Claas Cargos 8500, ahora con chasis trídem y neumáticos de 30,5″

Con el fin de garantizar que el suelo esté siempre protegido sean cuales sean las condiciones de trabajo, Claas lanza el Cargos 8500 con chasis trídem y neumáticos de 30,5 pulgadas, una combinación única en este segmento. Este remolque autocargador bifuncional tiene una capacidad de 41,5 metros cúbicos.

El remolque autocargador bifuncional Cargos 8500 pone al alcance de las explotaciones con maquinaria propia y las empresas contratistas de tamaño medio la posibilidad de utilizar, en su nueva versión con chasis trídem, neumáticos hasta 710/50 R30.5, es decir, de 30,5 pulgadas. Gracias a su gran superficie de contacto, estos neumáticos reducen al mínimo la compactación al trabajar sobre suelos húmedos o con poca capacidad para soportar cargas pesadas. Además, con el sistema electrohidráulico de corrección de la trayectoria, el remolque también se puede operar con la dirección en modo cangrejo, de tal forma que la superficie de contacto con el suelo es aún mayor y el reparto del peso es óptimo.

El recogedor, regulable por el operador, tiene un ancho de trabajo de 2 m. El tambor, de gran diámetro, está dotado de unas aletas de 22 mm de ancho que canalizan el material, lo que garantiza la fluidez del paso y la máxima calidad en el picado.

El conjunto alimentador Efficient Feeding System (EFS) se encarga de conducir el material ya picado al interior de la caja, depositándolo directamente sobre el fondo móvil abatible, que desciende 500 mm desde la posición horizontal.  De esta manera se favorece la acumulación del material en dirección vertical y, en consecuencia, el máximo aprovechamiento del espacio disponible para la carga. Además, pueden instalarse unos rodillos medidores opcionales, los cuales se retiran muy rápidamente cuando se necesita más espacio o cuando se desea descargar sobre la marcha.

Para facilitar el acceso a las cuchillas durante su sustitución, un dispositivo hidráulico hace pivotar hacia afuera el portacuchillas mientras que se eleva el fondo móvil. Las cuarenta cuchillas tienen filo en ambos lados y ofrecen gran resistencia al desgaste, además de la máxima calidad de picado. En las jornadas más prolongadas, basta con girarlas para seguir trabajando.  Cada una de ellas tiene su propia protección frente a objetos extraños y dispone de un sistema de retorno automático. También puede ajustarse el pretensado de las cuchillas en función de las condiciones de trabajo, a fin de protegerlas y prolongar su vida útil.

Además de la configuración básica, en la que la posición de la barra de tiro se ajusta desde la consola de mando, Claas ofrece como equipamiento opcional una barra automatizada que se regula por sí misma al trabajar en modo carga, transporte o cabecera. En el modo de carga, mediante un sistema de control activo se mantiene en todo momento suficiente separación entre la barra y el recogedor para que el flujo del material sea óptimo.

Con el ICT Cruise Pilot, el Cargos toma el mando, porque este sistema se encarga de regular la velocidad de avance en función de la capacidad de trabajo del recogedor.  De esta forma, el tractor y el remolque funcionan como una sola máquina, lo cual reduce considerablemente la carga de trabajo del operador, le permite concentrarse en la operación que está realizando, y multiplica su productividad. Además, el ICT Cruise Pilot favorece la distribución homogénea del material en el interior de la caja y, por tanto, la fluidez del paso por los órganos de carga, lo cual garantiza la precisión en el picado y la máxima calidad del forraje.

Todos los modelos con suspensión hidráulica pueden equiparsecon un indicador que muestra la carga efectiva y el peso total con un margen de error de solo ± 1%.  Además, en una pantalla externa opcional se indica la carga contenida en el exterior del remolque.  Esta función, que se controla desde la consola de mando, es una herramienta práctica y sencilla para conocer el rendimiento de la cosechadora directamente en el campo.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018