Certificación en Bienestar Animal, como elemento de valor en la estrategia «De la granja a la mesa». Por Adrián Martínez. Bureau Veritas

Adrián Martínez Bazaga. FoodMarket Leader en Bureau Veritas España y Portugal

Certificación en Bienestar Animal, como elemento de valor en la estrategia «De la granja a la mesa». Por Adrián Martínez. Bureau Veritas

La sociedad demanda que los alimentos sean producidos con las máximas garantías de seguridad alimentaria, mediante procesos sostenibles y salvaguardando los principios éticos de respeto hacia los animales de cría y producción. En la segunda mitad del siglo XX, la intensificación de la producción ganadera generó las primeras publicaciones críticas hacia este modelo, en defensa del bienestar animal.

De esta forma, en los años 60 surgió la obra “Animal Machines”, de Ruth Harrison, o el “Informe Brambell”, que enunciaron las ya universalmente reconocidas como cinco libertades de los animales. Estos principios fueron establecidos en 1979 por el Farm Animal Welfare Council (FAWC) para asegurar que los animales, bajo la responsabilidad y el control humano, viven libres de: hambre, sed y desnutrición; temor y angustia; molestias físicas y térmicas; dolor, lesiones y enfermedades, y libres de expresar un comportamiento natural.

Actualmente las cinco libertades forman parte de la estrategia mundial de bienestar animal de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), con la finalidad de lograr “un mundo en el que el bienestar de los animales se respete, promueva y avance, de manera que complemente la búsqueda de la sanidad animal, el bienestar humano, el desarrollo socioeconómico y la sostenibilidad del medioambiente”.

Por su parte, la estrategia “De la granja a la mesa” de la Unión Europea fija las bases para implementar un sistema alimentario justo, saludable y respetuoso con el medio ambiente.Fue publicada por la Comisión Europea en 2020, como un elemento esencial del Pacto Verde Europeo y para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Organización de las Naciones Unidas. La hoja de ruta de las autoridades comunitarias sostiene que “un mayor bienestar animal mejora la salud de los animales y la calidad de los alimentos, a la vez que reduce la necesidad de medicación y puede contribuir a preservar la biodiversidad”.

En esta línea, la CE avanza que revisará la legislación en materia de bienestar animal, como en lo relativo al transporte y sacrificio de animales, vigilando su cumplimiento. Lo que permitirá afianzar un nivel más elevado de bienestar animal. De esta forma, se van a estudiar opciones para el etiquetado de bienestar animal con el fin de que se transmita mejor a la sociedad de consumo este valor a lo largo de toda la cadena alimentaria.

Durante los últimos años, en Europa se han desarrollado diferentes estándares en bienestar animal, de los cuales algunos están contemplados en certificaciones de entidades independientes. En España, nos encontramos con los reglamentos recogidos por las certificaciones de destacadas organizaciones interprofesionales del sector cárnico, bajo el sello “Compromiso Bienestar Animal”. En este ámbito, se encuentran las certificaciones de INTERPORC para el porcino de capa blanca, PROVACUNO de vacuno de carne e INTEROVIC de carne de origen ovino y caprino. Las tres tienen como objetivo ser esquemas de certificación acreditados.

Cada uno de estos estándares nace tras un consenso dentro de su propio sector, están avalados por un comité científico independiente y cubren los diferentes eslabones de la cadena de suministro: granja, centros de sacrifico e industrias. En consecuencia, los certificados en bienestar animal refuerzan la trazabilidad del producto desde el origen. Así lo permite la identificación del producto final mediante un sello que hace evidencia el cumplimiento con cada reglamento de certificación en bienestar animal en toda su cadena de suministro.

Bureau Veritas, en su apuesta por el desarrollo de servicios vinculados a la estrategia de la UE “De la granja a la mesa”, y particularmente en el fomento del bienestar animal, certifica los estándares de INTERPORC Animal Welfare Spain (IAWS) y PROVACUNO Animal Welfare Spain (PAWS). Además, como tercera parte independiente, realiza exhaustivos procesos de auditorías independientes en programas externos de verificación frente a referenciales privados de bienestar animal de grupos alimentarios y de “retailers”.

Asimismo, Bureau Veritas es una entidad acreditada por la Entidad Nacional de la Acreditación (ENAC), para la certificación de producción ecológica frente al Reglamento (CE) 834/2007, el cual incluye la aplicación de requisitos muy exigentes sobre bienestar animal.

Todos estos esquemas de certificación proporcionan más garantías a los productores, industrias y distribuidores de los productos comercializados que incluyen este valor añadido, lo que genera a su vez mayor confianza a la sociedad de consumo. También, suponen un elemento de valor en la estrategia de la UE para el reto de lograr una producción más sostenible y respetuosa con los animales.

Desarrollado por eMutation New Media.