El grupo Stihl vuelve a batir un nuevo récord de facturación

El grupo Stihl ha logrado una cifra récord de facturación, superando los 3.800 millones de euros en 2017, según ha explicado Bertram Kandziora, presidente de la Junta Directiva del grupo, en la reciente rueda de prensa anual de la compañía. Esta cifra supone un incremento del 9,7% en comparación con el año anterior, y se habría elevado hasta el 10,2% sin los efectos del cambio de divisa.

“Hemos incrementado significativamente nuestra cuota de mercado y consolidado nuestra posición de liderazgo a nivel global”, subrayó Kandziora. La apuesta de Stihl por su gama de batería, orientada al usuario particular, ha contribuido en gran parte al logro de estos resultados, así como la digitalización.

Este crecimiento en facturación y unidades vendidas ha permitido también incrementar el número de empleados hasta las 15.875 personas al finalizar el pasado año, lo que supone un aumento del 6,4% respecto a 2016. Además, en un futuro próximo está previsto cubrir otros 200 nuevos puestos de trabajo en áreas como digitalización de productos, tecnología de batería, electrónica e informática.

Bertram Kandziora junto a la motosierra Stihl MS 500i.

El grupo vendió el pasado año más de 10 millones de unidades de motor en todo el mundo. Un crecimiento de dos dígitos en el segmento de máquinas de gasolina y que se ha doblado en la gama de batería, un segmento con gran potencial, cada vez más popular y demandado en todos los mercados.

Asimismo, su robusta estructura financiera, con un capital propio superior al 70%, le permite mantener su crecimiento también en inversión: 248 millones de euros en 2017. La compañía tiene previsto invertir un total de 1.000 millones de euros hasta 2021.

“La digitalización puede convertirse en el motor de crecimiento de Stihl en los próximos años”
ha declarado el presidente de la Junta Directiva del Grupo. La compañía ha estado trabajando en ello desde hace años, pero 2017 ha supuesto un importante empujón en el desarrollo y comercialización de estos productos y servicios inteligentes, creando nuevas estructuras y procedimientos para actuar de forma más ágil y dinámica.

El grupo también anunció el lanzamiento de la primera motosierra con inyección electrónica, la Stihl MS 500i, que abre un campo completamente nuevo para las motosierras de gasolina y que en España ya pudimos ver en la última edición de FIMA.

Gracias a su ligera construcción, se caracteriza por su excepcional relación peso-potencia de 1,24 kg/kW, un ratio que no se había podido lograr hasta la fecha. La Stihl MS 500i ofrece también una potente aceleración, de 0 a 100 km/h en una fracción de segundo.

“En lo que respecta a España, después de haber crecido un 40% en los últimos tres años, en 2017 se ha alcanzado un nuevo récord de facturación, superando los 91 millones de euros», ha afirmado Bernhard Iber, director gerente de la filial española.

El próximo otoño se inaugurarán las nuevas instalaciones logísticas que duplican su capacidad actual, llegando a una capacidad de 9.000 m2, y que cuentan con la tecnología más moderna, como el sistema de almacenamiento robotizado AutoStore, que aporta mayor capacidad, flexibilidad y escalabilidad.

Ya en 2016 se inauguró el Centro de Formación Stihl Training, que supone una apuesta firme de la compañía por la formación y el desarrollo profesional en nuestro país. Este centro está preparado con la tecnología más puntera al servicio de la formación, y en 2017 ha conseguido la homologación como Centro registrado por la Comunidad de Madrid para la impartición de especialidades formativas en el ámbito de la formación profesional para el empleo. Por este centro pasarán más de 1.500 alumnos a lo largo de 2018.

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018