El CGC pide retirar el proyecto que trasladará a Lugo los 6 laboratorios nacionales de sanidad vegetal

El Ministerio de Agricultura anunció el 16 de enero la reagrupación y creación de un único Laboratorio Nacional de Referencia en Sanidad Vegetal en Lugo (Galicia), en la Fundación CETAL. La decisión comenzará a aplicarse este año y según ha podido saber el Comité de Gestión de Cítricos, CGC, supondrá el desmantelamiento progresivo y el cierre en unos años de los 6 centros nacionales de referenciaque trabajan en esta materia (4 en Valencia y 2 en Madrid).

Profesionales que llevan décadas especializándose, identificando patógenos locales o foráneos e investigando sobre ellos, adquiriendo equipos y mejorando procesos, que trabajan en zonas productoras con un gran knowhow acumulado, sensibilizadas con lo que supone evitar la entrada y prevenir el asentamiento y la expansión de plagas y enfermedades presentes en importaciones hortofrutícolas o en la detección precoz de éstas van a ser reemplazados por técnicos sin experiencia, que serán contratados por un centro ahora volcado en temas de seguridad alimentaria y referidos al sector lácteo y que deberá reconvertirse.

La medida es un despropósito, supondrá un despilfarro de dinero público y pondrá en riesgo una labor que es clave para el sector citrícola y hortofrutícola español”, según advierte la directora general de la patronal de los exportadores de cítricos privados, Inmaculada Sanfeliu, quien reclama por todo ello que el proyecto sea retirado.

Según el CGC, la medida supone dar mayores facilidades a los operadores de terceros países que, como Sudáfrica, Argentina o Brasil, están llegando a acuerdos con navieras para intensificar el tráfico de frutas (cítricos, frutos rojos y frutas tropicales) con recintos lejanos a las zonas productoras, como el Puerto de Vigo o el de Marín y la Ría de Pontevedra.

En caso de sospechas, los funcionarios del Ministerio que revisan en estos enclaves o en otros del norte de España las condiciones fitosanitarias de estas partidas ya no tendrán que remitir las muestras a los citados centros de Valencia o Madrid, sino que lo harán al referido de Lugo.

Exportadores de cítricos como los sudafricanos, que habían decidido dejar de operar con los puertos españoles por las discrepancias surgidas con la Inspección Fitosanitaria (Fito) española del puerto de Vigo en 2014 por la interpretación de naranjas asintomáticas sospechosas de padecer ‘mancha negra’, acortarán plazos al poder remitir las muestras a Lugo, con personal sin experiencia y mucho más próximo”, explica Sanfeliu.

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018