Cerca de la mitad de la cosecha nacional prevista de naranjas en 2019-2020 se recogerá en Andalucía

El secretario general de Agricultura, Ganadería y Alimentación, Vicente Pérez, aseguró este miércoles 25 de septiembre en Lepe (Huelva) que casi la mitad de la cosecha nacional de naranja se producirá en Andalucía en la campaña 2019-2020.

Pérez ofreció estos datos durante el acto de presentación del aforo de cítricos de la Comunidad andaluza y añadió que la previsión total superará los 2,18 millones de toneladas, volumen que supone un crecimiento del 3,7% con respecto a la media de las cuatro últimas campañas y más del 35% del total que se estima en España (6,1 millones de toneladas).

Atendiendo a las variedades, destacan especialmente el incremento en un 18,6% de la mandarina, cítrico del que se prevé una evolución más positiva para el próximo año agrícola.

En total, se espera que se recojan en Andalucía casi 1,6 millones de toneladas de naranja dulce (73% del total), 451.000 toneladas de mandarina (21%), 102.300 toneladas de limón (5%), cerca de 22.000 toneladas de pomelo y casi 12.000 toneladas de otros cítricos.

Con respecto a lo realmente cosechado a lo largo de la campaña pasada la producción desciende un 6,1%, debido principalmente a una menor producción de naranja dulce (-10,6%) y de limón (-16%).

No obstante, se estima que el cultivo de naranja andaluza pueda suponer un 48,9% de la producción nacional, cifra que el año pasado se situaba en el 43%.

En cuanto a la producción total por provincias, la que presenta un mayor ascenso es Málaga con 200.888 toneladas, un 3,4% más de producción respecto a la campaña pasada. El resto de provincias o bien mantienen una producción similar, como es el caso de Almería y Huelva, aunque se espera un descenso en la producción que alcanza valores de -53,4% en Cádiz, -32,3% en Granada, -7,9% en Córdoba y -7,1% en Sevilla.

En la campaña 2019/20, Sevilla continuará siendo la principal provincia productora de cítricos, seguida de Huelva y Córdoba. Entre las tres se estima que representen el 79% de toda la producción andaluza de cítricos y el 84% de la producción de naranja dulce.

La mandarina se cosechará mayoritariamente en las provincias de Huelva, Sevilla y Almería (93% entre las tres), mientras que el limón se concentra en la zona de Málaga y Almería, que producirán el 97% del total.

En términos generales, el año agrícola ha sido más seco de lo habitual y con temperaturas menos extremas en verano, no registrando grandes incidencias durante el desarrollo de la campaña.

Un total de 7,5 millones de jornales

Este estudio elaborado por la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, con la colaboración de las Oficinas Comarcales Agrarias, contempla una demanda de mano de obra total de alrededor de 7,5 millones de jornales, de los que cerca de cinco millones se corresponderían con las labores de producción y el resto, con el trabajo que se desempeña en las centrales hortofrutícolas.

En cuanto a la producción, la mayoría de los jornales (65%) se refieren a recolección de los cítricos.

Juanma González, alcalde de la localidad lepera, hizo de anfitrión en un acto al que han acudido representantes de Asaja, Coag, UPA y Cooperativas Agroalimentarias, así como la Asociación de Citricultores de Huelva, con su presidente, Lorenzo Reyes, al frente; miembros de Asociafruit o Cobella, empresa de primer nivel comercializador de cítricos y frutos rojos, especialmente.

La provincia onubense es la segunda en producción de cítricos de la comunidad (516.884 toneladas en la campaña 2018/19), sólo superada por Sevilla (934.976 toneladas).

En su intervención, Vicente Pérez destacó que el sector ha agradecido los datos ofrecidos sin discrepancias y ha valorado la “magnífica calidad” de la producción andaluza.

“Las variedades cultivadas permiten estar en el mercado desde septiembre a julio”, ha enfatizado el secretario general de Agricultura, que ha aprovechado la cita para abordar otros asuntos de relevancia para el sector, como el Documento de Acompañamiento del Transporte (DAT), que entra en funcionamiento en octubre.

“Hemos dado a conocer mejor una herramienta como el DAT, que permitirá documentar la trazabilidad de cada porte de productos agrícolas y forestales destinados a alimentación desde la explotación hasta el primer destino de almacenamiento. Y al mismo tiempo supondrá una ayuda para evitar robos”, explicó Pérez.

Asimismo,  el secretario general de Agricultura explicó  a los productores el plan de controles de calidad y etiquetado que se realiza desde la Consejería, conscientes de la importancia de proteger una producción propia de alta calidad frente a la exterior.

Por último, informó del programa de investigación realizado por el IFAPA sobre cítricos y presentó también las Jornadas de Transferencia de Tecnología sobre la situación de la trioza en la Península Ibérica, que tendrán lugar el 2 de octubre en Alcalá del Río (Sevilla), a la que acudirán expertos en la materia de distintas CC.AA. de España.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018