El Índice FAO de Precios mundiales de los alimentos básicos descendió en septiembre

Los precios mundiales de los productos alimentarios cayeron de nuevo en septiembre debido a los crecientes inventarios de los principales alimentos básicos.

El índice de precios de los alimentos de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) disminuyó un 1,4% con respecto a agosto, y se encuentra ahora un 7,4% por debajo de su nivel de septiembre de 2017.

El índice de precios de los cereales de la FAO cayó un 2,8%, liderado por el maíz, ya que las expectativas de una cosecha muy abundante en Estados Unidos hicieron bajar los precios de exportación.

Los precios internacionales del arroz y el trigo bajaron también en septiembre. Los del trigo sobre todo, a causa de las elevadas ventas y exportación en curso desde la Federación de Rusia.

El índice de precios de aceites vegetales de la FAO registró su octavo descenso mensual consecutivo, cayendo un 2,3% hasta su nivel mínimo de tres años. Los del aceite de palma registraron el descenso más acusado, lastrados por los grandes inventarios en los principales países exportadores, y están ahora un 25% por debajo de su nivel de hace un año.

También el índice de precios de los productos lácteos de la FAO disminuyó un 2,4%  en septiembre, continuando su tendencia a la baja, mientras que el índice de precios de la carne bajó ligeramente respecto a su valor revisado de agosto.

El índice de precios del azúcar de la FAO está un 21% por debajo de su nivel de septiembre de 2017, al tiempo que subió un 2,6% con respecto a agosto, ya que las labores de recolección en curso en Brasil -el mayor productor y exportador mundial, apuntan a que las condiciones de sequía han tenido un impacto negativo en los rendimientos de la caña de azúcar.

Las lluvias monzónicas por debajo de la media en la India e Indonesia ejercieron igualmente una presión alcista sobre los precios internacionales del azúcar.

Mayor producción de cereales

Por otro  lado, en su Nota informativa sobre la oferta y la demanda de cereales, también publicada este jueves 4 de octubre, la FAO eleva su previsión para la producción mundial de cereales de este año a 2 591 millones de toneladas, aunque esta cifra se encuentra todavía un 2,4% por debajo del máximo histórico de 2017.

En Australia y Canadá se espera que la disminución de las lluvias reduzca los rendimientos de trigo, lo que, sin embargo, debería compensarse con mayores producciones en Argelia y la Federación de Rusia.

Y se prevé que la producción de maíz en los Estados Unidos alcance su segundo nivel más alto registrado, compensando con creces las revisiones a la baja en Rusia.

Al mismo tiempo se calcula que la producción mundial de arroz aumente un 1,3%, superando el récord histórico del año pasado, impulsada por indicios de mayores plantaciones de las esperadas en Asia, en especial en la India.

Demanda y stocks

La FAO prevé que la utilización mundial de cereales aumente a 2 647 Mt en la temporada 2018/19, un 1,1% más que el nivel estimado del año anterior.

Se espera que el comercio mundial de cereales se acerque a 417 Mt, cerca de un 1% menos que el nivel récord de la campaña comercial 2017/18. Al mismo tiempo se pronostica una disminución de los volúmenes de comercio internacional de trigo y arroz, y una subida de los del maíz.

Las existencias mundiales de cereales al cierre de la campaña 2018/19 se prevén en 751,3 Mt, cerca de un 7% por debajo de su nivel récord de apertura, ya que se espera un notable descenso de los inventarios de trigo en la Unión Europea y en la Federación de Rusia.

Foto: Seleccionando semillas en la India. (www.fao.org)

Más información en: www.fao.org

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018