrollo Rural a la recuperación del equilibrio de estos mercados; la mejora del control y el seguimiento de las nuevas plantaciones; el fomento de la producción ecológica y la calidad de la oferta; la promoción del consumo y la ordenación de las exportaciones a países terceros para mejorar el acceso a los mercados y abrir otros nuevos.

-Medidas dirigidas a organizar y reestructurar el sector, a través del incremento de la dimensión de las organizaciones de productores (OPs), del fomento de la constitución de asociaciones de organizaciones de productores (AOPs), de facilitar la creación de organizaciones interprofesionales y de reforzar los controles de la Ley de la Cadena en  el sector de frutas y hortalizas.

Ampliar el nivel de información sectorial para facilitar la planificación y el seguimiento de las campañas.

Por último, se llevará a cabo un seguimiento de la aplicación de estas medidas por parte del Ministerio de Agricultura, en colaboración con las CC.AA. y las organizaciones representativas del sector, elaborándose y publicándose a finales del presente año un informe de aplicación.

Reacciones

En líneas generales, el Plan del Ministerio de Agricultura ha sido aceptado por ASAJA, Cooperativas Agro-alimentarias y, en parte por FEPEX, mientras que ha suscitado el rechazo, sobre todo de las organizaciones  agrarias COAG y UPA, que lo consideran demasiado cicatero, ante la ausencia de un auténtico plan nacional de arranque de plantaciones de árboles frutales y de ayuda a la plantación de nueva variedades más  comerciales con fondos propios estatales “de minimis”.

ASAJA y FEPEX tambíén consideran neceario dicho plan de arranque, aunque en el caso de la patronal empresarial, limitado a las zonas donde realmente se han producido excedentes de oferta de melocotón y nectarina en los últimoa años, y no generalizado.  Además, ambas eran contrarias a limitar plantaciones en aquellas zonas productoras o en aquellas frutas que no han sufrido la presión de los exceentes de oferta en sus precios y en sus ventas en los mercados.

Por su parte, Cooperativas  ha apoyado el plan del Ministerio, sobre todo en lo que se refiere a la potenciación de las OPs y AOPs, así como en las medidas financieras y fiscales a corto plazo.

Texto adjunto: : Plan de medidas MAPAMA sector fruta dulce

 


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para acceder o registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018