Directiva sobre Prácticas Comerciales Desleales: buen punto de partida, pero manifiestamente mejorable

El plan de la Comisión Europea para poner fin a las prácticas comerciales desleales (PCD) en la cadena de suministro alimentario constituye un paso adelante (#fairfoodchain), según las organizaciones que defienden los intereses de los profesionales agrarios y sus cooperativas (COPA-Cogeca).

 En respuesta al plan presentado ante los eurodiputados, el COPA-Cogeca (www.copa-cogeca.eu) declaran que si bien se trata de un paso adelante, es necesario que el mismo cobre una mayor envergadura.

«Tenemos que mejorar el funcionamiento de la cadena de suministro alimentario y esto debe llevarse a la práctica mediante la legislación europea, dado que, como ya hemos visto, no es eficaz un enfoque que se base únicamente en disposiciones facultativas.

Según estas organizaciones,  “hace falta un organismo que sea capaz de garantizar una aplicación sólida, y que cuente con autonomía a la hora de abrir y llevar a cabo investigaciones, así como de imponer medidas disuasorias en caso de incumplimiento.”

Es una iniciativa que venimos propugnando desde 2007», destacó Joe Healy, presidente del Grupo de Trabajo «Cadena Alimentaria» del Copa y de la Cogeca.

“Si bien ya hay legislaciones de este tipo en alrededor de 20 de los 28 Estados miembros, es importante que exista un marco dentro de la Unión Europea en su totalidad con la finalidad de garantizar la igualdad de condiciones comerciales, a la vez que se abordan las prácticas comerciales desleales en el ámbito transnacional que de lo contrario seguirían llevándose a cabo sin que nadie las cuestione”, señaló el secretario general del COPA-Cogeca, Pekka Pesonen.

Pesonen afirmó que hay que obrar con precaución para no menoscabar los sistemas legislativos nacionales europeos que ya funcionan correctamente.”

Para Healy, “a presente propuesta supone un paso en la dirección correcta. Sin embargo, es importante que no se circunscriba el alcance de la misma, y que todas las empresas gocen de una mejor protección ante las prácticas comerciales desleales.”, declaró.

Según el desglose que muestra el reparto del valor del producto agrícola, los agricultores reciben de media el 21% del total, mientras que el 28% va para el sector de la transformación y el 51% para el de la distribución.

Esto no puede seguir así. Es necesario que los agricultores reciban la parte justa del valor de lo que producen.

 Cooperativas Agro-alimentarias

Cooperativas Agro-alimentarias de España (www.agro-alimentarias.coop) aplaudió la propuesta de la Comisión Europea, presentada por el comisario Phil Hogan, que propone un marco europeo mínimo para controlar las PCD, a través de órganos públicos independientes con capacidad de sancionar, investigar de oficio y recibir denuncias anónimas.

A partir de ahora, los Estados miembros están obligados a aplicar la directiva en su legislación nacional en un plazo máximo de dos años y deberán crear una autoridad de control independiente.

Según esta organización, el control de las PCD implicará una mayor transparencia del mercado comunitario y evitará comportamientos comerciales ya prohibidos que no estaban siendo fiscalizados, como la mora en los pagos de productos frescos en más de 30 días. También impulsará unas relaciones comerciales más leales y una mejora en el funcionamiento del mercado, que será más sostenible para operadores y consumidores.

No obstante, a juicio de Cooperativas Agro-alimentarias de España, la propuesta tiene margen de mejora porque limita la aplicación de la normativa a las relaciones entre un proveedor PYME y un comprador no PYME, cuando las PCD también se dan entre empresas que ya han superado la dimensión PYME y siguen teniendo una relación de gran dependencia con sus clientes.

 Cooperativas Agro-alimentarias de España insiste en la necesidad de introducir en la directiva como PCD la “venta a pérdidas”, principal práctica desleal que sufre el sector agroalimentario y que necesita cobertura jurídica a nivel UE.

También es necesario establecer un mecanismo eficaz para dirimir e investigar las prácticas comerciales desleales, que se produzcan en las transacciones comerciales que afecten a varios países de la UE.

Tras más de diez años de debate institucional y de trabajo, en los que ha participado Cooperativas Agro-alimentarias de España con la Comisión, el Parlamento Europeo y el COPA-Cogeca, esta iniciativa de directiva supone un paso decisivo para establecer un marco europeo común en el control público e independiente de las prácticas comerciales, reconoce la existencia de las prácticas comerciales desleales y la escasa eficacia de los enfoques de reglamentación exclusivamente voluntarios.

Cooperativa Agro-alimentarias de España continuará trabajando con la Comisión Europea, el Parlamento Europeo y el Consejo para mejorar algunos puntos de la misma y para que entre en vigor lo antes posible.

Unión de Uniones

Union de Uniones de Agricultores y Ganaderos valora la propuesta de la CE sobre la cadena alimetnaria, porque va en buena dirección y considera que, salvo algunas carencias, podría suplir de alguna manera aspectos no tratados ne la Ley española. No obstante, esta organización agraria considera fundamental la definición de posición de dominio en el mercado agroalimentario de la UE, así como en la ley española, estableciendo un criterio sobre cuándo un operador tiene  un grado de concentración  que le  permite evitar la  competencia e imponer unilateralmente sus condiciones.

