El consumo mundial de aceite de oliva repuntará un 6,4% acercándose a 3,1 Mt en 2019/20

El consumo mundial de aceite de oliva ha aumentado un 82,4% entre 1990/91 y 2017/18 y, a pesar de que bajó un 4,3% en la campaña siguiente 2018/19, hasta casi 2,91 Mt, se prevé que vuelve a superar los  3 Mt en la  actual 2019/20.  En concreto, según los datos oficiales de los países productores y las estimaciones del Consejo Oleícola Internacional (COI),  estará cerca de los  3,1 Mt, con un incremento del 6,4% en relación a la campaña precedente.

En la campaña 2018/19, con cifras aún provisionales, se registró un consumo  mundial de 2.909.500 toneladas,  con un descenso  del 4,3% y de 130.000 t menos que en la campaña anterior. En los países miembros del COI la bajada fue del 8%, hasta poco más de 2 Mt.

En el grupo de países europeos, el consumo  se elevó a 1,43 Mt, con un descenso del 10,2%, mientras que en el resto de países miembros del COI su consumo disminuyó globalmente en un 2,2%,  hasta un total de 576.500 toneladas. En el resto de países no miembros del COI, el  consumo se espera que alcance alrededor de  899.500 t, con un incremento del 5,3% respecto a  la campaña  precedente.

En la actual campaña 2019/20, de los casi 3,1 Mt de aceite de oliva de consumo previsto, algo más de 1,57 Mt (+9,7% sobre la campaña  anterior) correspondería a la Unión Europea, con España a la cabeza, con 550.000 t (+6,8%), seguido de Italia, con 500.000 t (+25,4%), Grecia, con 125.000 t  (+1,5%),  mientras que Francia bajaría el suyo a 101.000 t (-6,7%), Portugal lo aumentaría considerablemente, hasta 80.00  t (+30,7%). En los países no productores de la UE, el COI estima 201.000 t de consumo de aceite de  oliva (-4,4%).

En otros  países miembros del COI no comunitarios, el consumo de  aceite de oliva en 2019/20 se prevé que suba ligeramente, hasta 580.000 t (+0,6%), con subidas en Turquía (170.000 t y 4,3% más); Túnez (43.000 t y +7,5%), Jordania (29.000 t y +38,1%), Egipto (25.000 t y +108,3%), Israel (22.000 t y +5,8%) y Líbano (20.000 t y +4,2%), frente a descensos en Marruecos (120.000 t y -20%) y Argelia (84.000 t y -1,8%).

En los países terceros productores, pero no miembros del COI se prevé un consumo de 578.000 t de aceite de oliva, con un aumento del 2% sobre la campaña anterior. Encabeza esta lista Estados Unidos (330.000 t y -0,3%),  Siria (86.000 t y +14,7%); China (52.000 t y +1%); Australia (51.000 t y +2%) y Arabia Saudí (38.000 t y +1,3%).

Por último, el COI prevé otras 363.500 t en los países terceros no productores, con un incremento del 9,2% respecto a la campaña anterior, destacando Brasil (90.000 t y +4,7%), Japón (75.000 t y +8,7%), Canadá (47.000 t y +1,1%) y Rusia (23.500 t y -2,1%).

Por tanto, se espera que el consumo mundial de aceite de oliva sea el mejor de las últimas seis campañas, con 3.093.900 toneladas y que esté también un 6,2% y casi 180.000 toneladas por encima de la media del quinquenio 2014/15-2018/19, que fue de 2,91 millones, ligeramente por encima del registro alcanzado en 2017/18, que fue de 3.039.100 toneladas.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018