El CGC advierte que el Brexit y las turbulencias monetarias amenazan la campaña citrícola

El Comité de Gestión de Cítricos (CGC), la patronal nacional que re­pre­sen­ta a los co­­­­mercios privados, advierte de las “distorsiones” que se pueden producir en los mercados ci­trícolas co­mu­ni­­­­tarios y más aún, en los extracomunitarios, a consecuencia de las turbulencias que en los últimos tiempos vie­­­nen sufriendo las monedas de muchos países emergentes, casi todos potencias pro­duc­to­­ras y ex­portado­ras. Ese proceso junto con el incierto desenlace que se atisba una vez se con­sume, el 30 de marzo, el Brexit son a –a juicio del CGC– nuevos factores desestabilizadores que “amenazan el normal desarrollo de la cam­pa­ña de naranjas, man­­darinas y li­mo­nes”.

Los envíos al mercado británico –el ter­cero en im­por­tancia pa­­ra Es­paña con casi 300.000 toneladas  por campaña– se podrían complicar cuando se consu­me la salida del Reino Unido y éste pase a ser país tercero por lo que des­de el CGC se re­cla­ma al Go­bier­no es­­pañol que “re­­­duzca a la mínima expresión las cargas bu­rocráticas” en las partidas que se di­­rijan a tal destino.

Según destaca el CGC, las depreciaciones o las devaluaciones suponen, en la práctica, una ‘inyección de competitividad’ al sector exterior de ese país puesto que sú­bitamente se aba­ra­­tan sus productos en el ex­­­­tranjero. En el caso de los cítricos, este fenómeno ya se ha apreciado con crudeza du­rante las dos últimas cam­pañas, con­cre­ta­mente, desde que en noviembre de 2016 el Banco Central de Egip­to devaluó su mo­ne­da y la dejó fluctuar después. A consecuencia de ello, la libra egipcia ha acu­­mulado en dos años una de­pre­ciación sobre el euro del 107% y del 102% sobre dólar.

Tal me­­dida ha ayudado a disparar sus ex­­portaciones de cítricos a la UE un 24% has­ta convertirse en el primer proveedor me­­diterráneo de cítricos (tras pasar de las 269.000 t de la 2015/16 a las 335.000 t en la 2017/18). Más aún, el hun­dimiento de su mo­­­­neda res­pecto al dólar, tam­bién re­sultó decisivo en otras plazas de es­­­pe­cial interés para nuestro sector, co­mo China, don­de en la temporada 2016/17 Egipto aumentó sus ventas de naranjas un 204% y en la 2017/18 en la que, a falta de da­tos oficiales, podría con­so­lidarse co­mo primer proveedor destacado del gi­gan­te asiático.

Parecido camino podría tomar en la actual temporada Turquía, que este verano ha visto agravada su ines­tabilidad por la crisis diplomática generada con EE.UU. y que en el último año acumula una de­preciación del 65% de la lira turca con respecto al euro y del 105% si se consideran los dos últimos años.

“La competencia con Egipto y con Turquía es ya de por sí complicada porque tienen costes la­­­­bo­rales y exigencias sociales y medioambientales mucho más bajas que las españolas, pero es que ahora, ade­más, cuen­tan con la ventaja de la moneda para vender si cabe más barato”, señalan desde el CGC.

En este sen­­tido, la asociación de exportadores reclama a la Comisión Europea que extreme los con­­troles fron­te­­­rizos en ma­­teria de calidad y fitosanitarios porque la ‘euforia monetaria’ podría fa­cilitar la in­cor­­poración a los cir­cui­tos de exportación a Europa de operadores “poco profesionales”. No en va­no, en di­­­ciembre de 2017 la CE ya tuvo que advertir por carta a las autoridades egipcias sobre los problemas de re­­­­siduos de pla­­guicidas de­­tectados y sobre la necesidad de un mayor control sobre los riesgos de contagio a las plan­­taciones eu­ro­peas en materia de plagas y en­fermedades de cuarentena.

De igual manera, el ejecutivo co­­­­munitario ha de­cidido mantener por segunda temporada consecutiva los controles es­peciales a los li­mo­nes de Turquía con el fin de verificar el cumplimiento de la normativa eu­ro­­pea sobre límites má­xi­mos de re­­­siduos de pes­ti­ci­das, tras detectar un alto número de partidas que los incumplían.             

La situación con el Brexit es un factor de incertidumbre añadido, si cabe más relevante. Las per­s­pec­ti­vas co­­­­­merciales podrían variar radicalmente según se confirme, antes del 30 de marzo de 2019, un tipo de rup­tura u otro. En cualquier caso, a partir de tal fecha el Reino Unido pasará a ser un tercer país y tal cosa tendrá repercusiones serias, como la reintroducción de controles en frontera (trámites aduaneros), pro­ble­mas logísticos y burocráticos.

Los obstáculos y las incógnitas serían mucho mayores si no se llega a una so­lución pactada de retirada y por ello dejara de aplicarse entre las partes el derecho comunitario durante el periodo de transición acordado entre Bruselas y Londres, que va desde 30 de marzo hasta el 31 de diciembre de 2020. Esta situación de dudas e inseguridad podría afectar también a la cotización de la moneda británica e incluso hay consultoras que auguran que el euro podría alcanzar la paridad con la libra, lo que supondría ele­var la depreciación ya consolidada desde la fecha del referéndum –junio de 2016- del entorno del 15% a por encima del 30%.

Para aliviar el encarecimiento en los envíos que pudiera conllevar tal proceso (que otras potencias competidoras podrían compensar con sus depreciaciones y menores costes) y el cuello de botella que con toda probabilidad se generará –más aún tratándose de productos perecederos como los cí­tricos– el CGC reclama a las autoridades españolas estar preparado para cualquier es­cenario, así como dos cuestiones concretas.

De un lado, se pide no implementar ninguna traba o control en origen que no exija en destino el receptor. Del otro, se insiste en que, en el momento en el que el Reino Unido pase a ser un país ter­cero, se impida cualquier reexportación desde este país de cítricos procedentes de otras latitudes hacia la UE para así evitar que esquiven los controles fitosanitarios europeos y que se pue­dan introducir más plagas y en­fer­me­dades foráneas.

Evolución del tipo de cambio entre las monedas de países emergentes y el euro/dólar

 

  Un euro, a 8 de octubre de 2018, son… Un dólar, a 8 de octubre de 2018, son… Depreciación en el último año res­pecto al euro (%) Depreciación en los dos últimos años respecto al euro (%) Depreciación en el último año respecto al dólar (%) Depreciación en los dos últimos años respecto al dólar (%)
Liras Turcas 7,06 6,13 -65,55% -105,48% -69,03% -101,02%
Libras egipcias 20,60 17,90 +0.76% -106,93% -1,32% -101,68%
Pesos argentinos 43,69 37,50 -110,63% -153.28% -115,07% -146,87%
Reales brasileños 4,42 3,72 -17,21% -20,39% -19.73% -17,34%
Rands sudafricanos 17,02 14,77 -5,58% -10,21% -7,80% -7,07%

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018