El FEGA constata estabilidad en las ayudas PAC asociadas a cultivos y a ganadería entre 2015 y 2019

El Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA) constata en su último informe la estabilidad en la evolución de las ayudas asociadas a la producción de la Política Agraria Común (PAC) durante las campañas 2015 y 2019.

En un amplio informe señala que este tipo de ayudas, o ayudas acopladas, se reciben por realizar un determinado cultivo o por criar un determinado tipo de ganado, de los sectores que son objeto de ayuda, que son aquellos más vulnerables y con riesgo de mantenimiento en la actividad agraria y en el medio rural si no existiese este tipo de apoyo.

Al contrario que el pago básico, que se recibe con independencia del tipo de cultivo que se realice, con la condición de mantener las tierras en buenas condiciones para el pasto o el cultivo, la ayuda asociada se concede precisamente siempre que se cultiva o produce.

Existen, por un lado, las ayudas asociadas voluntarias por superficie, que incluye a los cultivos de arroz; los cultivos proteicos (oleaginosas, por un lado, y proteaginosas y leguminosas, por otro);  frutos de cáscara y algarrobas; legumbres de calidad; remolacha azucarera de siembra primavera y siembra otoñal; tomate para industria, y el pago especial al cultivo del algodón.

Con algunas variaciones y según campañas, al alza o a la baja, según las condiciones meteorológicas o de mercado, estas ayudas a la superficie se han mantenido estable, y en su caso con una reducción ligera de beneficiarios que ha elevado en su caso la ayuda acoplada por hectárea, sin que su existencia haya supuesto en ningún momento un aumento desmesurado de producción.

Algo similar ha sucedido en las ayudas asociadas voluntarias de la PAC a la ganadería, cuyos beneficiarios están obligados a ser agricultores activos; solicitar la ayuda cada año en la Solicitud Única de la PAC; tener a los animales correctamente identificados y registrados en base a la normativa vigente; contar con la explotación a la que pertenecen los animales debidamente registrada en el Registro General de Explotaciones Ganaderas (REGA); no recibir por cada animal nada más que una de las ayudas asociadas y, además, cumplir con los requisitos específicos de cada ayuda.

Al ser presupuestos máximos cerrados, el incremento de animales subvencionados, como ha sucedido en el mantenimiento de vacas nodrizas ha supuesto la disminución del apoyo por animal, aunque el número de beneficiarios haya aumentado.

Se incluyen en estas ayudas acopladas a la ganadería, la destinada a las explotaciones que mantengan vacas nodrizas; para explotaciones de vacuno de cebo; para las explotaciones de vacuno de leche; para las explotaciones de ovino y de caprino.

Informe pdf: Evaluacion_ayudas_asociadas_2015-2019


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para acceder o registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018