Ebro Foods recorta un 17,1% su beneficio neto en el primer semestre de 2018

Los resultados consolidados obtenidos por el Grupo Ebro Foods durante este primer semestre se han visto afectados fundamentalmente por la inflación de costes, (unos generales para todo el mercado y otros propios y extraordinarios), sufrida por el negocio arrocero norteamericano y las importantes inversiones acometidas para el desarrollo del plan de expansión del Grupo.

En este contexto, Ebro obtuvo un beneficio neto de 76,3 millones de euros durante los seis primeros meses de 2018, un 17,1% menos que en el mismo período de 2017.

El importe neto de la cifra de negocio sube, en cambio, un 2,3%, hasta 1.277,3 M€,  pese al efecto negativo de la bajada del tipo de cambio del dólar, que pasó del 1,08 al 1,21. 

El EBITDA o resultado bruto de explotación se sitúa en 151,4 M€, un 16,6% inferior respecto al mismo período de 2017.

La deuda neta alcanzó al final de este periodo los 732,2 millones de  euros, unos 215 millones más que en el primer semestre del ejercicio anterior, tras la adquisición de la compañía de pasta fresca Bertagni por 145 millones, la inversión de 14 millones realizada en Francia para la instalación de la nueva sede social de Panzani, el importante incremento de circulante realizado en ambas divisiones para el abastecimiento de materia prima, ante posibles situaciones adversas y las fuertes inversiones en crecimiento orgánico.

Resultados por líneas de negocio

Área Arroz

En un escenario previo de resultados históricos, con crecimientos en el EBITDA del 13%, la división arrocera se vio afectada de forma coyuntural por una serie de factores extraordinarios como el encarecimiento del precio de las materias primas, fundamentalmente el arroz jazmín de Tailandia, que impacta de manera importante en Riviana y en menor medida en Europa.

En segundo lugar, por los altos costes industriales derivados de la puesta en marcha de nuevas líneas microondas, tanto en USA como en España.

En tercer lugar, por la puesta en marcha de la ampliación de Bangkok que nos ha impedido aprovisionarnos con normalidad.

En cuarto lugar, por la situación de pleno empleo en EEUU, que incide en la falta de personal para nuestra planta de Freeport (Texas).

En quinto lugar, por  la extraordinaria subida de los costes logísticos en EEUU como consecuencia de la falta de transportistas y el aumento del precio de los carburantes.

En el plano positivo, cabe destacar que nuestros volúmenes no se han visto afectados por las incidencias anteriormente mencionadas y han continuado creciendo, especialmente nuestras marcas americanas en un mercado, por otra parte, bastante plano.

La cifra de ventas se situó en 688,3 M€ y el EBITDA alcanzó los 85,6 millones de euros.

Área Pasta

En el ámbito de las materias primas, la división tiene cubierto el aprovisionamiento, tanto en Estados Unidos, como en Europa, para el resto del ejercicio.

En Francia la marcha del negocio de Panzani fue positiva, con crecimientos de cuota de mercado en todos los segmentos en los que opera, aunque hay un ligero empeoramiento de mix al crecer también en los clientes menos rentables.

Garofalo, por su parte, continúa realizando un importante esfuerzo para la entrada de la marca en Francia, España y USA, logrando consolidar su posición en un mercado italiano muy competitivo y de la mano de Bertagni, ha comenzado a lanzar sus primeras referencias en pasta fresca.

En Estados Unidos, las medidas implementadas en Riviana para reforzar los atributos de valor de sus marcas comienzan a dar sus frutos, mejorando sus cuotas de mercado, especialmente en las pastas “core”.

La cifra de ventas se situó en 617 M€ y el EBITDA en 70,5 millones.

Mejores perspectivas para el ejercicio completo

El Grupo ha tenido que afrontar un semestre con circunstancias complejas, especialmente en el negocio norteamericano de arroz, cuyos efectos confiamos ir mitigando a lo largo del ejercicio, puesto que son todos debidos a un coyuntural incremento de costes.

Riviana cuenta con grandes fortalezas para hacer frente a los mismos, como son la solidez de sus marcas y su positivo fondo de negocio, tal y como confirma la buena evolución de sus volúmenes y ventas durante el semestre.

También Ebro destaca hitos muy positivos durante estos seis primeros meses, como son la total incorporación de la compañía de pasta fresca Bertagni, que sitúa al Grupo como segundo fabricante mundial de pasta fresca y que va a permitir generar importantes sinergias con el resto de nuestros negocios de pasta fresca; el sano crecimiento registrado por el negocio norteamericano de pasta, que tras unos años complicados, ha vuelto a encontrar la senda del crecimiento; y el buen comportamiento de nuestras principales marcas, que siguen afianzando su liderazgo y aumentando su participación de mercado, lo que supone el reconocimiento del consumidor hacia nuestros productos.

Archivo a CNMV adjunto:  EbroFoods1erSem2018


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para acceder o registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018