La Central Agropecuaria de Galicia ABANCA incrementó en 2018 sus transacciones económicas en un 1,7%

La Central Agropecuaria de Galicia ABANCA, que todos los martes se convierte en un referente para el sector ganadero y sigue siendo la única subasta informatizada de España, celebró ayer la última sesión del año. Sus cifras vuelven a mostrar en este año 2018 una evolución positiva tanto en asistencia como en transacciones económicas.

En cuanto a la asistencia, a la Central concurrieron un total de 48.382 animales, siendo estos 46.926 en 2017, lo cual supone 3,1% más en 2018. Estas reses, pertenecientes a las categorías de vacuno mayor, terneros de recría y terneros carniceros, proceden en su inmensa mayoría de las provincias gallegas, si bien también se registran algunas reses de comunidades limítrofes.

Por categorías, los terneros carniceros fueron los que registraron el mayor incremento de ejemplares, con un 12,1% más, pasando de 4.612 a 5.172. Un crecimiento que se debe a que continúa a aumentar la asistencia de estos animales criados en extensivo. Si en 2016 y 2017 se habían instalado varias corraletas para acoger estos ejemplares de difícil manejo, en junio de 2018 se estrenaron 30 corraletas que sumaron en su conjunto un mayor número que las existentes anteriormente y que redujeron el número de animales en cada una de ellas, albergando solamente tres terneros.

Esto supone dos ventajas, por un lado, un mayor bienestar animal y, por otro, que los compradores puedan ver mejor a los animales al no estar tan juntos, lo que facilita su valoración para pujar por ellos. Así, las corraletas siempre están llenas y las zonas donde estaban antes atados, casi vacías.

En cuanto a los terneros de recría, el crecimiento fue de un 6%, pasando de 30.025 animales el pasado año a 31.824 en este, motivado esencialmente por el aumento de la asistencia de operadores comerciales centrados en estos animales a la Central Agropecuaria de Galicia ABANCA.

En cuanto al vacuno mayor, es la única de las categorías que no aumenta en asistencia, sino que desciende en un 7,3%, al pasar de 12.289 a 11.386 ejemplares. Una bajada en la que se sigue reflejando el estricto control sanitario que se está llevando a cabo en la Central, por el cual los servicios sanitarios recomiendan que los animales de categoría inferior no pasen por el mercado y vayan directamente al matadero.

Unas medidas y recomendaciones que desde la Central tienen como objetivo eliminar reses de mala calidad en la subasta y que disuaden a los ganaderos a la hora de llevar este tipo de animales ante un posible expediente. Asimismo, este descenso también estuvo motivado por la merma en el comercio de carne con los países del Magreb, cuya importación se vio afectada por la crisis de la lira turca.

En cuanto a la facturación de las subastas de bovino en 2018, la Central Agropecuaria de Galicia ABANCA registró un 1,7% más que en 2017, ya que pasó de 19.189.985€ a 19.520.545€ este año.

En la de terneros carniceros, su volumen de negocio aumentó un 15,3%, pasando de 3.197.704€ a 3.687.752€. Un crecimiento que viene motivado tanto por el incremento de la asistencia de reses como por el aumento del precio medio en conjunto, un 2% (pasó de 775€/unidad a 791€), lo cual se debe a una subida en todas las categorías. Frisón (un 3,3% de 434€/unidad a 448) y Cruces (un 0,9% de 771€/unidad a 778) por estabilidad del mercado y también Rubios (1,1% de 842€/unidad a 852€), en los cuales se sigue incrementado el precio medio porque sigue aumentando en la Central el número de animales con el sello de calidad Ternera Suprema de Ternera Gallega, por su demanda por parte de los carniceros.

En terneros de recría el incremento se debe esencialmente al aumento de la concurrencia de reses a la subasta, aunque también al incremento del precio medio en la categoría de Cruces, en los cuales hay una cierta estabilidad (un 2,2% más, de 295€/unidad a 301€). Sin embargo, se registró un descenso del precio medio de los Rubios (un 10,2% menos, de 383€/unidad a 343€) por la inestable demanda del mercado. También disminuyó el del Frisón (un 8,5%, de 115€/unidad a 106€) debido a que con la apertura del mercado francés, que había permanecido cerrado hasta este verano, los operadores que venden a cebaderos de Cataluña descendieron su venta para este lugar, que pasó a comprar más en Francia.

En cuanto al vacuno mayor el descenso de las transacciones se debió a una menor asistencia por los motivos ya expuestos. Sin embargo, el precio medio de la categoría en su conjunto aumento un 3,7% (de 838€/unidad a 870€), por un lado porque se sigue aumentando la calidad de los ejemplares de Deshecho por los controles sanitarios (su precio medio aumentó un 1,6%, de 450€ a 457€) y, por otro, porque se consigue cada año un mayor número de animales de calidad en la subasta, de la categoría Extra, aunque su precio medio bajó ligeramente (un 2%, de 1.796€ a 1.760€) y de Primera, que lo subió (un 0,3%, de 1.082€ a 1.086€). En cuanto a la Segunda, también aumentó, un 0,2% (de 718€ a 719€)

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018