Covid-19: El MAPA aplica un elevado prorrateo a la demanda de ayudas extraordinarias en el sector del vino

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) informó a las Comunidades Autónomas que todos los cupos de las medidas extraordinarias (destilación de crisis, almacenamiento privado y cosecha en verde) para paliar los efectos sobre el mercado del estado de alarma por el Covid-19 quedaron cubiertos, tal y como se esperaba, tras conocerse sus solicitudes de ayuda.

El sector vitivinícola español recibirá 91,6 M€ para paliar los efectos del Covid-19, a través de esas tres medidas que ayudarán a reequilibrar el mercado, de los cuales 45,2 millones irán a parar al vino comercializado bajo el amparo de Denominaciones de Origen Protegidas (DOP) y otros 46,4 millones se destinarán al resto de vinos.

Las CC.AA. remitieron al MAPA en el plazo previsto de hasta el 13 de julio sus solicitudes de ayuda para poder acogerse a la destilación de crisis, al almacenamiento privado de vino y a la cosecha en verde.

Destilación de crisis

Así, la destilación de crisis, con 65,4 M€ de presupuesto, beneficiará a un total 17 destilerías y a 415 bodegas, que podrán derivar hacia la producción de alcohol industrial unos 2 millones de hectolitros de vino.

El sistema establecido en esta medida compensa, además, los gastos de transporte a la destilería para distancias superiores a 150 kilómetros, con el fin de facilitar que las bodegas de todo el territorio nacional puedan acogerse a esta medida, ya que solo en algunas CC.AA., caso de Castilla-La Mancha, Aragón,  Comunidad Valenciana o Extremadura, existen destilerías. Los fondos disponibles, según el MAPA, permitirán retirar vino hacia la destilación de alcohol del 63,4 % del total de los volúmenes solicitados.

El MAPA ha aplicado sobre las peticiones un coeficiente corrector del  51,56% para el caso de los vinos con DOP  (969.730 hl solicitados y un volumen máximo admisible de 500.000 €) y un 68,53% para el resto de vinos (2.188.968 hl solicitados para un máximo de 1,5 Mhl).

Almacenamiento privado

En segundo lugar, para el almacenamiento privado de vino, las solicitudes alcanzaron unos 2,25 Mhl, en beneficio de 374 bodegas, que contarán con una financiación total de 16,2 millones de euros.

En el caso de los vinos amparados por una DOP se incrementa el volumen a almacenar coyunturalmente con derecho a ayuda en casi 67.616 hectolitros, correspondiente a los sobrantes de los vinos con IGP, aplicándose un coeficiente corrector del 44,31% sobre el volumen solicitado (4.666.437 hl para un volumen admisible,  tras el remanente de 2.067.616 hl).

En el caso del almacenamiento privado de vinos con Indicación Geográfica Protegida (IGP),  el  volumen  solicitado para la retirada coyuntural fue de 182.384,43 hl para un volumen admisible de  250.000 hl,  es decir,  unos 67.615,57 hl menos que lo previsto, con lo que  no se aplica coeficiente corrector.

Cosecha en verde

 En tercer lugar, a la medida de cosecha en verde para reducir producción que, incluida en el Programa Nacional  de Apoyo al sector vitivinícola español (PASVE), se aplica por vez primera, se presentaron solicitudes de 1.670 los viticultores para llevarla a término en 4.300 hectáreas de viñedo de uva de vinificación.

Como se superó el límite presupuestario previsto de 10 M€ al hacer solicitado ayudas para  llevar a cabo esta medida por casi 23,26 millones de euros, el MAPA ha tenido que aplicar un importante coeficiente corrector del 43%, es decir, aceptándose, como en el caso del almacenamiento privado, menos de la mitad de la ayuda solicitada.

Pago de ayudas

El Ministerio de Agricultura señala que los pagos de las ayudas de estas tres medidas extraordinarias se tendrán que hacer efectivos antes del próximo 15 de octubre, que es cuando concluye el ejercicio financiero de la UE y del PASVE 2020, incluso aunque algunas medidas, como almacenamiento o destilación, continúen en  marcha y no hayan concluido,  tal y como permitió la Comisión Europea.

Financiación

El MAPA recuerda también que estas medidas serán financiadas con cargo al PASVE del ejercicio 2020 (incluida la medida de vendimia en verde, en la que una parte se preveía inicialmente para 2021), que cuenta con una dotación de fondos del FEAGA comunitario de 210,3 M€, que, habitualmente, en ejercicios anteriores, se destinan a otro tipo de acciones de mejora de la competitividad del sector (promoción, reestructuración, inversiones). Por ello, estas tres medidas dispondrán durante el ejercicio 2020 de un presupuesto «mermado» de unos 124 millones de euros, debido a que existía también el riesgo de que no se  pudiera gastar por las restricciones impuestas por la pandemia del  coronavirus, sobre todo en promoción en países terceros.

Por su parte, el ministro de Agricultura, Luis Planas, señaló que volverá a demandar a la Comisión Europea, en el Consejo de Ministros de Agricultura de la Unión Europea (UE) de este lunes  20 de julio, un presupuesto adicional para 2021, con el objetivo de mantener el apoyo al sector vitivinícola, mientras persista la difícil situación económica generada por la pandemia.

El MAPA recuerda, finalmente, que España ha sido el único país comunitario que ha hecho uso de las tres medidas extraordinarias puestas a disposición de los Estados miembros para afrontar la crisis sanitaria y su derivada económica por las adversas consecuencias que sobre la comercialización y el consumo está teniendo el Covid-19.

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018