El MAPA acuerda retirar desde este 10-J unas 30.000 t de fruta de hueso en fresco para zumo

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación abrirá este lunes 10 de junio un cupo de 30.000 t para transformar en zumo melocotones, nectarinas, paraguayas, platerinas y melocotones planos retirados del mercado, con el fin de contribuir al equilibrio entre oferta y demanda ante un complicado inicio de la actual campaña 2019/20.

Resolución FEGA:  RESOLUCION_FyH_03-06-2019

Anexo Resolución: ANEXO_FyH_03-06-2019

La medida, como en ocasiones anteriores, consistirá en la retirada de estas frutas por parte de las organizaciones de productores (OPs) para su entrega a entidades caritativas. Estas entidades, a su vez, cierran contratos con la industria transformadora para obtener zumo y néctar. Una parte de la cantidad entregada se utilizará como pago en especie por los gastos de transformación.

Se pondrá en marcha mediante un escalonamiento de las retiradas en distintos periodos. Por ejemplo, durante el pasado 2018, esta medida de retirada de fruta de hueso del mercado se extendió en varios tramos o periodos desde junio a septiembre.

En principio, el MAPA ha fijado una cantidad máxima a retirar de 30.000 toneladas, que serán financiadas en el marco de los programas operativos de las organizaciones de productores de frutas y hortalizas (OPFH), con importe de ayuda a los productores por la fruta retirada que puede superar los 14,3 millones de euros.

Las entregas de productos retirados del mercado por parte de las OPs a las entidades caritativas para su posterior transformación, comenzarán en los próximos días, una vez que se cierren los acuerdos entre dichas entidades y las industrias transformadoras.

Las organizaciones de productores podrán presentar sus notificaciones ante las autoridades competentes de las CCAA a partir del 10 de junio.

Desde la patronal empresarial de productores y exportadores de frutas y hortalizas, FEPEX,  se valora muy positivamente que la medida se aplique de forma inmediata, como había solicitado en la reunión de esta última semana al MAPA, «porque contribuirá a dar fortaleza al mercado y a prevenir y a corregir posibles perturbaciones en el transcurso de la misma, evitando la acumulación de stocks en un sector muy vulnerable por el carácter fuertemente perecedero de la fruta de hueso.»

Además, añade esta organización sectorial, «la disponibilidad de esta medida, incluso si los volúmenes retirados son mínimos, permite disponner de una herramienta comercial para fortalecer la posición de las organizaciones de productores (OPs) en la cadena de valor.»

Muy bajos precios

Por su parte, La Unió de Llauradors denunció que los bajos precios de la fruta de verano se sitúan de media un  60% más bajos que en la anterior campaña, de acuerdo a la compartiva con los precios oficiales semanales, mientras que en los lineales de los supermercados las cotizaciones se pueden multiplicar hasta por cinco en muchos casos.

La media de precio en origen de la nectarina, según esta organización agraria, indica que es un 67% inferior a la de la pasada campaña; la del melocotón, del 55% inferior, y la del albaricoque del 55%. Una situación que, según La Unió contrasta con los precios que están pagando los consumidores en los supermercados y las grandes cadenas de distribución, donde se multiplican incluso por cinco al llegar la fruta a los lineales.

Esta organización agraria valenciana «no comprende estas diferencias de precios tan importantes y cómo es posible que el precio que percibe el productor sea tan bajo, a pesar de que la cosecha, aunque superior a la «anormalmente baja» de 2018, está en valores productivos normales. Si se compara con la de 2017, la cosecha prevista de nectarina en la C.Valenciana es incluso un 10% inferior y el precio un 50% más bajo que entonces, mientras que en el caso de los melocotones extratempranos, la producción de 2017 fue un 7% superior  a la que se estima ahora y el precio que recibió entonces el productor fue un 30% más alto también.»

Desde el punto de vista de la lógica comercial, según La Unió, «si hay menos producción que hace dos años y el consumidor está pagando cinco veces más que lo que cobra el productor, la pregunta es por qué el productor está recibiendo precios un 50% inferiores a los de las otras campañas.»

Al respecto, esta organización agraria reclama a las Administraciones públicas que  investiguen si se están efectuando prácticas abusivas en el sector de la fruta de verano y reclama iniciativas como, por ejemplo, medidas de gestión de crisis contempladas en la legislación europea y que ya fueron aplicadas en anteriores campañas, como es la retirada.

También  consideran que hace falta poner en marcha medidas de transparencia del mercado, como es el caso de los Observatorios de Precios, que ponen de manifiesto los precios en origen y en destino (PVP), y que explican estas diferencias tan abismales de precios y, sobre todo, «si es real o no la utilizada excusa de que no hay consumo y, por eso, los precios tienen que estar prácticamente regalados.»

La Unió indica que «si hubiera mecanismos de transparencia, no existiría tanto abuso entre los diferentes agentes de la cadena, donde la mayoría de las ocasiones, por falta de información, quien paga todos los platos rotos es el eslabón más débil, que es el productor.»

 


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para acceder o registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018