Deoleo logra 251 M€ de beneficio neto y eleva ventas un 24% en el primer semestre de 2020

La compañía aceitera consolida su crecimiento y obtiene un EBITDA de 43,7M€, confirmando la tendencia positiva iniciada durante el primer trimestre del año y que supone un aumento del volumen de 30% durante los 6 primeros meses del año.

Deoleo logra 251 M€ de beneficio neto y eleva ventas un 24% en el primer semestre de 2020

Deoleo, el grupo productor de aceite de oliva, obtuvo un beneficio neto de 251 millones de euros, en contraposición con las pérdidas de 15 millones registradas en el mismo periodo del año anterior debido, principalmente, al impacto extraordinario del proceso de reestructuración concluido en el primer semestre de 2020, y a la buena evolución del negocio en todas las regiones.

El crecimiento, según la compañía, se ha visto acelerado debido a las nuevas medidas adoptadas, más allá de que el consumo aumentó significativamente a partir de marzo en lo que podría describirse como el “Efecto Covid”.

Así, el primer semestre del año terminó con un aumento del 30% de los volúmenes y del 24% en las ventas, llevando al EBITDA (resultado bruto más amortizaciones) del grupo hasta los 43,7 millones de euros (+245%).

Estas cifras consolidan, según Deoleo, una tendencia iniciada a finales de 2019 y que ha continuado hasta el mes de Junio.

Ignacio Silva, presidente y consejero delegado de Deoleo, afirmó que el futuro es aún más prometedor, al señalar que “gracias a la estrategia comercial que empezamos a aplicar el año pasado en nuestras diferentes geografías, nuestro negocio ha conseguido revertir la tendencia negativa de ejercicios anteriores. Además, durante este periodo hemos sido capaces de consolidar el crecimiento con un aumento significativo del consumo en el hogar debido a la pandemia”.

Incremento de las cuotas de mercado

La evolución de las marcas de Deoleo ha sido positiva en todas las geografías del grupo, superando el crecimiento medio del mercado en la mayor parte de ellas, lo que ha permitido incrementar la cuota de mercado de la compañía en casi todos los países clave.

En España, los volúmenes aumentaron un 21% frente a un crecimiento total del mercado de aceite de oliva, que se situó en el 16%. Esta diferencia se ha traducido en un incremento de la cuota de 1,7 puntos porcentuales, ensanchando la distancia respecto a sus principales competidores que, en el mejor de los casos, crece en 0,2 puntos porcentuales, señala el grupo.

Las cifras ponen de manifiesto, además, la menor importancia relativa del mercado español en términos de volumen global.

Para Deoleo, el modelo de volumen en el que se ha basado la industria en los últimos años está resultando insostenible. En este sentido, y de cara al futuro, Ignacio Silva señaló que, “la industria debe ser valiente y audaz a la hora de adoptar nuevas medidas desde el olivar hasta el lineal de las tiendas, incorporando nuevos métodos y parámetros de calidad más exigentes. Esto es clave para facilitar que los consumidores tomen las decisiones adecuadas sobre las marcas en las que quieren confiar”.

Así, el comportamiento de las Unidades de Negocio de Norte América y Norte de Europa destaca también en este primer semestre. En Norte América, las medidas adoptadas en el segundo semestre de 2019, así como el mayor consumo en los hogares, dieron lugar a un crecimiento de los volúmenes del 74% y a un incremento de la cuota de mercado de 3,1 puntos porcentuales (+26%).

En el Norte de Europa, la mejora se ha constatado tanto en la presencia de las marcas de Deoleo en los canales de distribución, especialmente en Alemania, como en las ventas de productos de valor añadido en mercados como el francés, lo que explica que los volúmenes hayan aumentado un 45%.

Perspectivas de mercado

La industria de la alimentación ha sido una de las pocas que ha tenido un impacto positivo durante la actual pandemia, como consecuencia del incremento del consumo en los hogares. Una circunstancia, por el momento, temporal, según este grupo, dado que el comportamiento del consumidor en el largo plazo es todavía incierto, especialmente en un contexto como el actual.

El primer semestre del año estuvo marcado para Deoleo por el cierre del proceso de reestructuración financiera que la compañía inició hace un año y que le ha permitido reducir su deuda financiera en 375 M€, teniendo al cierre de este primer semestre una deuda financiera neta de 190 millones, frente a los 557 millones registrados a 31 de diciembre de 2019.

El cierre de este proceso sirvió para restablecer el equilibrio patrimonial de Deoleo, dotando al grupo de nuevos recursos y de mayor flexibilidad para cumplir con sus compromisos financieros, garantizando la estabilidad en el corto y medio plazo, así como una estructura más eficiente para implementar su plan de negocio a largo plazo, concluyó la compañía.