Cooperativa Tesoro de Guarrazar, ganadora en los 18 Premios Cornicabra

La Fundación Consejo Regulador de la Denominación de Origen Montes de Toledo, que certifica aceites producidos en 32 almazaras de Toledo y Ciudad Real, ha entregado hoy en la sede de Eurocaja Rural en Toledo sus Premios Cornicabra 2020, los galardones anuales con los que reconoce a los mejores aceites de oliva virgen extra producidos en la pasada campaña bajo el amparo de esta figura de calidad diferenciada.

La Cooperativa Tesoro de Guarrazar, de Guadamur (Toledo), ha sido la gran reconocida en esta 18ª edición de los Premios ya que se ha llevado el Premio al Mejor Aceite de Oliva Virgen Extra de Cornicabra 2020, el premio al mejor AOVE ecológico y el premio “Maestro Molinero 2020”, patrocinado por la empresa Pieralisi España, con el que se ha reconocido el trabajo de Alberto Villanueva Pérez, encargado de la elaboración del aceite en esta almazara.

El panel de catadores de Montes de Toledo, uno de los más prestigiosos del país, compuesto por una veintena de personas elegidas mediante un riguroso proceso de selección y entrenadas durante más de una década, ha otorgado también dos accésit, uno de ellos a Aceites García de la Cruz, S.L. de Madridejos y el otro a Alma del Olivo, S.L. de La Guardia, que repite ya que también lo recibió el año pasado y el anterior.

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, el presidente de Eurocaja Rural, Javier López Martín, y el presidente de la Fundación de la DOP, Andrés Gómez Mora, han sido los encargados de entregar estos galardones en un acto al que también ha asistido la directora general de Alimentación, Elena Escobar, y en el que debido a la situación solo han participado las empresas ganadoras, los patronos de la Fundación y los medios de comunicación, así como el director general de la empresa Pieralisi España, Rodrigo Jaén.

Durante su intervención, el presidente de la DOP ha recordado que el olivar tradicional necesita apoyo político y financiero para salir adelante, por eso ha agradecido a la Consejería, a Eurocaja Rural y a Pieralisi España su compromiso con la DO y les ha pedido apoyo para salvar a un sector fundamental en Castilla-La Mancha.

El de Gómez Mora ha sido un discurso de agradecimientos ya que ha anunciado que no se presentará a la presidencia, tras 22 años al frente de la DO. “Para mi esta edición de los Premios Cornicabra es muy especial porque serán los últimos que yo presida, aunque seguiré colaborando con la nueva presidencia en el objetivo de proteger a la DO, a la variedad cornicabra y al olivar tradicional de la comarca de los Montes de Toledo”.

El presidente de Caja Rural, por su parte, además de felicitar a los premiados y de reconocer el trabajo que ha hecho el sector primario durante la pandemia, ha querido animar al sector a seguir comercializando “ese magnífico producto que aglutina tradición, vanguardia y excelencia para que en todo el mundo sepan que un producto de aquí tiene una calidad que nadie en ningún otro sitio puede alcanzar”.

Finalmente, ha intervenido el consejero que ha recordado que Castilla-La Mancha peleará por una diferenciación clara entre el olivar de bajo rendimiento y el intensivo en la aplicación de la PAC en España porque el olivar tradicional “no va a subsistir si no es con apoyo especial de la Administración”. Martínez Arroyo ha asegurado que parece un objetivo alcanzable, pero que si de alguna manera no se consiguiese, en nuestra región se buscaría una fórmula a través de los Planes de Desarrollo Rural para cubrir ese hueco.

El consejero, por otro lado, ha pedido al sector que redoble los esfuerzos en integración comercial porque en los mercados internacionales hay que ser grandes para competir y porque de esta unión comercial depende en gran manera la supervivencia de las cooperativas y por ende de los pueblos. Y finalmente se ha referido a la necesidad de apostar por las figuras de calidad y de proyectos de colaboración como el de esta Denominación con la Fundación Dieta Mediterránea.

El jurado ha valorado del aceite ganador con el Premio Cornicabra 2020 y Mejor Ecológico su “frutado verde-maduro intenso con aromas a manzana, hoja de olivo, hierba, tomate y plantas aromáticas como la manzanilla y que en boca, tras una entrada dulce y amable, sobresale un sabor almendrado, que da paso a valores medios de amargo y picante que armonizan perfectamente con el frutado y le proporcionan una gran personalidad”. Este aceite, elaborado en la segunda quincena de octubre con aceitunas en envero, destaca por su “gran armonía y equilibrio”.

Comercializado bajo las marcas amparadas por la DOP Montes de Toledo “Tesoro de Guarrazar” y “Guarrazar Organic”, estos aceites proceden de la selección de mejores aceitunas de los olivares de los socios de la Cooperativa -ubicadas en su mayoría dentro del término municipal de Guadamur- para su molturación en frio aplicando modernas técnicas y rigurosos controles de calidad.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018