Covid-19: España lidera las escasas solicitudes de ayuda al almacenamiento privado de carnes de vacuno y ovino en la UE

España lidera las escasas peticiones de ayuda comunitaria al almacenamiento privado de carne de vacuno y de ovino-caprino en  la Unión Europea  desde su apertura el pasado 7 de mayo hasta el pasado 2 julio, pasa hacer frente a las crisis económica y de mercado por la declaración del estado de alarma por la pandemia del Covid-19, según el informe de la Comisión.

Desde entonces se solicitaron retirar en todos los Estados miembros de la UE un total de 2.100 toneladas de carne fresca y refrigerada de animales bovinos de ocho meses o más, de las cuales 553 t (26,3% del total) corresponden a peticiones de España, unas 531 t para almacenamiento a 90 días y 22 t a 150 días.

A España le siguen Polonia (442 t);  Francia (350 t); Países Bajos (260 t);  Austria (260 t);  Italia (125 t);  Letonia( 50 t); Alemania (40 t) e Irlanda (20 t).  Del volumen total, 1.438 t se pidieron para retirar del mercado a 90 días; 220 t a 120 días, y 442 t a 150 días.

En España, de la carne de bovino retirada a 29 de junio, se  solicitaron ayudas al almacenamiento privado para 370 t en la Comunidad de Madrid;  para 136 t en Galicia;  para 15 t en Andalucía; para 12 t en Castilla y León, y para 10 t en Castilla-La Mancha y en Cataluña, respectivamente.

En carne de ovino-caprino, la cosa no fue nada menor, pues España fue el único país de la UE que demandó ayudas al almacenamiento privado, con peticiones de ayuda al almacenamiento para apenas 140 t de carne de ovino (125 t a 90 días y 15 t a 150 días) hasta el pasado 29 de junio.

De esta cantidad, 120 toneladas de carne  de ovino se pidieron almacenar en la Comunidad de Castilla y León y 15 t en la Comunidad de Madrid.

El presupuesto asignado para toda la UE era de alrededor de 26 M€ para la congelación de carne  de vacuno y en torno a los 20 millones para la de ovino y caprino,  con vigencia hasta el final del actual ejercicio de  2020.

La escasez de peticiones de ayuda comunitaria puede deberse a varios motivos,  desde la escasez de la misma que no había atractivo acogerse, hasta la recuperación del mercado vía exportaciones, sobre todo, que hizo innecesario acudir a la misma o a un menor descenso de la demanda de lo que en principio se temía.

Lácteos industriales

En cuanto a la demanda de peticiones de ayuda de almacenamiento privado de productos lácteos industriales, ésta ha tenido un poco mejor comportamiento que las carnes en la Unión Europea, aunque la demanda en España ha sido igualmente modesta en España, salvo en quesos, donde se cubrió el cupo en las primeras semanas de plazo.

En leche desnatada en polvo, las ofertas en la UE se elevaron hasta el pasado 30 de junio a 17.730 toneladas. De este volumen, 7.921 t fueron demandadas por Alemania, seguido de Países Bajos (4.582 t); Bélgica (1.845 t); Portugal (1.825 t); Lituania (724 t); República Checa (447 t); España (185 t); Polonia (178 t), y Rumania (23 t).

En mantequilla, se presentaron ofertas en la UE para ayuda al almacenamiento privado por 60.184 toneladas, de las que 20.593 t fueron de Países Bajos; otras 12.608 t de Alemania,  y 12.604 t de Irlanda. Además, solicitaron ayuda Francia (4.338 t); Bélgica (3.288 t); Lituania (1.566 t); Reino Unido (1.446 t); Portugal (1.085 t); España (793 t);  Austria (585 t); Polonia (431 t); Croacia (238 t); Finlandia (230 t);  Italia (183 t); República Checa (71 t); Hungría (60 t); Rumania (38 t), y Letonia (28).

Por último, en quesos, se demandaron hasta 30 de junio ayuda de almacenamiento privado por 45.634 toneladas, un 46% del cupo máximo de 100.000 t permitido por la Comisión Europea.

Cubrieron su cupo nacional de almacenamiento privado desde el pasado 7 de mayo hasta finales del mes pasado Bélgica (1.130 t); Irlanda (2.180 t); España (4.592 t); Italia (12.654 t); Lituania (978 t); Suecia (792 t) y Reino Unido (4.999 t).

La situación en el resto de países es la siguiente:  Países Bajos, 7.124 t (89% de su cupo máximo); Austria, 1.461 t (75%), Finlandia, 448 t (53%), Francia, 7.763 t (42%); Portugal, 217 t (15%); República Checa, 155 t (15%); Hungría, 69 t (9%)Bulgaria, 55 t (6%), y Alemania, 670 t (3%).

Los contratos concluidos, no obstante, son mucho más reducidos en todos estos productos lácteos industriales que las ofertas presentadas, por lo que no sería de descartar que, ante una recuperación del mercado europeo y mundial, hubiese muchos desistimientos  de petición de ayuda.

En España, de las casi 185 toneladas de leche desnatada en polvo en 3 ofertas por las que se solicitó ayuda al almacenamiento privado desde el pasado 7 de mayo, 2 solicitudes corresponden a Castilla y León para un total de 112,88 t y una a Galicia para 72 toneladas.

En mantequilla, las 793,3 toneladas en 7 ofertas presentadas, 6 corresponden a la Comunidad Foral de Navarra, con 115,3 t y una a Galicia, pero con 678 toneladas.

Por último en queso, de las 37 ofertas presentadas en España para cubrir el cupo máximo permitido de 4.592 toneladas, de las cuales 10, con 482,35 t en total corresponden a Baleares; 9 ofertas a Castilla y León, con 1.786,1 t; 8  a Castilla-La Mancha, con 823,47 t; 6 a la Comunidad Foral de Navarra, con 1.372,38 t; 2 a la Comunidad Valenciana, con casi 66 t; y una a las CC.AA. de Madrid y Región de Murcia, con 22.5 t y casi 39,3 t,  respectivamente.

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018