El grupo Stihl registra un incremento de su facturación del 11,9% en los ocho primeros meses del año

El grupo Stihl ha registrado entre enero y agosto de 2017 un incremento de su facturación del 11,9%, rebasando los 2.700 millones de euros. “Esta cifra ha mejorado nuestras previsiones de crecimiento. En los productos de batería, en particular, hemos conseguido un excepcional incremento en unidades vendidas”, señaló el presidente de la Junta Directiva del grupo, Bertram Kandziora, en la reciente rueda de prensa financiera de la compañía celebrada en Waiblingen.

El grupo se encuentra actualmente investigando y desarrollando productos innovadores no sólo en el área de la batería y los productos conectados, sino que también está asentando nuevos estándares en los productos de gasolina. “Estamos trabajando en la primera motosierra con inyección electrónica”, anunció Kandziora.

En cuanto al mercado internacional, sigue aumentando la demanda de productos de gasolina y de batería. El mercado estadounidense y el europeo occidental continúan siendo los principales motores de crecimiento del grupo en los ocho primeros meses del año.

Protagonista fundamental de este crecimiento es, sin duda, la enorme demanda de la nueva gama de batería, tanto para el público particular como para los profesionales. El incremento en unidades vendidas del segmento de batería ha sido excepcional, alcanzando los tres dígitos. “Por supuesto, seguimos siendo fuertes en el sector de gasolina”, subrayó Kandziora.

Otros mercados como el ruso y el asiático también están incrementando su facturación considerablemente. Este crecimiento a nivel global ha permitido también aumentar el número de empleados de la compañía durante este periodo en un 3,6%, alcanzando la cifra de 15.222 personas.

En lo que respecta a España, “después de haber logrado un récord de facturación en 2016, superando los 85 millones de euros, y con los resultados obtenidos hasta agosto, a pesar de la severa sequía que sufre nuestro sector, podemos esperar volver a superar las cifras del año pasado”, ha afirmado Bernhard Iber, director gerente de la filial española.

 

Soluciones inteligentes

La compañía continúa con su proceso de digitalización interna, reorganizando su estructura e implementando nuevos departamentos, proyectos y productos. Viking está desarrollando productos conectados, como el iMow Team, presentado este pasado mes de junio. Se trata del primer robot cortacésped interconectado, controlable a través de una app. Esto permite trabajar en grandes superficies de césped con varios robots al mismo tiempo.

Por su parte, Stihl está participando en Activatr, un programa que busca sinergias entre experimentados fundadores de startups y los equipos más innovadores en Stihl para desarrollar nuevas ideas de negocio en el mundo digital. “Esta nueva forma de cooperación ya está dando sus primeros frutos como la startup Freiraum, que nació en junio”, señaló Kandziora.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018