Esta organización agraria considera que debería incluir tambie´n la «venta a pérdidas» para poder avanzar en un justo reparto del valor añadido a lo largo de la cadena alimetnaria.

Esta iniciativa debe beneficiar también a los consumdores, añade Unión de Uniones, que pide valentía política para aplicarla y espera que la capacidad de presión de los lobbies de la agroindustria y la distribución no acaben por quitarle músculo a la Directiva.

FEPEX

La patronal empresarial de exportadores de frutas y hortalizas, FEPEX (www.fepex.es) destaca como muy importante que la futura Directiva se tenga que aplicar a los proveedores y compradores de fuera de la UE, según la Comisión, ya que “si solo se protegiera de las prácticas comerciales desleales a los proveedores de la UE, pero no a proveedores de terceros países, los compradores podían tener incentivos para comprar a estos proveedores de terceros países(a los que podrían imponer prácticas comerciales desleales”.

FEPEX considera que la aplicación de la futura Directiva a las importaciones es crucial para el sector de frutas y hortalizas, ya que de lo contrario se generaría una situación de desventaja competitiva para el productor comunitario y distorsiones de la competencia.

Paolo de Castro, ponente del PE

Paolo De Castro será el ponente del Parlamento Europeo sobre la Directiva de la UE contra las prácticas comerciales desleales (PCD) en la cadena de suministro de alimentos.

Es una iniciativa necesaria para frenar el comportamiento de “Far West” (Lejano Oeste), que produce ineficiencia y desperdicio de alimentos perjudiciales tanto para los productores y consumidores «, afirmó De Castro después de la presentación de la propuesta legislativa a la Comisión de Agricultura del Parlamento Europeo por parte del comisario de Agricultura y Desarrollo Rural, Phil Hogan.

«El proyecto de Directiva, señaló el primer vicepresidente de la Comisión de Agricultura de la Eurocámara, es una oportunidad para continuar el trabajo realizado con el Reglamento “Omnibus” para mejorar la competitividad de las partes más débiles de la cadena alimentaria

Después de que 20 países de la UE ya  hayan legislado en este ámbito, se necesitan reglas comunes contra malas prácticas como, por ejemplo, la demora de pagos o la cancelación de pedidos a última hora para productos perecederos”.

Por tanto, concluyó de Castro, tendremos las herramientas incluso para comenzar a reducir las ineficiencias que contribuyen a “fenómenos misteriosos”, como la multiplicación de los precios de las frutas y hortalizas del campo a la mesa.

Partido Popular Europeo

La eurodiputada del Partido Popular Europeo (PPE), Esther Herranz, calificó de “insuficiente” la nueva propuesta de Directiva de la Comisión Europea para combatir las PCD en la cadena alimentaria, durante el seminario organizado en el Parlamento Europeo por el Grupo PPE (www.eppgroup.eu/es) sobre el futuro de la Política Agrícola Común (PAC).

La eurodiputada riojana lamentó que el ámbito de aplicación previsto en ese proyecto “se limite a las operaciones entre pequeñas y medianas empresas proveedoras y grandes establecimientos comerciales”.

En su opinión, todas las empresas, independientemente del tamaño, “deberían estar cubiertas por la nueva regulación europea para combatir las prácticas abusivas en la cadena alimentaria, incluyendo las operaciones entre grandes proveedores de alimentos y pequeños comercios.”

En el seminario citado, al que asistieron la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, así como el comisario europeo de Agricultura y Desarrollo Rural, Phil Hogan, éste sugirió que el ámbito de aplicación de la nueva directiva podría ser ampliado por los colegisladores, es decir, por el Parlamento Europeo y el Consejo de Ministros de la UE.

Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas

Clara Aguilera, portavoz de Agricultura del Grupo Alianza Progresista Europeo de Socialistas y Demócratas (www.socialistsanddemocrats.eu/es), afirmó, por su parte, que “la norma europea de la cadena alimentaria es una gran oportunidad para empezar a resolver los desequilibrios en la negociación de precios, dado que su inestabilidad es el verdadero problema de los agricultores.»

La vicepresidenta de la Comisión de Agricultura del Parlamento Europeo calificó “de «paso en la buena dirección» la propuesta de directiva sobre Prácticas Comerciales Desleales, presentada en la Eurocámara, que establecerá una serie de prácticas desleales prohibidas, aumentará la protección de la producción agraria y reducirá las desigualdades en la cadena de valor.

 «Son medidas necesarias y bien encaminadas, aunque hubiésemos preferido que se tramitasen como un reglamento, y no como directiva», lamentó Aguilera.

La eurodiputada hizo hincapié también en la necesidad de ampliar el alcance de estas medidas, «es fundamental corregir las malas prácticas de la gran distribución, pero también las de la gran industria, de la que no nos podemos olvidar y que igualmente presionan a los agricultores».

En su opinión, «la “venta a pérdidas” debe mejorar su regulación a nivel europeo, ya que esta práctica presiona a la baja los precios pagados al agricultor, sin que ello suponga una rebaja para los consumidores«, apuntó.

Finalmente, Aguilera incidió en que «estamos ante un buen punto de partida, mejorable a través de las enmiendas que más adelante presentaremos, y que marca un hito después de tantos años reclamando a la Comisión legislación en esta materia».

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018