El DARP pone en marcha un Plan de 10 M€ para arrancar 2.000 ha de frutales de hueso en Cataluña

La consejera de Agricultura de la Generalitat de Cataluña, Teresa Jordà, presentó este 19-F el plan, que prevé sacar del mercado 2.000 ha de melocotón, nectarina, paraguayo, y platerina, equivalente a  80.000 t de fruta de hueso, un volumen correspondiente a lo que se dejó de exportar raíz del veto ruso.

El Departamento de Agricultura catalán se hace cargo de este Plan en solitario, ante la negativa del MAPA  de cofinanciarlo,  según esta entidad  (ver presentación en CAT abajo).

La consellera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación (DARP) de la Generalitat de Cataluña, Teresa Jordà, acompañada de los directores generales de Alimentación, Calidad e Industrias Agroalimentarias, Carmel Mòdol, y de Agricultura y Ganadería, Elisenda Guillaumes, así como del director de los Servicios Territoriales del Departamento en Lleida, Ferran de Noguera, presidió en la tarde del pasado 19 de febrero en Lleida, una rueda de prensa de presentación del Plan de arranques de fruta de hueso, que, previamente, fue presentado al sector en el marco de una reunión extraordinaria de la Mesa Sectorial Agraria de la Fruta Dulce.

Este Plan de arranques de fruta de hueso 2019-2020 tiene como objetivo sacar del mercado unas 2.000 hectáreas de melocotón, nectarina, paraguayo, y platerina, casi un 10% de la superficie de cultivo, contribuyendo a  eliminar variedades obsoletas y a favorecer la viabilidad futura de las explotaciones frutícolas.

La previsión es que esto permita que salgan del mercado 80.000 toneladas de fruta de hueso, volumen que es lo que se dejó de exportar a raíz del veto ruso.

Se trata, según el DARP, de una medida estructural y menos costosa que si se tuviera que recurrir a una retirada extraordinaria, que tendría un coste anual estimado de entre 35 y 55 millones de euros.

A principios de año, el DARP preguntó a los fruticultores si se acogerían a un plan de arranque. A raíz de aquella consulta, se recibieron 800 peticiones de fruticultores, correspondientes a cerca de 1.700 hectáreas.

Con este superficie se ha alcanzado el compromiso de una cifra cercana al 80% de la superficie total a arrancar para el primero de los dos años, en que el plan de arranque debería estar operativo.

La encuesta derivaba de un requerimiento del Ministerio de Agricultura que, en principio, debía cofinanciar la ayuda, y reclamaba la certeza de que la medida sería efectiva.

Finalmente, según el DARP, el MAPA se ha negado y todo el plan se financiará con fondos públicos del Gobierno de la Generalitat, como remarcó Teresa Jordà.

Así, el Departamento publicará en breve la convocatoria de estas ayudas en régimen de ayuda “de minimis”.

En esta convocatoria podrán participar los productores de melocotón, nectarina, paraguayo y platerina ,que hayan hecho arranques de parcelas plantadas de estas especies desde el  1 de julio de 2018 hasta la fecha de publicación de la convocatoria o tengan previsto hacerlas hasta el 31 de marzo de 2020.

La dotación máxima de esta convocatoria de ayudas es de 10 millones de euros para el periodo 2019-2020 y la máxima superficie subvencionable por titular de explotación es de 3 hectáreas , con un  importe máximo de ayuda a recibir de 5.000 euros por hectárea, siempre en función de las hectáreas totales solicitadas en el Plan.

El DARP añade que el peticionario debe comprometerse a no plantar en su explotación árboles de las especies incluidas en el Plan, al menos durante los cuatro años siguientes al arranque de frutales subvencionado.

Teresa Jordà puso de relieve que la puesta en marcha de la ayuda al arranque de plantaciones de fruta de hueso para reducir el volumen de oferta es una de las medidas más destacadas del Plan de Acción de la Fruta Dulce, que el Departamento de Agricultura está impulsando desde hace más de un año, a petición de las organizaciones agrarias ante la situación de crisis estructural que afecta al sector del melocotón y la nectarina.

“Debemos actuar contra el desequilibrio entre la oferta y la demanda. Y el momento de hacerlo es ahora, por la alta competencia que hay en el mercado, puesto que cualquier pequeño desequilibrio en la demanda puede generar una quiebra importante de la oferta “, subrayó Jordà.

Por su parte, Carmel Mòdol remarcó que “el Plan de arranque es la última medida pendiente de aplicar los compromisos adquiridos con el sector hace un año, cuando se aprobó, de manera unánime, todo el Plan de Acción de la Fruta Dulce. Eso deja constancia de que el DARP ha cumplido todos y cada uno de los compromisos adquiridos “.

Mòdol también quiso poner en valor que “el Departamento está haciendo política agraria, acompañando el sector en el proceso de reflexión y reevaluación que tiene que hacer para encarar su futuro con solvencia”.

Mejora de la comercialización

Por su parte, la Asociación Empresarial de Fruta de Cataluña, Afrucat, asociación integrada en la patronal empresarial productora y exportadora de frutas y hortalizas, FEPEX, considera positiva la medida, porque beneficiará la comercialización.

Eso será así porque, según esta organización sectorial, apartará del mercado variedades antiguas que gustativamente no satisfacen al consumidor y que reciben liquidaciones bajas, contribuyendo también, según su director, Manel Simon, a que los productores que quieran abandonar la actividad y que tienen plantaciones no rentables puedan hacerlo.

Para Afrucat, con el fin de mitigar la presión de precios que soportaba el sector de fruta de hueso, después del cierre del mercado ruso en 2014, es necesario ordenar y reducir la producción, y la medida aprobada en Cataluña, de carácter autonómico contribuye a ello.

En el ámbito nacional, el MAPA presentó ya en abril del año pasado el Plan de Medidas para la mejora del sector de la Fruta Dulce, que constaba de un total de 14 medidas, agrupadas en 4 bloques, cuya puesta en marcha correspondía tanto al Ministerio, como a las comunidades autónomas y al propio sector.

Dentro de las medidas dirigidas a reequilibrar la oferta y la demanda del sector, el plan incluía la limitación de plantaciones, con cargo a los programas operativos de las organizaciones de productores, y dotaba a las CC.AA. de la posibilidad de aprobar planes para el arranque, según FEPEX.

Presentanción del Plan 2019-2020 de arranque de  frutales de hueso CAT:

 PlanCATdeArranqueFD


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para acceder o registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018