Carles Peris, nuevo secretario general de LA UNIÓ de Llauradors i Ramaders de la Comunidad Valenciana

Carles Peris sustituye a Ramón Mampel en una Comisión Ejecutiva renovada y con una media de edad de 47 años, que incorpora también una mujer.

Carles Peris, productor de cítricos de 41 años de Les Alqueries (La Plana Baixa) fue  elegido el pasado fin de semana en la localidad de Alboraya nuevo secretario general, en sustitución de Ramón Mampel, en el XIV Congreso de LA UNIÓ de Llauradors i Ramaders. Peris era en la actualidad responsable de cítricos de la organización desde hace dos años.

La nueva Comisión Ejecutiva formada por nueve personas, muy renovada ya que sólo repiten dos, está formada, además de por Peris, por Isabel Navarro (productora de uva de vinificación, frutos secos y olivar de Utiel-Requena), Juan Miguel Montaner (que repite, productor de hortalizas de la Vega Baja); Fernando Durá (productor de arroz, cítricos y caqui de la Ribera Baixa); Luis Javier Navarro (productor de uva de vinificación, frutos secos y olivos); Paco Benavent (productor de cítricos, granadas, caquis y olivos de la Vall d’Albaida); Eduard Martí (productor de cítricos y caqui); Juan Francisco Vidal (productor de porcino, frutos secos, olivos y uva de vinificación) y Paco Rubio (productor de ovino y hortalizas en ecológico).

Otro aspecto a destacar de la nueva comisión ejecutiva es la edad media de las personas que la forman, 47 años, en el contexto de una población agraria muy envejecida en la Comunitat Valenciana.

En el acto de clausura intervino una destacada representación de la sociedad de la Comunitat Valenciana y cerraron el acto el propio Carles Peris, nuevo secretario general de LA UNIÓ y la consellera de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, Elena Cebrián.

Carles Peris, en su primer discurso como secretario genera, señaló que “conseguir una distribución del beneficio generado a lo largo de la cadena agroalimentaria de una forma más justa y equitativa, para que no perjudique tanto a los agricultores y ganaderos, es uno de los retos que se plantea esta nueva Comisión Ejecutiva”.

Sobre el necesario relevo generacional, Peris indicó que “todas las medidas fiscales y las que se implanten serán insuficientes si no conseguimos hacer de la actividad agrícola y ganadera una actividad económica rentable”.

En referencia al amplio espectro de la sociedad valenciana presente en la clausura el nuevo secretario general de LA UNIÓ, indicó que “buscaremos y reforzaremos complicidades y alianzas con vosotros; generaremos propuestas, iniciativas, informes y acciones, que intentaremos estén fundamentados, y en las que nos gustaría contar con vuestra participación para que nos aportéis vuestra visión”.

Informe general y ponencia política agraria

El sábado 10 de noviembre se aprobó el Informe General de la Comisión Ejecutiva, aprobado sin ningún voto en contra, realiza una valoración positiva de estos cuatro años transcurridos desde el anterior Congreso, tras considerar que la organización es “apreciada, valorada y respetada por el sector agrario, instituciones, partidos políticos, medios de comunicación y conjunto de la sociedad.

Sin embargo, realiza una autocrítica “para ser más eficaz en la defensa de las numerosas reivindicaciones pendientes y la necesidad de orientar con más velocidad a la organización a la búsqueda de soluciones”.

En este sentido se apuesta por “dar soluciones a los problemas y retos que plantea el futuro de los agricultores y ganaderos profesionales” y de ahí el lema del Congreso: Soluciones a una agricultura y ganadería de futuro #LaUnióSomFutur.

También se aprobó ayer la Ponencia de Política Agraria, una serie de propuestas realistas y necesarias para acometer a corto y largo plazo, con la finalidad de que los respectivos Gobiernos cumplan con los objetivos y mandatos recogidos en el Tratado Fundacional de la Unión Europea, la Constitución Española y el Estatuto de Autonomía de proteger y fomentar un sector agrario valenciano competitivo y a los principales actores de esta actividad que no son otros que las personas que profesionalmente se dedican a la agricultura y ganadería.

Algunas de estas propuestas pasan por establecer medidas y políticas que beneficien a los profesionales del sector agrario; un mercado justo, ético, transparente, equitativo y sostenible; la mejora de la eficiencia de las explotaciones; el incremento de la estabilidad de los ingresos agrarios; costes de producción que sean asumibles para los agricultores y ganaderos; la creación de valor añadido para nuestras producciones; el impulso del relevo generacional; unas prestaciones y cotizaciones sociales dignas para las personas profesionales agrarias, y unas políticas para la adaptación y mitigación contra el cambio climático

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018