El MAPA quiere que el pago básico sume para cumplir con la mayor ambición climática y ambiental de la próxima PAC

El secretario general de Agricultura y Alimentación del Ministerio de Agricultura, Fernando Miranda, subrayó en el Consejo de Ministros de Agricultura de este 18  de noviembre la necesidad de que la ayuda básica a la renta, en su conjunto, contabilice en el cumplimiento del objetivo de destinar un porcentaje mínimo a gastos de carácter climático y medioambiental.

Ello es así, porque para el cobro de esta ayuda básica será necesario cumplir con la nueva Condicionalidad Reforzada, en la que se incluyen los requisitos del pago verde actual.

La Presidencia finlandesa del Consejo planteó algunos aspectos relacionados con la arquitectura medioambiental y su aplicación. Un aspecto de gran importancia para España, que aboga por el mantenimiento de la ambición medioambiental y climática, como una de las principales prioridades de la reforma de la próxima PAC.

Al respecto, Miranda planteó la necesidad de que la nueva PAC sea la palanca que permita la transición climática y medioambiental de la agricultura, pero manteniendo, a la vez, la rentabilidad económica de las explotaciones agrarias.

Aunque el porcentaje final de gastos de la PAC destinado a fines climáticos y medioambientales, dependerá de las negociaciones del Marco Financiero Plurianual (MFP) 2021-2017, para España la cifra final que se establezca deberá estar en consonancia con esa mayor ambición medioambiental.

Eco-esquemas

En la reunión del Consejo de Ministros se abordó también, entre otros aspectos, una serie de reflexiones acerca de en qué medida pueden computar para la consecución del objetivo climático y medioambiental los “eco esquemas”.

En este sentido, se planteó que sería conveniente prever mecanismos de flexibilidad, que permitan abordar de forma gradual la puesta en marcha de medidas climáticas y medioambientales, siempre que ello no suponga perder fondos, ni renunciar en ningún momento a mantener el objetivo de ambición medioambiental.

Fernando Miranda, que asistió este 18-N en Bruselas como máximo responsable del Gobierno español al Consejo de Ministros de Agricultura de la UE, ante la presencia del ministro en funciones, Luis Planas, en la inauguración en Palma (Islas Baleares) de la cumbre pesquera de la Comisión Internacional para la Conservación del  Atún Atlántico (ICCAT), valoró positivamente las propuestas de la CE sobre los reglamentos de transición de la PAC.

El secretario general del  MAPA volvió a reiterar que tales reglamentos permitirán dar continuidad a los pagos, tanto del primer (ayudas directas), como del segundo Pilar de la PAC (Desarrollo Rural) durante los años 2020 y 2021(cuyos gastos se abonan en los ejercicios financieros 2021 y 2022, con el nuevo presupuesto de la UE), brindando así seguridad a los agricultores y ganaderos.

Para el Gobierno español, apuntó Miranda, estas normas son «una cuestión fundamental y esperamos que se tramiten a la mayor brevedad posible, dado que durante el periodo de transición los Estados miembros estaremos preparando la nueva reforma de la PAC, que será de plena aplicación a partir de las solicitudes de ayuda que se presenten en 2022.»

Sin afección

Por ello, incidido Miranda, es necesario asegurar que los beneficiarios de la PAC no se vean afectados durante todo ese periodo transitorio y que, por tanto, sigan percibiendo sus ayudas de manera regular, sin cambiar las condiciones de admisibilidad de las mismas respecto a las existentes en el actual periodo 2014-2020.

El alto cargo del MAPA recordó también que los importes presupuestarios propuestos en los reglamentos de transición son provisionales y que, cuando se cierre la negociación del Marco Financiero 2021-2027, serán los importes que resulten de esa negociación los que se incorporen para el ejercicio presupuestario de 2021 en el reglamento de transición.

Al respecto, Miranda volvió a subrayar que España sigue defendiendo un presupuesto para la futura PAC, que se mantenga en el mismo nivel que el del actual período.

Sector apícola

En el Consejo de Ministros se trató también el estado de la apicultura, caracterizado con una situación de mercado comprometida, debido a múltiples problemas, que se traducen en un descenso de la producción de  miel, sin que esto revierta en una recuperación de precios.

La posición española en este asunto se apoya en la propuesta de incrementar el actual presupuesto destinado al control y lucha frente a  las enfermedades que merman la cabaña, así como a intensificar la vigilancia y el control de las poblaciones de abejas para identificar las principales causas, que afectan al despoblamiento, y la aplicación de medidas preventivas.

El MAPA apuesta también por dar más apoyo a la investigación para lograr la formulación de nuevos medicamentos y tratamientos, con los que controlar las principales enfermedades.

Igualmente se aboga por la mejora de otras medidas, como la realización de un estudio comunitario para  ampliar la  información sobre las causas de la reducción de la cabaña apícola; una mayor flexibilidad de trasvases de las asignaciones financieras entre grupos de intervenciones de los planes estratégicos nacionales, así como el impulso de iniciativas que favorezcan el lanzamiento de campañas de promoción, tanto en el mercado comunitario, como en terceros países.

Junto con esas propuestas, se planteó igualmente avanzar en la mejora de la apicultura como actividad comercial y económica, en particular con un mayor conocimiento y reconocimiento de los productos apícolas europeos y con la mejora del marco legal, que establece el etiquetado de origen de la miel, mediante una mejor identificación de los orígenes de las mezclas de mieles.

Acuerdo bilateral UE-China en IGs

Respecto a las negociaciones que concluyeron en el acuerdo bilateral UE-China sobre las Indicaciones Geográficas (IGs), desde España se agradeció a la Comisión Europea el trabajo realizado que permitirá, tras más de 12 años, avanzar en la protección jurídica de los alimentos  y bebidas de calidad europeos.

Un  acuerdo, que incluirá a cerca del 70% de las Denominaciones de Origen Protegidas  e Indicaciones Geográficas Protegidas (DOP/IGPs) españolas, que están actualmente exportando a China, y que tendrán protegido su nombre frente a la usurpación o imitación por parte de marcas comerciales en ese país.

Arroz de Myanmar

También se analizó la problemática del sector arrocero. En particular, del impacto que está teniendo en el mercado de la UE las importaciones de arroz desde determinados orígenes, que ha llevado a que se tenga que establecer una cláusula de salvaguardia, en el caso de las entradas de este cereal de Myanmar (antigua Birmania) y Camboya.

El secretario general del MAPA planteó que es necesario realizar un seguimiento del mercado del arroz de todas las variedades, para prevenir las crisis y perturbaciones que puedan afectar a nuestra propia producción, siendo conveniente, a la vez, avanzar en la puesta en valor de los puntos distintivos de la oferta europea, a través de la calidad u origen diferenciado.

Precios hortícolas de entrada

Igualmente, Miranda reiteró que sigue siendo necesario que la Comisión  Europea estreche la vigilancia para que se  cumplan los precios mínimos de entrada de las hortalizas procedentes de terceros países, cuando son destinadas al mercado comunitario, así como  que se contemplen también medidas para las exportaciones de hortalizas procedentes de las Islas Canarias con destino al Reino Unido, en un escenario posterior a la salida de este país (Brexit) de la Unión Europea.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018