Las cooperativas EA group y Comercial Ovinos recuperan la trashumancia

 El próximo domingo, 24 de junio, un total de 4.200 ovejas de raza merina viajarán hasta puertos de montaña de Castilla y León, para aprovechar los pastos durante los meses estivales y, aproximadamente, hasta mediados de octubre, dependiendo de la evolución del clima. La iniciativa responde al proyecto de recuperación de la trashumancia puesto en marcha por las cooperativas EA group y Comercial Ovinos, en colaboración con la Fundación Monte Mediterráneo, la cual pretende, además, ligar esta práctica a la comercialización.

En línea con lo anterior, se está trabajando, junto a Ecovalia, en la certificación de los puertos, para que los ganaderos de ecológico puedan acceder a ellos manteniendo la calificación, al tiempo que se baraja la posibilidad de abrir líneas de venta de lana merina trashumante y lana ecológica trashumante.

Los ganaderos interesados tienen varias opciones. Por un lado, subir por su cuenta a los dos puertos de León; por otro, compartir puertos con otras ganaderías en Palencia, a fin de lograr un número de ovejas suficientemente alto como para aprovechar perfectamente los puertos y amortizar la mano de obra contratada a 12 euros por animal, importe que incluye acceso, transporte y mano de obra, entre otros conceptos.

Así pues, en los próximos días un ganadero viajará por su cuenta a León, con 1.200 ovejas, mientras otras cuatro ganaderías, que suman un total de 3.000 animales, lo harán hasta Palencia, donde expertos en trashumancia, conocedores de la zona, atenderán los rebaños.

Desde EA group se pone en valor la rentabilidad de la práctica, que permite descargar las fincas en origen, mejorando su recuperación. Además, la cooperativa subraya los beneficios para el bienestar animal y el estado sanitario de las ovejas, los cuales se reflejan luego en las parideras, una vez de vuelta a sus explotaciones.

Está demostrado que los corderos nacen más fuertes y que las ovejas presentan más reservas para afrontar el parto y la lactación. Según EA group, hasta la lana resulta de mejor calidad, al reducirse los puntos de rotura, como consecuencia de haber sufrido un menor estrés térmico o cambios en la alimentación de los animales.

La cooperativa explica el interés de esta práctica y cómo las empresas participantes en el proyecto trabajan para recuperar la actividad de manera organizada, tratando directamente con las juntas vecinales, propietarias de los puertos, así como con la propia Junta de Castilla y León. En consecuencia, los ganaderos encuentran enormes facilidades para sumarse a ella y cobertura de todo tipo, incluso legal.

Entre las acciones que han llevado a cabo, comentan, por ejemplo, la preparación de instalaciones, tanto para los pastores como para las ovejas, que incluyen arreglos en casetas, colocación de placas solares y adecentado de los corrales y abrevaderos.

 

 

 

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018