El MAPA prevé contar con un borrador provisional del PEPAC en abril de 2021

El Ministerio de Agricultura pretende contar con un borrador provisional del Plan Estratégico de la Política Agraria Común (PEPAC) en abril del próximo año 2021 para su envío y examen informal -para obsevaciones o alegaciones técnicas- a la Comisión Europea, con el fin de que ésta cuente con el mayor grado de certidumbre posible para su aprobación definitiva.

El MAPA prevé contar con un borrador provisional del PEPAC en abril de 2021

Este borrador provisional tendría que incorporar ya todos los elementos que permitan obtener una apreciación precisa de los principales elementos del Plan de forma coherente, incluyendo objetivos cuantitativos nacionales que puedan derivarse de la aplicación en la PAC de las Estrategias “De la granja a la mesa” y de “Biodiversidad”, cuyas recomendaciones desde Bruselas espera el MAPA para antes de finales del presente año.

La intención del MAPA es comenzar ya en este mes de septiembre el diseño de la denominada “estrategia de intervención”, es decir, la fase en la que se definirán las intervenciones o medidas concretas que se recogerán en el Plan Estratégico de la PAC, en paralelo a los sucesivos debates de orientación política del conjunto de los elementos del mismo, que se extenderán a lo largo de este próximo otoño.

El PEPAC se presentaría a la Comisión Europea a mediados de 2021, con vistas a que esta institución comunitaria lo apruebe a comienzos del año siguiente, en 2022,  para que el conjunto de las Administraciones públicas (AGE y CC.AA.) dispongan de tiempo suficiente para llevar a cabo los desarrollos legislativos, técnicos y administrativos correspondientes, con el fin de que se pueda poner en marcha y aplicarlo ya en 2023.

La crisis sanitaria, social y económica del Covid-19 trastocó el calendario previsto inicialmente para poner en marcha la nueva PAC en 2022, pero también el retraso en la propuesta y aprobación del Marco Financiero Plurianual (MFP) 2021-2027, aprobado en julio junto con denominado Fondo de Recuperación (“Next Generation EU”), que incluye el presupuesto destinado a financiar la PAC en el próximo septenio, además de las Estrategias “De la granja a la mesa” y de “Biodiversidad”, con incidencia directa sobre la aplicación de la misma.

Ahora, lo más inmediato es que el Parlamento Europeo y el Consejo adopten el reglamento de transición de la PAC, que permitirá prorrogar la misma con las reglas actuales aún vigentes, pero ya con el nuevo presupuesto comunitario 2021-2027, antes de finales de este año y, por su parte, el Consejo Europeo, como pretende la presidencia alemana, alcance un acuerdo político sobre el paquete legislativo -los tres reglamentos- de la futura PAC a finales del próximo mes de octubre para poder iniciar los “trílogos” de negociación junto con la CE y la Eurocámara.

En marzo del pasado año se iniciaron los trabajos para evaluar todas y cada una de las necesidades vinculadas a los nueve objetivos específicos de la PAC, más el objetivo transversal, que dieron lugar a los correspondientes análisis de debilidades, amenazas y oportunidades (análisis DAFO), con el fin de poder llevarse a cabo una priorización de tales necesidades.

En estos trabajos, recuerda el MAPA, han estado involucradas todas las CC.AA., así como las organizaciones profesionales agrarias, las organizaciones medioambientales e incluso todas las personas que, a título individual o representando a una organización, han querido aprovechar la oportunidad para enviar sus comentarios o aportaciones a un proceso de elaboración que, en todo momento, ha tenido la vocación de ser abierto, transparente y participativo.