Cataluña prevé un descenso del 18,6% de la cosecha de melocotón y nectarina este año

Los primeros datos de la campaña de fruta de hueso en Cataluña apuntan un descenso global de la producción de melocotón y nectarina del 18,6% en relación a 2019, situándose en las 413.050 toneladas.

Por demarcaciones, la producción de melocotón y nectarina en Lleida se elevaría a 379.100 toneladas (-18,7%), en Tarragona sería de 27.110 t (-18,8%); en Barcelona de 5.490 t (-2,2%), y en Girona de 1.350 t (-22,1%).

Estas cifras provisionales de cosecha fueron presentadas este 20 de mayo por el director general de Alimentación, Calidad e Industrias Agroalimentarias del DARP de Cataluña, Carmel Mòdol, que compartió la presentación telemática con el presidente de la Asociación Empresarial de Fruta de Cataluña (Afrucat) , Francisco Torres; el director general de dicha Asociación, Manel Simón; el presidente del Comité de Fruta de Hueso de esta entidad, Francisco Palau, y con el del Comité de Fruta de Pepita, Joan Serentill.

Por grupos de productos, las previsiones indican que el melocotón redondo disminuirá un 21,9% (hasta 95.490 t); el melocotón plano o platerina un 15,1% (113.630 t); la nectarina, un 19,8% menos (181.500 t), y la pavía, un 9,1% (22.430 t).

Carmel Mòdol puso de relieve que «esta puede ser una campaña para recuperar una parte de las pérdidas de los últimos años, porque este año no hay motivos para que el precio en origen al agricultor no sea bueno. Además, hemos de aprovechar el incremento del consumo de este alimento de proximidad, a raíz de la crisis del Covid-19, y la mejora del nivel de percepción saludable de este tipo de frutas entre los consumidores. Algo que también tenemos que mantener de cara al futuro».

Por otro lado, el director general explicó también confía en que, tal y como se comentó en las reuniones de la consellera Teresa Jordà con representantes de las empresas de distribución alimentaria, este año no haya ofertas-reclamo de la fruta de hueso, a precios hundidos en los momentos más álgidos de la cosecha, que presionaban a la baja en campañas anteriores  los precios de los productores, llevándolos a ser inferiores a los costes de producción.

En relación al Plan de Arranques 2018-2020, Mòdol señaló que, por parte del sector, “no se terminó de aprovechar el tope  máximo de 2.000 hectáreas, que se podían acoger al mismo, pero que, aún así, éste actuó como motor, permitiendo disminuir la capacidad productiva”.

El responsable del DARP afirmó, al respecto, que ya se habían abonado las subvenciones correspondientes a unas 650 hectáreas y  que en julio se cerrará la certificación de las más de 800 ha, que tienen hasta el 15 de ese mes para llevar a cabo el arranque solicitado. Superado el plazo para acogerse al Plan, existen productores que, por motivos empresariales, también han decidido finalmente arrancar.

Avance de la cosecha

En relación a la cosecha de fruta de hueso, aunque depende de cada municipio, se prevé que se produzca 5-7 días antes que el año pasado, aunque hay otras zonas que están en iguales fechas que el pasado año o incluso con hasta 7/10 días de retraso.

Asimismo, el DARP destacó la tendencia, iniciada a posteriori del veto comercial ruso, de una ralentización en el crecimiento del número de hectáreas plantadas que, básicamente, consisten en la renovación de plantaciones. Se arrancan todos los grupos de frutales de hueso, pero especialmente el melocotón redondo y la nectarina amarilla.

Por otro lado, la cosecha, que se iniciará en breve, destaca también en la actual campaña por todas las limitaciones causadas por las medidas preventivas ante la crisis sanitaria provocada por el Covid-19 (dificultad en encontrar mano de obra, necesidad de implantar protocolos, uso masivo de EPIS, incremento de los precios de la logística y transportes) que, en general, se traducirán en un incremento de los costes de producción, que se sumarán al alza del 6%, según el nuevo convenio, de los salarios de los trabajadores de las centrales de  compra y acondicionado de la fruta.

Sin embargo, señala Manel Simón, director general de Afrucat, “el importante descenso en las previsiones de la cosecha de fruta de hueso en Cataluña, sumadas al descenso general que se prevé en Europa, llevará al sector productor a poder defender los precios, y más teniendo en cuenta como está yendo el principio de campaña en el Sur.”

Según Simón, normalmente los precios de la fruta más temprana comienzan siendo altos, pero «en estas últimas semanas ya habrían bajado, y este año se mantienen las buenas cotizaciones por lo que todo hace pensar que puede haber una mayor competencia para hacerse con los melocotones y nectarinas en los mercados, porque no habrá para todos”.

Otro de los elementos claves de la campaña, se apunta desde Afrucat, es la calidad excepcional de la fruta que se prevé cosechar, con buenos calibres y con unos elevados grados Brix de madurez y dulzor.

Por su parte, Francisco Palau, presidente del Comité de Fruta de Hueso de esta Asociación de Organizaciones de Productores (AOP), aseguró que «si no aprovechamos una campaña, que se prevé perfecta, como ésta, con baja producción en toda Europa, excelente calidad de la fruta, sensibilidad del consumidor por las frutas y verduras… ya no sé qué más podemos pedir y quizás el problema es otro.”

El DARP recuerda que las Administraciones catalana y locales, junto con el sector productor, han elaborado un documento que fija los criterios y las recomendaciones de actuación en actividades y empresas agrarias de cara al inicio de la campaña agraria.

La cosecha definitiva de fruta de hueso en Cataluña en 2019 (campaña 2019/20) fue de 507.270 toneladas, superior a la del año anterior, pero sin llegar a la elevada producción de 2017, un año que fue considerado excepcional.

Informe pdf DARP: CATFrutHueso


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para acceder o registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018