Castilla y León contará por fin con la primera organización interprofesional de la patata en España

Tras un gran esfuerzo administrativo llevado a cabo durante el confinamiento, el sector productor ha conseguido reunir los apoyos necesarios para constituir por fin la organización interprofesional de la patata (Oipacyl), superando el 51 % de la superficie regional para obtener su reconocimiento.

La Interprofesional de la patata de Castilla y León presentó este lunes 20 de julio en el Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (Itacyl), al consejero de Agricultura, Jesús Julio Carnero, la solicitud para su reconocimiento.

En la reunión estuvieron presentes, como socios fundadores, representantes de las organizaciones profesionales (ASAJA, la Alianza por la Unidad del Campo UPA-COAG, y la Unión de Campesinos (UCCL), así como la Unión Regional de Cooperativas de Castilla y León (Urcacyl) por la rama de la producción, junto con representantes de la Asociación de Productores de Patata de Castilla y León, que en el año 2018 se integró también en este sector, y la Asociación de Operadores de Patata en Origen de Castilla y León (Asopocyl) por la rama de la transformación.

Durante el acto, los representantes de la Interprofesional presentaron la solicitud para el reconocimiento de la misma, junto con la documentación correspondiente que se recoge en el Decreto 20/2015, de 20 de marzo que regula el reconocimiento de las interprofesionales en la Comunidad Autónoma, Decreto que se dictó como desarrollo de la Ley 1/2014 Agraria de Castilla y León, de 19 de marzo.

Se culmina así un proceso que tiene su base en la Ley Agraria de Castilla y León regulando las interprofesionales y dando lugar así a la constitución de la Asociación Interprofesional de la Patata de Castilla y León.

Para que una interprofesional pueda ser reconocida debe acreditar que representa, en el ámbito territorial de la Comunidad Autónoma, al menos el 51% de las producciones afectadas en el sector de la producción y en el de la transformación y/o comercialización.

La representatividad en el sector transformador se logró en un corto espacio de tiempo. Sin embargo, el camino para alcanzar este porcentaje en el sector productor ha tenido un largo recorrido. Tras una intensa labor de divulgación y promoción a través de boletines informativos, circulares y jornadas informativas, por fin se alcanzó dicho objetivo.

La orden de reconocimiento, que se dictará en un plazo muy breve, será el último paso administrativo para su puesta en marcha. Así, Carnero recordó que “la Organización Interprofesional de la patata nace como un lugar de encuentro, de trabajo estable y conjunto y de diálogo permanente entre los distintos operadores para alcanzar sus objetivos y para la mejora del sector de la patata de Castilla y León. Los mensajes transmitidos por la interprofesional, deben ser la referencia del conjunto del sector”.

La Interprofesional, en el ejercicio de sus funciones, debe mejorar el conocimiento, la eficiencia y la transparencia del mercado, debe impulsar la mejora de la calidad del producto en todas sus fases y contribuir a un adecuado funcionamiento de la cadena alimentaria, por lo que el contacto y diálogo permanente con la distribución debe estar entre sus objetivos fundamentales, se indicó desde la Consejería de Agricultura.

En la reunión, el consejero se comprometió a prestar todo el apoyo necesario a la Interprofesional de la patata y destacó además “la importancia que posee un órgano de este tipo, por la coordinación y colaboración que suponen tanto para la producción como para la transformación, haciendo ver así el valor que adquiere como instrumento fundamental dentro de la Cadena Alimentaria”.

En definitiva, añadió Carnero, es un gran paso para el campo de Castilla y León, aunque la Consejería tiene claro que se debe seguir avanzando ante los retos más inmediatos, como son  consolidar la Interprofesional, abrir un canal de comunicación permanente con la distribución para intentar llegar a acuerdos beneficiosos para todos, mejorar la profesionalización de todos los agentes del sector y promover el consumo entre la población.

El sector de la patata en Castilla y León

El cultivo de la patata es de gran importancia en Castilla y León, al ser ésta la Comunidad Autónoma con mayor superficie dedicada a su cultivo y la que tiene una mayor producción.

Los datos de la última campaña arrojan una superficie que supera las 19.000 ha y una producción de 0,93 millones de toneladas, el 27,96 % y el 41,1 %, respectivamente, del total nacional.

Además, el rendimiento medio de 49,1 t/ha, también de la última campaña, es el más alto de toda España. Esto evidencia el alto grado de profesionalización de sus productores.

El valor económico de los cultivos de patata, aunque tenga variaciones notables entre las distintas campañas (por la coyuntura de producciones y precios) es muy relevante, superando en determinados años los 200 millones de euros.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018