Castilla y León subvenciona proyectos para llevar Internet a 222 pequeños pueblos

La Junta de Castilla y León aprobó subvencionar catorce proyectos de redes de nueva generación para llevar Internet a 30.000 habitantes de 222 localidades en zonas de baja densidad de población.

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente concedió subvenciones por importe de más de 1,5 millones de euros a catorce nuevos proyectos de redes de nueva generación, presentados por cinco operadoras diferentes, que llevarán Internet a una población de 30.000 habitantes, hasta ahora sin cobertura, en zonas despobladas de Castilla y León.

El Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) publica este viernes 3 de octubre la resolución de la convocatoria de ayudas.

Treinta mil habitantes que hasta ahora carecían de cobertura para recibir servicios de banda ancha de alta o muy alta velocidad se verán beneficiados con los catorce proyectos que desplegarán las cinco operadoras, Telefónica, Redytel, Merino, Setel y Redes Ópticas, que llevarán la señal a 222 entidades de menos de 500 habitantes de las provincias de Burgos, León, Palencia, Soria, Salamanca, Segovia y Valladolid.

El BOCyL publica la distribución de las ayudas y los proyectos de cada una de las operadoras: Telefónica desarrollará siete proyectos en las provincias de León, Soria, Burgos, Segovia, Palencia y Valladolid,  con 1,2 millones en subvenciones; la operadora Merino recibirá 124.029 euros de subvención para su proyecto en la provincia de León; Redes Ópticas pondrá en marcha tres proyectos en Salamanca, con 96.747 euros de subvención; Setel, dos proyectos también en Salamanca, para los que ha recibido 83.512 euros de subvención; y por último, Redytel extenderá un proyecto en León, con una subvención de 68.142 euros, completando el presupuesto de la convocatoria que ascendió a 1.560.000 euros, que financiará el 90 % del coste de los proyectos.

Estas subvenciones se verán complementadas con la línea de ayudas que anualmente convoca la Secretaría de Estado para la Sociedad de la Información y la Agenda Digital que se resolverá en breve y que puede dar como resultado del trabajo conjunto y coordinado de ambas Administraciones una financiación pública de 14,5 M€ para Castilla y León, lo que permitirá que la banda ancha de alta velocidad experimente un importante avance el próximo año.

De los catorce proyectos subvencionados, ocho son proyectos de redes de 100 Mbps, de fibra óptica hasta el hogar, que llegarán a 29 pequeños núcleos de población de las provincias de León, Soria, Palencia, Segovia, Burgos y Valladolid, con una población conjunta de 8.000 habitantes.

Las subvenciones para estos proyectos han sido de 1.260.000 euros. Los otros seis proyectos son de redes de 30 Mbps, que darán cobertura a 24.000 ciudadanos de 193 localidades de las provincias de León y Salamanca, que han recibido subvenciones por importe de 300.000 euros.

Banda ancha de alta velocidad

El objetivo de estas subvenciones convocadas por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente es acelerar la extensión de la cobertura de las redes públicas de comunicaciones electrónicas capaces de proporcionar servicios de banda ancha de alta velocidad a las zonas sin cobertura actual ni prevista en los próximos tres años.

Las zonas objetivo de la convocatoria eran aquellas consideradas ‘zonas blancas’, es decir, donde no haya ningún operador prestando servicios de 30 Mbps o más, de acuerdo con el mapa de cobertura elaborado por la Secretaría de Estado para la Sociedad de la Información y la Agenda Digital, y aquellas entidades de población que tengan una población no superior a los 500 habitantes.

La valoración de los proyectos ha tenido en cuenta y así lo recogía la convocatoria, la consideración de zonas prioritarias a las entidades singulares de población incluidas en el Plan de Dinamización Económica de los Municipios Mineros para el periodo 2016-2020 y aquellas que se beneficiaran del Programa de Dinamización con Mayores Desafíos Demográficos de Castilla y León.

Los proyectos presentados por las operadoras debían tener como objetivo tanto el despliegue de redes de acceso de alta velocidad, como la inclusión de los enlaces entre las centrales de conmutación y puntos de concentración intermedios anteriores al domicilio del usuario, con capacidad suficiente para proporcionar acceso a otros operadores que lo soliciten.

 El desarrollo de la banda ancha es fundamental para el crecimiento y la innovación en todos los sectores de la economía y contribuye a la cohesión social y territorial. La Junta de Castilla y León ha venido realizando un esfuerzo muy importante desde el año 2002 para impulsar la extensión y la mejora de la banda ancha, con una aportación de 40 M€ en ayudas que a su vez han promovido otros 40 millones en inversiones por parte de las operadoras privadas.

Los últimos datos oficiales relativos a 2016 sobre la situación de la banda ancha en Castilla y León muestran que el 97,3 % de la población dispone de un servicio superior  al universal (1MG), cinco puntos más que en el último informe de 2015, y el 85,1 % un servicio superior a los 10 MG si se combinan todas las tecnologías disponibles, tres puntos más que en el 2015.

La situación ha evolucionado muy positivamente como consecuencia del despliegue de la tecnología 4G, con una cobertura que alcanza un 79,9 %. No obstante, continúa habiendo zonas donde el servicio puede no tener la calidad o las prestaciones demandadas, situación que la Consejería de Fomento y Medio Ambiente trata de revertir impulsando acuerdos con los operadores para superar las restricciones impuestas por el régimen de libre mercado y siempre bajo la coordinación de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, competente en la materia.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, destacó los esfuerzos por la implantación de Internet en toda la Comunidad y ha cifrado en 6.000 personas las que no tienen acceso a la red. “No es mucha gente pero nos preocupa muchísimo porque son sitios donde se puede llevar a cabo una actividad agrícola y ganadera o empresarial de turismo rural y la vida sin Internet es imposible en este momento”, declaró.

“Somos conscientes de que vivimos en un territorio muy amplio, donde la población está muy dispersa, muy envejecida, con una climatología y orografía muy complejas lo que hace que el mundo de las telecomunicaciones sea mucho más dificultoso que en otras comunidades autónomas”.

 La Agenda Digital de Castilla y León

La Agenda Digital para Europa pretende garantizar que en 2020 todos los europeos tengan acceso a unas velocidades mínimas de Internet de 30 Mbps y que el 50 % de los hogares europeos estén abonados a conexiones superiores a los 100 Mbps. Siguiendo esta senda, la Junta de Castilla y León desarrolla su programa de Agenda Digital para Castilla y León con cuatro líneas principales: las infraestructuras de telecomunicaciones, la economía digital, la administración electrónica y los servicios públicos digitales y la adaptación digital de la ciudadanía e innovación social.

El presupuesto para 2018 para proyectos  de la Dirección General de Telecomunicaciones asciende a 13,77 Mt, que permitirán seguir consolidando la transformación digital de la Comunidad conforme a los programas y objetivos fijados en la Agenda Digital.

El próximo año está previsto casi duplicar el importe de las ayudas por parte de la Junta de Castilla y León y añadir una convocatoria de ayudas para la extensión de la banda ancha a los polígonos industriales.

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018