COPA-Cogeca pide a la CE supervisar de cerca las importaciones de biodiesel argentino

Mientras que los agricultores de colza tienen limitada la producción de este biocombustible en la UE, se ofrece un 10% y 1,2 Mt del mercado europeo a Argentina.

El COPA-Cogeca acoge con satisfacción la aprobación por parte de los Estados miembros de la UE del paquete de medidas definitivas anti-subvenciones de la Comisión contra las importaciones de biodiesel argentino, durante el Comité de Defensa Comercial celebrado este 30 de enero.

Sin embargo, la aprobación de una cuota de importación de 1,2 Mt de biodiesel en la misma reunión en un Acuerdo de Compromiso de Precios entre la UE y Argentina sigue siendo un motivo de preocupación para las organización profesional de agricultores comunitarios y de sus cooperativas.

Acogen con satisfacción el hecho de que la UE y los Estados miembros consideraran los Impuestos Diferenciales de Exportación (DET) argentinos como una práctica de subsidio distorsionada y votaron a favor de la imposición de derechos compensatorios contra subsidios para restablecer una situación competitiva justa.

Sin embargo, desde el COPA-Cogeca está seriamente preocupado por las cuotas de importación, previstas en el paquete negociador por el Acuerdo de Compromiso de Precios adoptado, lo que permite a la industria argentina exportar 1,2 Mt de biodiesel al mercado comunitario a un bajo precio mínimo de importación.

Los volúmenes de biodiesel argentino importados a la UE se han disparado de 0 a 1,2 Mt desde septiembre de 2017, debido a que la Comisión ha reducido las medidas antidumping aplicadas desde 2013 a un nivel que no protegen el mercado interno para cumplir con una decisión de la Organización Mundial de Comercio (OMC). Esta situación ha perjudicado a los productores europeos de colza y a la industria del biodiesel.

Limitación comunitaria

Dado que los biocombustibles basados ​​en cultivos y semillas oleaginosas están estrictamente limitados por las Directivas de Energía Renovable de la UE, ofrecer el 10% del mercado de biodiesel de la UE a las importaciones argentinas privará potencialmente al biodiesel fabricado a partir de la colza de la UE de una salida importante, lo cual es crucial para los agricultores europeos de semillas oleaginosas.

Según Pekka Pesonen, secretario general del COPA- Cogeca, “se debe restaurar la competencia justa y equilibrada entre los sectores de biodiesel argentino y europeo, así como un margen de beneficio para los productores europeos de semillas oleaginosas, especialmente en un momento en que la UE está discutiendo su estrategia sobre proteínas vegetales.

Por este  motivo, añadió Pesonen, pedimos a la Comisión que supervise de cerca la puesta en marcha del Acuerdo de Compromiso de Precios y, en el caso de que Argentina rompa el acuerdo, se produzca una retirada inmediata del acuerdo y la aplicación del tipo de derecho compensatorio general acordado del 30% a todas las importaciones de biodiesel originarias del país “.

El Gobierno argentino anunció la firma de un acuerdo con la UE para volver a exportar biodiesel al mercado europeo, tras varios años de controversias comerciales. “Tras un intenso año de trabajo coordinado entre el Gobierno y el sector privado, Argentina logró un acuerdo con la UE para poder volver a exportar biodiesel al viejo continente”, informó la Cancillería argentina.

En 2016 Argentina ganó una controversia contra la UE en la OMC por medidas “antidumping” (contra la competencia desleal) que afectaban a las exportaciones de biodiesel del país suramericano al mercado europeo.

En enero de 2018 la CE abrió una nueva investigación por presuntas subvenciones al biodiesel argentino. En ese marco, en diciembre pasado la CE recomendó imponer a los exportadores argentinos derechos compensatorios que oscilaban entre el 25 % y el 33,4 %, lo que, desde la perspectiva de Argentina, implicaba un nuevo cierre para sus exportaciones a la UE.

Compromiso argentino

Para encontrar una solución definitiva a la disputa comercial, la Cámara Argentina de Biocombustibles (CARBIO), con el apoyo del Gobierno argentino, ofreció un compromiso de precios y volúmenes para permitir el reinicio de las exportaciones.

Según destacó la Cancillería argentina, el compromiso, aceptado por los europeos, implica el mantenimiento de un “muy importante” mercado para el biodiesel argentino, recuperado a partir de 2017 a raíz de que Argentina se impusiera en la OMC, posibilitando la venta de cerca de un millón de toneladas desde entonces por valor de unos 900 millones de dólares.

El acuerdo fue aprobado por el Comité de Prácticas Comerciales de la Comisión Europea el pasado 30 de enero y Argentina espera que en los próximos días la decisión sea publicada en el Boletín Oficial de la UE para su entrada en vigor.

En su comunicado, el Gobierno argentino resaltó “la buena disposición de las autoridades europeas para arribar a esta solución”.

La polémica comercial se remonta a noviembre de 2013, cuando la UE impuso un derecho “antidumping” al biodiesel, lo que causó una revés para las exportaciones de ese combustible de Argentina, que hasta ese momento había sido el principal abastecedor de ese producto para el mercado comunitario.

Al imponer esa tasa, que representaba alrededor del 25 % sobre el precio del producto importado, Bruselas alegó que el biodiesel argentino competía de manera desleal con el mismo carburante producido en Europa.

“Desde el Gobierno acompañamos el proceso negociador y el resultado es un ejemplo de trabajo en equipo, tanto por el compromiso de las distintas carteras de la Administración nacional, como por la interacción positiva con el sector privado”, destacó el secretario de Relaciones Económicas Internacionales argentino, Horacio Reyser.

Según Argentina, este acuerdo, que se logró sin apelar al Órgano de Solución de Diferencias de la OMC, “no sólo representa un beneficio para la industria argentina, sino también para los consumidores europeos respecto de un producto con alto valor agregado e íntimamente ligado a la defensa del medio ambiente”.

Reyser señaló que espera que este acuerdo “constituya un impacto positivo en todo el complejo” de la soja, oleaginosa de la que Argentina es uno de los principales productores mundiales y cuyo aceite se utiliza en buena parte para la elaboración de biodiesel.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018