EIMA 2018, la innovación ahora al alcance del segmento de media potencia

El sector agrario italiano tiene mucho futuro, con un campo que ya ha comenzado a renovarse. De un total de 750.000 explotaciones agrarias, 215.000 están gestionadas por mujeres (30%). En tan solo cuatro años el número de explotaciones gestionadas por jóvenes agricultores (menores de 35 años) ha aumentado un 12% hasta 55.000, una nueva generación abierta a las innovaciones y al uso de maquinaria y dispositivos de tecnología avanzada. Y eso también se ha notado en la feria. Con 317.000 visitantes, Eima 2018, que se ha celebrado en Bolonia del 7 al 11 de noviembre, ha batido un nuevo récord de asistentes (+11% vs 2016). Pero ¿cuánto está dispuesto el agricultor a invertir realmente en tecnología?
Arancha Martínez. Redacción VR.

El salón internacional de la me­ca­nización agraria ha contado este año con una superficie to­tal de 350.000 m2, sobre la que cerca de 2.000 fabricantes de ma­quinaria y componentes, un tercio de los cuales son extranjeros –procedentes de 49 paí­ses–, han mostrado hasta 50.000 mode­los y equipos tecnológicos.

En su 43ª edición Eima ha incorporado, entre otras novedades, Idrotech, un nuevo salón dedicado al riego y a la gestión del agua, que se suma a los salones de Eima Componenti, Eima Green, Eima Energy y Eima M.i.A. Según Massimo Goldoni, director general de Fe­derUna­co­ma –la patronal italiana de fabricantes de maquinaria agrícola y organizadora de la feria–, el agua se ha convertido en una variable cada vez más importante para la producción agrícola, un factor que debe gestionarse con tecnologías cada vez más perfeccionadas.

En Eima la superficie dedicada a este sector llegó a ocupar en el año 2016 cerca de 11.000 m2 y con­tó con la participación de 250 fabricantes procedentes de 20 países, motivo por el cual este año se ha decidido convertirlo en salón.

Otra novedad para este año ha sido Eima Digital, un área reservada a los fabricantes de software y sistemas electrónicos avanzados para la gestión y control de má­quinas, en la que han participado 35 empresas especializadas en sistemas de navegación por satélite, dispositivos GPS, ordenadores de a bordo, sistemas Isobus, estaciones meteorológicas, drones, sensores y programas de última generación.

Las perspectivas de difusión de estas tecnologías son muy buenas y el mercado posee amplios márgenes de desarrollo si se piensa que, en un país con una fuerte vocación agrícola como Italia, tan solo en­tre el 1% y el 2% de las principales em­pre­sas agrarias recurre a sistemas de pre­cisión y utiliza de forma integrada dispositivos digitales.

El jurado de Concurso de Novedades Técnicas ha concedido este año 28 medallas de oro de las que 7 han recibido además el Premio Blu, que es el galardón a la sostenibilidad ambiental de la novedad técnica, así como 46 medallas de plata.

Entre estas novedades premiadas podemos destacar el tractor Ibrido Carraro, en el unos motores emplean la potencia eléctrica para contribuir a la conducción, operar la tdf y las unidades periféricas como las bombas hidráulicas, o el sistema TIM de John Deere, un kit que permite a un equipo con Isobus tomar el control de un tractor equipado con sistema de di­rección automático también con Isobus. Este año además dos empresas españolas, Serrat e Industrias David, consiguieron abrirse un hueco en esta edición, con una medalla de oro y una de plata, respectivamente.


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para acceder o registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018