A consulta pública la extensión de norma y la derrama económica obligatoria para limón y pomelo

La Asociación Interprofesional del Limón y el Pomelo (Ailimpo) ha propuesto aplicar una extensión de norma al conjunto de estos subsectores citrícolas,  con aportación económica obligatoria para realizar actividades de comunicación y mejora de  la imagen del sector, investigación,  desarrollo e innovación (I+D+i) tecnológica, mejora de la cadena  de valor sectorial y desarrollo de la plataforma tecnológica Blockhain-Lemontrace, durante un  periodo de  cinco años.

Así figura en  el proyecto de Orden del Ministerio de Agricultura, elevado a consulta pública hasta finales de febrero, para la realización de acciones de interés económico  general  para todo  el sector,  «ya que producirán un  efecto económico positivo  de incremento de la demanda, beneficiando por igual a los agentes  económicos integrados en Ailimpo y a los que no pertenecen a ésta.

Dentro de la acción de  comunicación y mejora de la  imagen de limón y el pomelo,  hacia donde iría el 74% de los fondos recaudados por extensión de norma, se propone una promoción  genérica y campañas de comunicación e  imagen dirigidas a un amplio colectivo (consumidores, médicos, nutricionistas, especialistas en  salud y alimentación y otros generadores de opinión),  destinadas  a aumentar  el nivel  de conocimiento de los consumidores sobre las bondades del limón y el pomelo y los métodos de producción sostenibles.

También se plantea  la comunicación y promoción comercial  en los  mercados del exterior de  carácter genérico e interés colectivo  sectorial , con asistencia a  ferias,  foros  sectoriales y congresos, así como programas de información y promoción, cofinanciados por la UE, en el mercado interior (España, Francia y Alemania) y en  terceros  países (EE.UU. y Canadá).

En  el apartado de  I+D+i, hacia donde iría el 8% del total recaudado, se plantea la mejora  de la información y conocimiento de las distintas fases de  producción, comercialización en  fresco y transformación del limón y el pomelo (estudio de costes, análisis  de  las tendencias futuras de  producciones y mercados, previsiones de  escenarios futuros…etc.);  apoyo a la internacionalización, mediante estudios sobre la  apertura de mercados, supresión de  barreras a la exportación e implantación exterior, así como análisis y estudios  sobre la  elaboración de índices de referenciación sectorial del limón y el pomelo.

En cuanto a  la implantación de la plataforma tecnológica Blockain-Lemontrace en este  sector  citrícola, hacia donde iría otro 8%  de los fondos recaudados,  su fin es mejorar la transparencia y trazabilidad de  los productos, proporcionando información fiable sobre su origen y estado. Su puesta en marcha prevé mejorar las garantías de seguridad y calidad alimentaria para los consumidores.

«El blockchain, basado  en los  principios fundamentales de transparencia, transferencia rápida y segura de la información y colaboración entre los diferentes eslabones de la cadena alimentaria,  incrementará la confianza de los agentes sectoriales y de los consumidores, ayudará a reducir costes,  mejorará la eficiencia y añadirá mayor valor a lo largo  de la cadena de suministro, configurándose como una herramienta clave de seguridad alimentaria y de mejora de la reputación del  sector»,  se señala en el proyecto de orden ministerial.

Aportaciones económicas

Los proyectos  y actuaciones de Ailimpo se financiarán mediante aportaciones económicas obligatorias,  procedentes de los operadores  de las  distintas ramas de  actividad sectorial  (producción,  transformación y comercialización), mediante la extensión de norma, que comprende dos  vías de financiación diferentes: la que corresponde a la actividad conjunta de producción y comercialización del  limón y el pomelo y la complementaria para actividades especificas de  las industrias procesadoras de estos cítricos.

En la primera, los agricultores  pagarán una «cuota de producción»  de  0,00060€/kg de  limón  y pomelo producido y vendido  a un operador comercial o  entregado a una cooperativa (en caso  de ser socio de la misma) o a una industria de transformación (en caso de fruta  directa de campo a industria).

Los operadores comerciales abonarán una «cuota de comercialización» de 0,00060 €/kg, salvo  para  las cantidades que destinen  a  industria ; las industrias procesadoras pagarán una «cuota de comercialización» de 0,00060 €/kg comprado,  a aplicar solo en el  caso de que la primera operación comercial  se realice directamente entre  productor e industria de transformación.

A los  limones y pomelos importados se  les aplica el mismo  sistema de recaudación que a los de origen español.

En cuanto a la financiación complementaria correspondiente a las actividades específica de las industrias procesadoras de  limón y pomelo  será aportada por dichas industrias fabricantes según un sistema de módulos, en el que se fijan las cuotas (cuotas por nivel de actividad) anuales a pagar por cada industria en función de su nivel de actividad de procesado  de materia prima, excluida la correspondiente a fruta de  campo directa a industria.

Se clasifican 5 grupos según nivel de actividad procesadora, previéndose una recaudación que va desde los 1.000 €/campaña para la  industria que procese menos de  5.000 t (grupo 5), hasta 6.000 €/campaña para la que procese más de 30.000 t (grupo 1).

Un 10% de los recursos económicos recaudados iría a financiar la propia gestión de la extensión de norma de Ailimpo.

Archivo adjunto pdf proyecto:  2proyectoextensiondenormasectorlimonypomelo_tcm30-525244


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para acceder o registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018